Xochipilli

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Xochipilli (en náhuatl: xochipilli‘el príncipe de las flores’xochitl, flor; pilli, príncipe o niño’)? en la mitología mexica es el dios del amor, los juegos, la belleza, las flores, el maíz, el placer y de la ebriedad sagrada ; formado por los vocablos náhuatl xochitl flor y pilli príncipe, significa Príncipe de las flores, aunque también puede ser interpretada como flor preciosa o flor noble. Xochipilli es también dios de la homosexualidad y protector de la prostitución masculina, en su honor se hacían rituales que incluian practicas sexuales entre varones.[1]

Xochipilli era el protector de los hombres que abandonan la vida guerrera para una vida dedicada a la belleza, ya que era común para algunos hombres abandonar la vida de virtudes viriles y guerreras para una vida doméstica para adorar a Xochipilli, señor de las flores.[2] Su culto se relaciona con el de otros dioses del maíz,[3] de la fertilidad y de la cosecha, como el dios de la lluvia, Tláloc, y el del maíz, Cinteotl. Está asociado con Macuilxochitl (Cinco flores), dios de los juegos y las apuestas.[3] Su hermana gemela era Xochiquétzal. En su festividad religiosa asociada, que significa fiesta de las flores en náhuatl. En esta fiesta se hacían ofrendas de comida, y los pueblos cercanos a Teotihuacan llevaban cautivos como tributo para los sacrificios. Era el dios del juego de Patolli.

Se le relaciona con la deidad Macuilxóchitl «5 Flor», patrono de los juegos, los bailes y los deportes, que es representado como un hombre que sale de una Tortuga (el Zodiaco), pero tal vez sólo sea su nombre calendárico.

Museo Nacional de Antropología[editar]

Xochipilli
2013-12-24 Xochipilli 00 anagoria.JPG
Autor Desconocido
Ubicación Museo Nacional de Antropología, México
Material Basalto andesitico
Dimensiones 115.5 x 53 x 44.5 cm
[editar datos en Wikidata]

En el Museo Nacional de Antropología de México se puede apreciar una escultura de Xochipilli, hecha en piedra volcánica y procedente de la zona de Tlalmanalco. La escultura data del posclásico tardío (1250-1521). En esta representación, el dios está vestido con un pectoral, máscara y una especie de argollas metálicas en las muñecas[4] . Se representa sentado sobre un brasero con plantas psicotrópicas como el tabaco o la datura, que eran consideradas como sagradas ya que su uso permitía la comunicación con la divinidad[5] .

La escultura fue encontrada en las faldas del volcán Popocatépetl y cuando fue examinada por Gordon Wasson, el etnobotánico determinó que tanto el cuerpo de la deidad como el pedestal sobre el que reposa se encontraban grabados con diversos fármacos claramente identificables entre la flor de tabaco, la de ololiuhqui, el botón de siniquiche y estilizados hongos del grupo Psilocybe aztecorum, especie de hongos psilocibios que crece en las faldas del mencionado volcán.[6] No es difícil darse cuenta que la expresión facial de la deidad representada en esta escultura corresponde a un claro estado de éxtasis, mismo que está relacionado con el consumo de enteógenos.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. González Torres, Yolotl; Juan Carlos Ruiz Guadalajara (1995). Diccionario de Mitología y Religión de Mesoamérica. Ediciones Larousse. pp. 161-162. ISBN 970-607-802-9. 
  2. Homosexuality History. Fourth Estate. 1995. ISBN 978-1-85702-143-1. 
  3. a b Taube, Karl A. (1993). Aztec and Maya Myths (en inglés). University of Texas Press. p. 33. ISBN 9780292781306. 
  4. Museo Nacional de Antropología de México. «Xochipilli». Museo Nacional de Antropología, sitio oficial. Consultado el 19 de julio de 2016. 
  5. Museo Nacional de Antropología de México. «Xochipilli». Google Art Project. Consultado el 19 de julio de 2016. 
  6. Escohotado, Antonio. Historia general de las drogas. Ed. Espasa, 2004. pp. 111 y 112 ISBN 84-239-9739-1

Enlaces externos[editar]