Althaea officinalis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Malvavisco
Althea officinalis.jpg
A. officinalis
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Dilleniidae
Orden: Malvales
Familia: Malvaceae
Subfamilia: Malvoideae
Tribu: Malveae
Género: Althaea
Especie: Althaea officinalis
Malvavisco, caramelos
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 320 kcal 1340 kJ
Carbohidratos 81.30 g
 • Azúcares 57.56 g
 • Fibra alimentaria 0.1 g
Grasas 0.20 g
Proteínas 1.80 g
Agua 16.40 g
Retinol (vit. A) 0 μg (0%)
Tiamina (vit. B1) 0.001 mg (0%)
Riboflavina (vit. B2) 0.001 mg (0%)
Niacina (vit. B3) 0.078 mg (1%)
Vitamina B6 0.003 mg (0%)
Vitamina C 0 mg (0%)
Vitamina E 0 mg (0%)
Vitamina K 0 μg (0%)
Calcio 3 mg (0%)
Hierro 0.23 mg (2%)
Magnesio 2 mg (1%)
Fósforo 8 mg (1%)
Potasio 5 mg (0%)
Sodio 80 mg (5%)
Zinc 0.04 mg (0%)
% CDR diaria para adultos.
Fuente: Malvavisco, caramelos en la base de datos de nutrientes de USDA.
[editar datos en Wikidata ]

El malvavisco, bismalva o hierba cañamera (Althaea officinalis) es una planta herbácea eurasiática, cultivada desde la antigüedad por sus propiedades medicinales.

Ilustración

Descripción[editar]

Althaea officinalis en las marismas en Bretaña

El malvavisco es una hierba, cuyos tallos alcanzan el metro y medio de alto; son erectos, de color blanquecino y ligeramente pubescente. Se ramifican apenas.

Detalle de la flor

Las hojas con un tamaño de hasta 10 cm de alto por 7 cm de ancho, son también pubescentes, con pelillos blancos, cortos y apretados; dan por ello la sensación de estar empolvadas, tanto por el haz como por el envés. Están lobuladas 2 ó 3 veces, y tienen forma romboidal; se nota en ellas destacadamente la nerviación. Nacen al extremo de un largo peciolo, que se va acortando a medida que se aproxima al extremo de la planta; poseen estípulas axiales, aunque estas se caen.

Las flores, de color blanco o ligeramente rosadas, son axilares con un corto pedúnculo. Pueden darse solitarias, pero normalmente aparecen en fascículos axilares. El cáliz cuenta con cinco sépalos soldados y tiene epicáliz o un conjunto de brácteas que están encima del cáliz, de tal forma que parece que cuente con un segundo cáliz con 6 u 8 piezas de forma lanceolada. Los cinco pétalos, de hasta 2 centímetros de ancho, están unidos a un tubo estaminal cilíndrico, el androceo, que tiene los estambres ramificados o meristémonos, muy vistosos pues las anteras son de color violeta o purpúreas.

El fruto es un esquizocarpio en forma de disco, de hasta dos centímetros de diámetro y con un ancho de medio centímetro. Éste está formado por 15 a 25 unidades más pequeñas, llamadas mericarpos; las semillas permanecen unidas hasta que se desprenden a modo de gajos para caer al suelo. Son vellosas y de color verde.

La raíz es gruesa, y va cobrando mayor tamaño con la edad. Es rica en almidón, y posee un distintivo gusto dulzón causado por la fuerte concentración de polisacáridos; contiene además pectina y varios flavonoides.

Vista de la planta
Ilustración en Flora Batava

Ecología[editar]

De esta especie se alimentan las larvas de la polilla Acontia lucida.

Usos[editar]

Las hojas, flores y raíz del malvavisco tienen propiedades medicinales. La tisana de las primeras tiene propiedades expectorantes, diuréticas y emolientes; ya Teofrasto la recomendaba para tratar la tos, y Horacio documentó sus propiedades para el tracto digestivo. Hoy se consume sobre todo para aliviar la uretritis y los cálculos renales, para lo cual se recogen los brotes tiernos en verano. Se prepara también con las hojas un emplasto antiinflamatorio para las picaduras de insecto, y la tisana se emplea para lavar heridas o quemaduras por sus propiedades ligeramente antisépticas y analgésicas.

La raíz, cosechada a finales del otoño, tiene propiedades similares; se emplea para tratar problemas digestivos, inflamaciones bucales y como laxante, así como para aliviar las molestias del síndrome del colon irritable. Externamente, se usa la infusión de la misma o en emplastes para tratar irritaciones, abscesos y úlceras. De Dioscórides se conserva la siguiente receta de una tisana para la tos:

Se necesita una onza de raíz por litro de agua para preparar la tisana. Se realiza sin que el agua llegue a hervir, con un calor muy suave, que pueda soportarlo la mano, y aun en frío, la raíz se corta a pedacitos y se deja en maceración durante tres o cuatro horas. Se sirve con azúcar o miel y se aprovecha para ablandar la tos.

