Yambo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El yambo (en griego antiguo, ἴαμβος, íambos) es un pie de métrica constituido por una sílaba breve y otra larga. Originariamente, el yambo era uno de los pies de la métrica grecolatina.

El yambo en la literatura griega[editar]

En la literatura griega el yambo da nombre a la poesía yámbica, la cual parece tener su origen en las canciones populares ligadas a los cultos religiosos del nacimiento y la muerte. La palabra, proveniente del término asiático iambos, aparece por primera vez en un texto de Arquíloco de Paros, con el sentido de composición satírica. Este tipo de poesía emplea en su métrica el yambo y su pie contrario, el troqueo.

El yambo en la literatura latina[editar]

En los poetas latinos que siguen en la métrica los moldes griegos, como Catulo u Horacio, el verso yámbico mantiene, en los lugares pares, yambos puros (˘-), o tríbracos (˘˘˘), con resolución de la larga en dos breves, cosa que no altera el número de moras. Los pies impares, en cambio, pueden ser condensados, es decir, aparecer una larga que puede resolverse en dos breves, por lo que en estos lugares impares pueden teóricamente aparecer un espondeo (--), un dáctilo (-˘˘), un anapesto (˘˘-) o un proceleusmático (˘˘˘˘).[1]

En los poetas latinos que no siguen los modelos griegos, como Plauto o Fedro, todos los pies, menos el último, pueden ser condensados; en todos pueden aparecer la sustituciones antedichas. En esta versificación “a la latina” es el pie la unidad métrica, por lo que debe hablarse de cuaternarios, septenarios y octonarios.[1]

Ritmo yámbico[editar]

El ritmo yámbico en la métrica de lengua española se produce cuando llevan acento las sílabas pares de un verso, es decir, se trata de un pie formado por una sílaba no acentuada seguido de otra acentuada. Se considera que el pie yámbico es el más semejante a la cadencia natural del habla. Ejemplo: «¿Adón - de vás - perdí- da?».[2]

Versos yámbicos usuales[editar]

Estébanez Calderón cita como versos yámbicos usuales los siguientes:[3]

  • El dímetro, que consta de cuatro yambos (dos metros). No solía usarse en latín nada más que en combinación con otros versos, sobre todo con el trímetro, con el que forma el llamado dístico epódico, el que utiliza Horacio en sus diez primeros épodos, pero alcanzará un gran desarrollo en la lírica cristiana como versos de los himnos de San Hilario, San Ambrosio y muchos de los de Prudencio.
  • El trímetro, y el senario que consta de seis yambos. Horacio usa la combinación trímetro+dímetro. Es uno de los esquemas de vesificación latina que se utilizará en todas las épocas y dará el endecasílabo de las lenguas románicas.
  • El trímetro escazonte es una modalidad del trímetro que consiste en presentar invertida la estructura métrica del último pie, es un troqueo. A cambio tiene un yambo puro en el 5.º pie. Es muy usado por Catulo y por Marcial.
  • El tetrámetro, octonario y septenario. Se usa sobre todo en la modalidad “a la latina”.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Domínguez Caparrós, José; Sevillano García, María Luisa (1988). Métrica y poética. Bases para la fundamentación de la métrica en la teoría literaria moderna. Cuadernos de la UNED (49). Madrid: UNED. ISBN 9788436222982. 
  2. Navarro Tomás, T. (1995). Métrica española. Barcelona: Labor. p. pág. 26. ISBN 8433535110. 
  3. Estébanez Calderón, Demetrio (2004). Diccionario de términos literarios. Madrid: Alianza Editorial. ISBN 9788420685816. 

Bibliografía[editar]

  • VV.AA. (2002). Yambógrafos griegos. Madrid: Editorial Gredos. ISBN 9788424923181. 
  • VV.AA. (2016). Historia de la métrica medieval castellana. La Rioja (España): CLengua. Fundación San Millán de la Cogolla.
  • Estébanez Calderón, Demetrio (1996). Diccionario de términos literarios. Madrid: Alianza Editorial.
  • Beristáin, Helena (1988). Diccionario de retórica y poética. México: Porrúa, 2.ª ed.

Enlaces externos[editar]