Yalda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Shab-e Yaldá o Shab-e Chellé es una fiesta tradicional irania celebrada desde la Antigüedad durante la noche más larga del año en el Hemisferio Norte. Transcurre desde la puesta del Sol del 30 del mes persa de azar, último día del otoño, a su salida el día 1 de dey, primer día de invierno.

Nombre[editar]

La palabra Yaldá es de origen siriaco y significa «nacimiento, natividad», en alusión a un alegórico nacimiento del Sol —en el mito, Mitra— análogo al posterior natalis solis invictis romano, también mitraico. En el siglo X d. C., el polímata persa Abu Reyhán Biruní nombra la fiesta como mīlād akbar (en grafía árabe, میلاد اکبر), «gran nacimiento», y señala su significado de «nacimiento del Sol» (en persa, میلاد خورشید, milad-e jorshid).

La palabra chellé es una deformación de la palabra persa chehelé (چهله), derivada de chehel, con el significado de «cuarentena, período de cuarenta días».

La palabra shab (شب) significa, en persa, «noche».

Historia[editar]

El poeta iraní del siglo 13 Sa'di escribió en su Bustan:

"La verdad no vendrá mañana, hasta que la noche Yalda se ha ido ".

Tras la reforma de 1925 del calendario iraní, vinculado a los acontecimientos de temporada algunos días específicos de la agenda, Yalda llegó a celebrarse en la noche antes e incluyendo el primer día del décimo mes (dey). Sujeto a variaciones temporales, Yalda puede caer un día antes o un día después del solsticio de invierno.

Tras la caída del Imperio Sasánida y la implantación del islam, la importancia religiosa del evento se perdió, y al igual que otros festivales zoroástricos, Yalda se convirtió en una ocasión social en que la familia y amigos cercanos se reúnen. No obstante, la obligación de servir de fruta fresca durante mediados de invierno es una reminiscencia de las antiguas costumbres de la invocación de las divinidades para pedir la protección de los cultivos de invierno.

La Yalda hoy[editar]

Aunque en la atualidad Yalda no es una fiesta oficial en Irán, las familias tradicionales siguen celebrando reuniones durante dicha noche,[1] y la radio y televisión iraníes ofrecen programas especiales sobre la tradición.

Se colocan sandías en el korsí, tradicional pieza de mobiliario consistente en una mesa baja con brasero, en torno a la cual la familia se sienta en el suelo. Sobre ella se extiende una manta de lana para que los presenrtes coloquen las piernas debajo de ella. Debajo de la mesa se genera calor con un brasero de carbón (o, recientemente, también electricidad o calentadores de gas). En esta noche es tradicional comer granadas y frutos secos.


Referencias y notas de pie[editar]