Zona roja (secuelas bélicas)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Mapa que muestra áreas totalmente destruidas (rojo), áreas de daño grave (amarillo) y moderadamente afectadas (verde).

La zona roja (en francés, zone rouge) es una cadena de áreas no adyacentes de Francia nororiental que el gobierno francés aisló después de la Primera Guerra mundial. La "zona roja" ha sido catalogada justamente tras la guerra como "Completamente devastada. Con daños a las propiedades: 100%. Con daños a la Agricultura: 100%. Imposible de limpiar y/o rehabilitar. Imposible para habitar por seres humanos".[1]

Descripción[editar]

Una trinchera alemana de madera en Delville, en las cercanías de Longueval (Somme), se ve cómo quedó destruida en 1916 en la Zona Roja.

El terreno, que originalmente cubría una superficie de más de 1200 km2, se consideraba demasiado dañado física y ambientalmente por el conflicto como para ser rehabilitado. En vez de intentar limpiar los anteriores terrenos de guerra, se dejó que la tierra regresase a la naturaleza. Todavía existen hoy restricciones dentro de la zona, aunque se han reducido las áreas de control.

Bajo la ley francesa, actividades como la urbanización, el cultivo o la silvicultura, estuvieron temporal o permanentemente prohibidas en la zona roja, debido a las ingentes cantidades de restos humanos y animales y a los millones de municiones sin explotar que contaminaban la tierra. Se prohibió que algunas ciudades y pueblos volvieran a ser reconstruidos después de la guerra.

Peligros mayores[editar]

Ésta área se halla saturada con muchas piezas de municiones sin explotar (incluyendo bastantes contenedores de gases y otros agentes químicos), granadas, además de muchos artefactos allí dejados como desechos, tales como vainas de la munición usada abandonados. El suelo en ésta zona está altamente contaminado con residuos de plomo, mercurio, cloro, aresénico, varios gases peligrosos, ácidos, además de restos de osamentas humanas y de restos de animales aún remanentes.[1]​ En éstas zonas además reposan desechos de los depósitos de munición y de varias plantas de producción y almacenamiento de sustancias quimicas.

Cada año decenas de toneladas de cartuchos, proyectiles de mortero y obúses sin estallar son recuperadas. Según los reportes de la agencia de seguridad civíl a cargo del manejo de situaciones donde aparezcan dicha clase de elementos, a las tasas actuales de recuperación, se necesitarían al menos unos setecientos (700) años para limpiar completamente esta área. Algunos experimentos conducidos entre 2005 y 2006 descubrieron más de 300 proyectiles/10 000 m2 en la porción superficial (15 centímetros (6 in)) del suelo en las peores áreas.[1][cita requerida]

Algunas zonas permanecen fuera del alcance (como por ejemplo dos pequeñas porciones de tierra cercanos a Ypres y Woëvre) donde el 99% de todas las plantas y algunos insectos aún mueren por la acción del arsénico aún remanente, que puede llegar a constituir hasta un 17% de las muestras del suelo que se use para cualquier estudio.[2]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c «The Real "No-Go Zone" of France: A Forbidden No Man's Land Poisoned by War». 26 de mayo de 2015. 
  2. Bausinger, Bonnaire, and Preuß, 2007

Bibliografía[editar]

  • Smith, Corinna Haven & Hill, Caroline R. Rising Above the Ruins in France: An Account of the Progress Made Since the Armistice in the Devastated Regions in Re-establishing Industrial Activities and the Normal Life of the People. New York: GP Putnam's Sons, 1920: 6.
  • De Sousa David, La Reconstruction et sa Mémoire dans les villages de la Somme 1918-1932, Editions La vague verte, 2002, 212 pages
  • Bonnard Jean-Yves, La reconstitution des terres de l'Oise après la Grande Guerre: les bases d'une nouvelle géographie du foncier, in Annales Historiques Compiégnoises 113-114, p.25-36, 2009.
  • Parent G.-H., 2004. Trois études sur la Zone Rouge de Verdun, une zone totalement sinistrée I.L’herpétofaune - II.La diversité floristique - III.Les sites d‘intérêt botanique et zoologique à protéger prioritairement. Ferrantia, 288 pages

Enlaces externos[editar]