Ópera de Pekín

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La ópera de Pekín
UNESCO logo.svg UNESCO-ICH-blue.svg
Nombre descrito en la Lista Representativa del PCI.
Beijng-Opera1.jpg
Ópera de Pekín.
País Bandera de la República Popular China China
Tipo Cultural inmaterial
Criterios R1, R2, R3, R4 y R5
N.° identificación 00418
Región Asia y Pacífico
Año de inscripción 2010 (V sesión)
[editar datos en Wikidata]

La Ópera de Pekín (en chino: 京剧 jīngjù o 京戏 jīngxì), es una clase de Ópera China que se inició a mediados del siglo XIX y que se hizo extremadamente popular entre la corte de la dinastía Qing. Está considerada como una de las máximas expresiones de la cultura de China.

El 16 de noviembre de 2010, la Unesco declaró la Ópera de Pekín como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad[1]

Historia[editar]

Aunque es conocida como Ópera de Pekín sus orígenes se sitúan en las provincias de Anhui y Hubei. Gran parte de los diálogos se realiza en antiguos dialectos procedentes de estas dos regiones. Se cree que la ópera de Pekín nació en el año 1790 con una representación que un grupo teatral ofreció al emperador Qianlong para festejar su octogésimo cumpleaños. Originariamente, la ópera se representaba únicamente en la corte imperial y no se convirtió en un espectáculo público hasta más tarde.

Personajes[editar]

La ópera de Pekín tiene cuatro tipos diferentes de personajes, tres masculinos y uno femenino:

  • Jing: Personaje masculino dotado de una gran fuerza de voluntad. Se le reconoce con facilidad ya que siempre lleva un maquillaje excesivo.
  • Sheng: Personaje masculino que presenta tres variantes diferentes; el Sheng Guerrero, el Sheng joven y el Sheng mayor.
  • Ch’ou: Personaje masculino. Es el bufón de la obra.
  • Tan: Personaje femenino. Este personaje tiene también distintas variantes: Tan mayor, Tan flor (una joven alegre y un tanto descarada), Tan verde (mujer joven y de gran rectitud) y Tan del caballo y la espada (una mujer que domina tan bien la caligrafía como el arte de la guerra).

Es importante también el color del vestuario que utilizan los actores. Así el color negro representa un carácter atrevido; el blanco sirve para representar a una persona mentirosa; el azul indica a un personaje frío y calculador; y el rojo se utiliza para personajes valientes y leales. Los colores dorados y plateados se utilizan para representar a dioses.

Los argumentos de la ópera de Pekín son muy variados y van desde las intrigas de la corte hasta hazañas militares. Importa tanto la música como los gestos, las acrobacias y los cantos. Algunas representaciones pueden durar hasta seis horas.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]