Principios activos: en las raíces: mucílagos (5-25%): galacturonorramnanas, arabino, glucano arabinagalactana. Pectina (10%), asparagina, betaína, lecitina, fitosteroles, taninos, trazas de aceite esencial. En las flores: mucílago (5-10%), trazas de aceite esencial, flavonoides. En las hojas: mucílagos (10%), almidón, trazas de aceite esencial.[1]

Indicaciones: La abundancia de mucílagos, sobre todo en la raíz, le confiere propiedades como antiinflamatorio-demulcente, béquico, expectorante y laxante. Emoliente.Indicado para gripe, resfriados, faringitis, laringitis, bronquitis, enfisema, asma. Estomatitis, gastritis, úlcera gastroduodenal, síndrome del intestino irritable, estreñimiento, diarreas. Por su acción demulcente, está indicado su uso tópico en quemaduras, abscesos, forúnculos, gingivitis y faringitis.Debido a su abundancia de mucílagos, puede verse reducida la absorción de otras substancias medicamentosas, si se toman al mismo tiempo. Por el contrario, puede ser un interesante complemento terapéutico para prevenir la aparición de molestias gástricas cuando se prescriban tisanas con un elevado contenido en taninos. Cuando se prescriba a diabéticos, el médico deberá controlar la glucemia para ajustar, si es necesario, las dosis de insulina o de los antidiabéticos orales.[1]

Se usa la raíz, eventualmente las flores y las hojas.Las flores se recolectan en plena floración y se secan a la sombra. Las hojas después de la floración. Las raíces se recogen a fines de otoño, se le raspan la corteza y las fibras hasta que quede bien blanca y se corta en trocitos.

Gargarismos, lavados y compresas antiinflamatorias: Hervir un puñado de raíces en un litro de agua durante 10 minutos. Añadir al agua del baño para calmar las irritaciones. Dolores reumáticos y toses rebeldes: Echar una cucharada de flores y hojas secas en una taza con agua hirviendo, colar y endulzar con miel. Conciliar el sueño y problemas respiratorios:Macerar 100 g. de raíces secas en un litro de agua durante 24 horas. Filtrar y endulzar con azúcar. Tomar una copita antes de acostarse. Decocción de raíz: 10-20 g/l, tres tazas al día (más agradable que la infusión de flores y de hojas). Infusión de hojas y flores: 5 g por taza. Infundir 10 minutos, tres o más tazas al día. Infusión de hojas y flores (uso externo): 50 g/l, en forma de compresas, colutorios o gargarismos. Decocción de raíces (uso externo): 20 a 30 g/l, aplicada en forma de compresas, lociones, colutorios y gargarismos.[1]

Taxonomía[editar]

Althaea officinalis fue descrita por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum 2: 686. 1753.[2]

Citología

Número de cromosomas de Althaea officinalis (Fam. Malvaceae) y táxones infraespecíficos Althaea officinalis L.[3]

Etimología

Althaea: nombre genérico del Griego αλθαία, -ας, derivado de άλθω, médico, medicina, curar; luego al Latín althaea, -ae, el Malvavisco o altea (Althaea officinalis), pero también otras malváceas.[4]

officinalis: epíteto latíno que significa "planta medicinal de venta en herbarios"[5]

Sinonimia

Nombre común[editar]

  • Castellano: altea, altea áspera, altea común, bismalva, camarmaje, cañamera, hierbacañamera, hierba cañamera, lavaradisco, malbaxuni, malbaxuri, malvabisco, malvarisco, malvarizco, malvavisco, malvavisco común, malvavisco verdadero, malvavizco, malvisco, marmait, matilla cañamera, muelle, vivisco, yerba cañamera.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c «Althaea officinalis». Plantas útiles: Linneo. Consultado el 15 de octubre de 2009.
  2. «Althaea officinalis». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 4 de noviembre de 2012.
  3. Proves Contribuiçao para o conhecimento citotaxonómico das spermatophyta de Portugal. XVI. Malvaceae Queirós, M. (1977) Bol. Soc. Brot. ser. 2 51: 187-199.
  4. Althaea en Flora Ibérica, RJB/CSIC, Madrid
  5. En Epítetos Botánicos
  6. http://www.tela-botanica.org
  7. «Althaea officinalis». Real Jardín Botánico: Proyecto Anthos. Consultado el 1 de septiembre de 2010.

Bibliografía[editar]

  • Flora of China Editorial Committee, 2007. Fl. China Vol. 12.
  • Ceballos Jiménez, Andrés (1986). Diccionario Ilustrado de los Nombres Vernáculos de las Plantas en España. I.C.O.N.A. 
  • Font Quer, Pío (1990). Plantas Medicinales. El Dioscórides renovado. Barcelona: Labor. 
  • VV. AA. (1993). Flora Ibérica. Plantas vasculares de la Península Ibérica e Islas Baleares. Vol. III Plumbaginaceae (partium). Madrid: Real Jardín Botánico, C.S.I.C. 

Enlaces externos[editar]