Zuheir Mohsen

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Zuheir Mohsen
Información personal
Nacimiento 1936
Tulkarem, Ribera Occidental
Fallecimiento 25 de julio de 1979
Cannes, Francia
Causa de la muerte Asesinato
Nacionalidad Árabe
Religión Islam suní
Partido político Partido Baath Árabe Socialista de Siria
Información profesional
Ocupación Líder de la facción pro-Siria as-Sa'iqa de la OLP
Años activo 1971–1979

Zuheir Hassan Mohsen Zaber (árabe: زهير محسن, también traducido como Zuhayr Muħsin o Zahir Muhsein) (n. Tulkarem, 1936 - m. Cannes, 25 de julio de 1979) fue un líder palestino de la facción pro-Siria as-Sa'iqa de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), entre 1971 y 1979. Previamente, perteneció al ala jordana del Partido Baath Árabe Socialista, hasta que fue escogido para este cargo, luego de apoyar el golpe de Estado liderado por el ministro de defensa sirio Hafiz al-Assad, en contra del gobierno del Presidente Nureddin al-Atassi, en 1970.

Mohsen también fue miembro del Comando Nacional del Partido Baath Árabe Socialista sirio.[1]

Primeros años[editar]

Mohsen nació en Tulkarem, Ribera Occidental, donde su padre era el mujtar de la ciudad.[2]​ Su acercamiento a la política ocurrió en su temprana juventud, al ingresar al Partido Baath a los 17 años.[3]​ Mohsen ejerció como profesor de matemáticas, pero en 1957 perdió su trabajo tras de ser arrestado por 'actividad subversiva', luego de lo cual se radicó en Catar, desde donde, posteriormente, fue deportado como resultado de su actividad política, estableciéndose finalmente en Damasco, donde ayudó a la formación de as-Sa'iqa.[3]

Mohsen llegó a liderar as-Sa'iqa gracias a sus vínculos con Hafiz al-Assad, quien luego de llegar al poder en Siria comenzó a eliminar ciertos elementos de izquierda (llevándolo a una posición ideológicamente más cercana a Fatah), y designó a Mohsen como su Secretario General.[4]

Vida política[editar]

Mohsen siguió esencialmente la línea ideológia sirio-baathista de as-Sa'iqa, la que interpretaba la cuestión palestina a través de la perspectiva del panarabismo, pero sin que esto fuera un obstáculo para que Mohsen fuera uno de los líderes de la Organización para la Liberación de Palestina. Como tal, señaló que "no existen diferencias entre jordanos, palestinos, sirios y libaneses", toda vez que la identidad palestina debía ser enfatizada por razones políticas, solamente. En efecto, en un entrevista concedida al diario holandés Trouw, señaló que:

No hay diferencias entre jordanos, palestinos, sirios y libaneses. Somos todos parte de un mismo pueblo: la nación árabe. Mire, yo tengo parientes con ciudadanía palestina, libanesa, jordana y siria. Nosotros somos un sólo pueblo. Sólo por razones políticas y tácticas sostenemos la existencia de una identidad palestina. Porque es de interés nacional de los árabes abogar por la existencia de los palestinos como una forma de oponernos al zionismo. Sí, la existencia de una identidad palestina independiente se debe sólo a razones tácticas. El establecimiento de un Estado palestino es una nueva herramienta para continuar la lucha en contra de Israel y a favor de la unidad árabe.


Una entidad palestina independiente requiere luchar por el interés nacional en el remanente de los territorios ocupados. El gobierno jordano no puede hablar en nombre de los palestinos de Israel, Líbano o Siria. Por razones tácticas, Jordania, que es un Estado con fronteras específicas, no puede reclamar Haifa o Yaffo; mientras que, como palestino, yo no dudaría en reclamar Haifa, Yaffo, Jerusalén y Beersheva. Jordania sólo puede hablar por los jordanos y palestinos de Jordania. El Estado palestino estaría legitimado para representar a todos los palestinos del mundo árabe y allende de él. Así, una vez que hayamos recobrado todo derecho en toda Palestina, no dudaríamos siquiera un minuto en unir Palestina y Jordania.[5]

