Alfred Jules Ayer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Alfred Jules Ayer

Sir Alfred Jules Ayer (Londres, 29 de octubre de 1910 - ibid., 27 de junio de 1989). Pedagogo y filósofo británico, padre del positivismo lógico. Divulgador en Inglaterra de la obra y de la filosofía del Círculo de Viena. Su obra principal fue Lenguaje, Verdad y Lógica, editada en 1936, en ella defendió las tesis capitales del Positivismo o empirismo lógicos, en particular la doctrina estricta de la verificación, la separación completa entre enunciados lógicos (tautológicos) y enunciados empíricos, la imposibilidad de la metafísica por constituir un conjunto de pseudoproposiciones, es decir, de enunciados que no pueden ser ni verificados empíricamente ni incluidos dentro del cálculo lógico y, finalmente, la necesidad de reducir la filosofía al análisis. En la segunda edición de la mencionada obra, Ayer sometió algunas de las citadas tesis a revisión. En particular sucedió esto con el Principio de verificación, que admitió no solamente en un sentido «fuerte», sino también, y sobre todo, en un sentido «débil», proporcionando, por consiguiente, un criterio más «liberal» del mismo. Sometió asimismo a revisión su tesis de lo a priori como puramente analítico tautológico. Finalmente, insistió en los problemas que plantea el conocimiento empírico. Estos últimos problemas le condujeron en su obra sobre las bases del conocimiento empírico a un examen a fondo de los datos de los sentidos (sense data), con la conclusión de no se trata de estados mentales, pero tampoco de modificaciones de ninguna substancia, física o biológica.

En su lección inaugural en Oxford sobre «filosofía y lenguaje», Ayer considera que la filosofía oxoniense del «lenguaje corriente» no es, ni es deseable que sea, una pura «filosofía lingüística», sino un análisis del lenguaje en tanto que describe hechos. De no ser tal, la filosofía lingüística se convertiría en un fin en sí misma o. mejor, en un medio que pretendería pasar por fin. Pues la filosofía se debe interesar en las «fotografías» y no sólo en «el mecanismo de la cámara fotográfica». Por otro lado, la filosofía no debe ni tratar sólo de hechos, ni sólo de teorías, sino de los «rasgos arquitectónicos de nuestro sistema conceptual» en tanto que este sistema pretende describir o explicar hechos. Lo cual marca, como Ayer reconoce, un cierto «retorno a Kant», bien que a un Kant sin ninguna “antropología a priori”

Entre otras de sus obras se encuentran "Pensamiento y significación" (1947), "Los fundamentos del conocimiento empírico" (1950), "El problema del conocimiento" (1956), "Filosofía y lenguaje" (1961), "Hume" (1980), "La filosofía del Siglo XX" (1982).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  • Ferrater Mora, José. Diccionario de Grandes Filósofos. Tomo 1. pp. 46-47. 

Bibliografía[editar]

  • Alfred Ayer, Lenguaje, verdad y lógica, Eudeba, Buenos Aires, 1971.
  • Alfred Ayer, Ensayos filosóficos, Ariel, Barcelona, 1979
  • Alfred Ayer, Parte de mi vida, Alianza, Madrid, 1982
  • Alfred Ayer, El sentido de la vida y otros ensayos, Península, Barcelona, 1992
  • Alfred Ayer (comp.); El positivismo lógico, Fondo de Cultura Económica, México, 1993
  • Nicolás Zavadivker Alfred Ayer y la teoría emotivista de los enunciados morales, en revista Anuario Filosófico de la Universidad de Navarra, nº 3 de 2008
  • Rabossi, Eduardo, Análisis filosófico, lenguaje y metafísica, Monte Ávila, Caracas, 1977

Enlaces externos[editar]