Adolfo Díaz Recinos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Adolfo Díaz Recinos
Adolfo Díaz Recinos
Adolfo Díaz Recinos

14 de noviembre de 1926-1 de enero de 1929
Predecesor Sebastián Uriza
Sucesor José María Moncada

9 de mayo de 1911-1 de enero de 1917
Predecesor Juan José Estrada Morales
Sucesor Emiliano Chamorro Vargas

Datos personales
Nacimiento 15 de julio de 1875
Bandera de Costa Rica Alajuela, Costa Rica
Fallecimiento 29 de enero de 1964
Bandera de Costa Rica San José, Costa Rica
Partido Conservador
Profesión Administrador de empresas y político

Adolfo Díaz Recinos (Alajuela, Costa Rica, 01875-07-15 15 de julio de 1875San José, Costa Rica, 01964-01-29 29 de enero de 1964) fue un administrador de empresas y político nicaragüense, que ocupó la presidencia de Nicaragua en dos ocasiones, primero entre el 9 de mayo de 1911 y el 1 de enero de 1917 y luego desde el 14 de noviembre de 1926 hasta el 1 de enero de 1929.

Biografía[editar]

Nacido en la provincia de Alajuela, Costa Rica en 1875, se desempeñó como Secretario de la "La Luz y Los Angeles Mining Company", una compañía estadounidense de Delaware, que poseía las minas de Oro más grandes en el este de Nicaragua. Esto le permitió establecer fuertes lazos con la Legación Americana en Managua y llegar a ser hombre de confianza.

Revolución libero-conservadora de 1912[editar]

Durante su primer mandato tuvó que enfrentar la rebelión de los Generales Luis Mena, un conservador y su Ministro de la Guerra, y Benjamín Zeledón un héroe militar liberal, en la mal llamada "Guerra de Mena" entre el 29 de julio y el 6 de octubre de 1912.

En esta corta y cruenta guerra civil contó con el apoyo del General Emiliano Chamorro al mando de las tropas conservadoras leales de La Constabularia y del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos que ocuparon el país a su solicitud.

Los revolucionarios lograron tomar las ciudades de Granada, León, Masaya, sitiar la capital Managua y operar en el departamento de Carazo. También hubo alzamientos en Matagalpa y Las Segovias (Nueva Segovia, Madriz). El mayor enfrentamiento militar se produjo en la decisiva batalla de los cerros Coyotepe y La Barranca el 4 de octubre, donde las tropas estadounidenses derrotaron la resistencia liberal.

Guerra constitucionalista[editar]

Su segundo mandato se dio a raíz del golpe de estado que Emiliano Chamorro Vargas ejecutó contra el gobierno constitucional de Carlos José Solórzano en enero de 1926, Chamorro Vargas tuvó que abandonar el poder ante las presiones norteamericanas, pero en vez de entregar la presidencia al liberal Juan Bautista Sacasa, el Vice Presidente del derrocado Solórzano, tal como lo señalaba la Constitución, lo entrego en manos de Sebastián Uriza el 11 de noviembre de 1926, mismo que luego lo pusó en manos de Adolfo Díaz.

Los liberales alzados en armas, fijaron un gobierno disidente en la ciudad de Puerto Cabezas (actual Bilwi) en la Costa Caribe nicaragüense, respondieron desconociendo al gobierno de Díaz y organizando el Ejército Liberal Constitucionalista dando inició a la llamada Guerra Constitucionalista.

Los rebeldes contaban con los Generales José María Moncada y Eliseo Duarte en la Costa Atlántica y Chontales; Francisco Parajón en el occidente (Chinandega y León); y Augusto C. Sandino en Las Segovias y Jinotega.

Una vez más, Díaz pidió la intervención de las fuerzas de marines norteamericanos que ocuparon nuevamente el país, hasta su retiro definitivo en enero de 1933.

Legado[editar]

Es una de las personalidades políticas más controversiales y polémicas de la historia política de Nicaragua, porque para la mayoría es el mayor vende-patria; mientras que para los conservadores proestadounidenses fue un visionario al buscar convertir al país en un protectorado norteamericano o del tipo estado libre asociado. Lo claro, es que fue un hombre sagaz, con una gran capacidad de maniobra que le permitió tener siempre a su favor al gran actor de la política criolla, el gobierno de los Estados Unidos de América; tanto así que en sus momentos superó en la lucha por el poder a tres Generales fogueados en la guerra: Juan José Estrada, Luis Mena y Emiliano Chamorro.

El Senador estadounidense Burton K. Wheeler escribió en una carta al Presidente Calvin Coolidge, refiriéndose a Adolfo Díaz, lo siguiente:

"ningún gobierno que se respete podría honradamente reconocer a un hombre tan subordinado a un poder extranjero. El lenguaje de Díaz respira traición a su propio pueblo."

Sin duda alguna, sus dos períodos de gobierno conservador estuvieron bajo el auspicio de las fuerzas norteamericanas de ocupación.

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]


Predecesor:
Sebastián Uriza
Presidente de Nicaragua
1926-1929
Sucesor:
José María Moncada
Predecesor:
Juan José Estrada Morales
Presidente de Nicaragua
1911-1917
Sucesor:
Emiliano Chamorro Vargas