Agencia Nacional de Inteligencia de Chile

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Agencia Nacional de Inteligencia de Chile
Información
Fundación 2004
Sede Santiago (Chile)
Presupuesto anual $5.253.343.000[1]
Dirección Gustavo Villalobos (Director)
Dependiente de Ministerio del Interior y Seguridad Pública
Cronología
DISPI o "La Oficina" ◄ Actual ►

La Agencia Nacional de Inteligencia (conocido también por el acrónimo ANI), es un organismo público chileno creado el año 2004 para coordinar y asesorar al presidente de la república en materia de inteligencia. Depende administrativamente del Ministerio del Interior.

Su actual director es Gustavo Villalobos, último director de "La Oficina" (nombre con que era conocida la Dirección de Seguridad Pública e Informaciones) y primer director de la ANI, entre 2004 y 2010, cuando fue reemplazado por el exfiscal adjunto de Quillota, Gonzalo Yuseff Quirós.[2]

Antecedentes históricos[editar]

La historia de los servicios de inteligencia chilenos se origina a mediados del siglo XIX, cuando se crea un Servicio Secreto Militar, destinado a realizar operaciones especiales, cuya más destacada labor se concentró en la Guerra del Pacífico, efectuándose varias misiones exitosas, recreadas en una novela militar muy popular en Chile, Adiós al Séptimo de Línea de Jorge Inostroza Cuevas.

La profesionalización llegó con la reestructuración prusiana del Ejército, cuando se creó la Dirección de Inteligencia del Ejército o DINE. Paralelamente, la Armada y la Fuerza Aérea crearon sus propios servicios de inteligencia como ANCLA o Inteligencia Naval y el Servicio de Inteligencia de la Fuerza Aérea (SIFA).

Durante la dictadura militar de Augusto Pinochet se creó una policía política, la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Este organismo estaba dirigido especialmente a combatir a los partidos y movimientos de izquierda como el Partido Socialista, el Partido Comunista y el MIR , entre otros. Su primer director fue Manuel Contreras.

Esta institución fue disuelta para crear en su remplazo la Central Nacional de Informaciones, CNI. La CNI a diferencia de la DINA debió operar dentro de un margen legal, contribuyendo a disminuir la brutal violencia que caracterizó a la DINA. La CNI tenía un rol más preventivo dentro del cual además de realizar espionaje a opositores e infiltrarse en organizaciones sociales y políticas opositoras, prestaba asesoría a la presidencia y a la Junta de Gobierno en diversos ámbitos como análisis económico-financieros, política internacional, etc. La función represiva se tornó más selectiva.[cita requerida]

Es importante indicar que la CNI operaba públicamente, no así la DINA, incluso varias veces actuó como auxiliar de la justicia, como ocurrió en el caso degollados donde fue la CNI quién logró aclarar y probar que el crimen fue perpetrado por efectivos de Carabineros. La CNI tuvo un perfil más profesional de la inteligencia debido a que sus creadores eran especialistas en la materia. La Dina fue disuelta en 1977 y la CNI fue disuelta en febrero de 1990.

Actualidad[editar]

La Agencia Nacional de Inteligencia fue creada por la ley N° 19.974 de 2004,[3] estableciéndose sus funciones, las normas aplicables, y el secreto y reserva con el cual actúa.

Su máxima autoridad es el Director, cargo de la exclusiva confianza del presidente.

La agencia, según la normativa vigente a 2006, cuenta con una planta aproximada de 125 personas. Es la continuadora legal de la Dirección de Seguridad Pública e Informaciones (llamada popularmente como La Oficina) creada en 1993.

Su labor principal es realizar inteligencia político-estratégica, ya que dentro del llamado Sistema de Inteligencia del Estado de Chile, cumple la labor de inteligencia militar la Dirección de Inteligencia de las Fuerzas Armadas de Chile y la inteligencia policial es cumplida por las Direcciones o Jefaturas de Inteligencia de (Carabineros e Investigaciones). La Dirección de Inteligencia de Defensa del Estado Mayor de la Defensa Nacional, es también como organismo colaborador de las instituciones armadas.

Directores[editar]

Atentado[editar]

El 28 de enero de 2006 fue detonada una bomba en la entrada de las oficinas de la ANI en calle Tenderini de la ciudad de Santiago. El evento que dejó a un funcionario de aseo municipal herido, fue reivindicado por las desconocidas y autodenominadas Fuerzas Autónomas y Destructivas [[1]].

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]