Declaraciones como ésta demuestran una concepción propia de una identidad panarábica que apunta a unir al mundo árabe bajo un único y extenso Estado que comprendería las actuales regiones de la Creciente Fértil y Medio Oriente, particularmente una recreación de la Gran Siria. Doctrinas como ésta son más claramente explicadas y sostenidas por grupos políticos árabes, tales como el Partido Baath (que gobierna actualmente Siria y, en su momento también, Irak bajo el régimen de Saddam Hussein) y el Partido Social Nacionalista Sirio, que actualmente opera en Siria y Líbano.

Cabe destacar que además de las visiones y postulados panarábicos, como los de Zuheir Mohsen, deben tenerse en consideración que muchos grupos al interior de la OLP sostienen una visión más panarábicas que las de Fatah, y que Fatah nunca ha renunciado expresamente al nacionalismo árabe en favor de un estricto nacionalismo palestino.

Asesinato[editar]

Mohsen fue asesinado el 25 de julio de 1979 en Cannes, Francia.[6]​ El asesinato ha sido comúnmente atribuido a los servicios de inteligencia de Egipto e Israel,[cita requerida] no obstante no descartarse que haya sido ordenado por Irak, toda vez que como líder de al-Sa'iqa, combatió a todas las organizaciones palestinas financiadas por Bagdad.

Notas[editar]

  1. Brecher, Michael. Studies in Crisis Behavior. New Brunswick, N.J.: Transaction Books, 1979. p. 257
  2. Rayyis and Nahas, Guerrillas for Palestine, Taylor & Francis, p.145
  3. a b Rayyis and Nahas, p.144
  4. Hiro, D. Inside the Middle East, Routledge, 1982, p.153
  5. [[:m:q:en:Zuheir_Mohsen|James Dorsey, Wij zijn alleen Palestijn om politieke reden, Trouw], 31 March 1977]
    Mohsens opstelling is niet zo verbazingwekkend. Luisterend naar zijn politieke en ideologische opvattingen kan men soms het gevoel niet onderdrukken dat er misschien in de Arabische wereld toch minder is veranderd dan oorspronkelijk werd aangenomen. Volgens Mohsen bestaat er namelijk in feite geen apart Palestijns volk. "Tussen Jordaniërs, Palestijnen, Syriërs en Libanezen bestaan er geen verschillen. Wij maken deel uit van één volk, de Arabische natie. Kijk maar, ik heb familieleden met het Palestijnse, Libanese, Jordaanse en Syrische staatsburgerschap. Wij zijn één volk. Alleen maar om politieke redenen onderschrijven wij zorgvuldig onze Palestijnse identiteit. Het is namelijk van nationaal belang voor de Arabieren om het bestaan van de Palestijnen aan te moedigen tegenover het zionisme. Ja, het bestaan van een aparte Palestijnse identiteit is er alleen om tactische redenen. De stichting van een Palestijnse staat is een nieuw middel om de strijd tegen Israel en voor de Arabische eenheid voort te zetten." Ook de strategie die Mohsen wil volgen is vrij simpel: "Een aparte Palestijnse entiteit moet voor de nationale rechten opkomen in de dan nog overgebleven bezette gebieden. De Jordaanse regering kan niet namens de Palestijnen in Israel, Libanon of Syrië spreken. Jordanië is een staat met bepaalde grenzen. Het kan geen aanspraak maken op bijvoorbeeld Haifa of Jaffa, terwijl ik wel recht heb op Haifa, Jaffa, Jeruzalem en Beërsheva. Jordanië kan alleen spreken namens de Jordaniërs en de Palestijnen in Jordanië. De Palestijnse staat zou het recht hebben om op te treden namens alle Palestijnen in de Arabische wereld en elders. Als wij eenmaal al onze rechten in geheel Palestina hebben verworven, moeten wij de hereniging van Jordanië en Palestina geen moment uitstellen."
  6. La OLP investiga el asesinato de Zuheir Mohsen, El País