Whisky japonés

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Whisky japonés Yamazaki

El whisky japonés desde hace algunos años, ha empezado a crecer en producción y en reputación, lo que en un principio creían que era una imitación del whisky escocés, es hoy un whisky con estilo propio que si bien es cierto es joven, tiene mucho futuro en la industria.

Historia[editar]

La elaboración del whisky japonés empezó a fines del siglo XIX, por el año 1870, pero era realizada de manera artesanal, no es hasta el año 1924 en que se funda la primera destilería japonesa de whisky, Yamazaki.

Pero si hablamos de whisky y Japón, no debemos dejar de mencionar a Shinjiro Torii y a Taketsuru Masataka, ambas figuras relevantes del whisky japonés. Torii era un farmacéutico, quien sería el fundador de Kotobukiya, la que luego se convertiría en la importante firma Suntory, él empezó como importador, centrándose en vinos traídos de Portugal, pero poco a poco se dio cuenta que no era suficiente, es ahí donde empezó a elaborar un whisky japonés para los japoneses. En el año 1923 funda Yamazaki, hecho que le valió en apelativo del “padre del whisky japonés”.

Torii contrata a Masataka Taketsuru, quien era un experto en la elaboración del whisky escocés, este jugaría un papel importante en Yamazaki, y en la historia del whisky japonés. En el año 1934 deja a Torii, para fundar su propia compañía llamada Dainipponkaju, la que tiempo después se convertiría en la destilería Nikka.

La asociación del whisky japonés al whisky escocés no es mera casualidad, el parecido es innegable guardando distancias claro está. En Japón se suele consumir lo que llaman whisky mezclado, es decir elaborado de la mezcla de distintas maltas, muy similar a los que logran los escoceses con sus whiskys. Esta quizá sea clave del creciente éxito del whisky japonés.

Sobre las diferencias entre el whisky japonés y su referente, el escocés, las principales son:

  1. El uso de la turba en el secado de la malta no está tan generalizado en Japón como en Escocia.
  2. El filtrado difiere levemente, e incluso hay destilerías en Japón que usan bambú para filtrar el whisky.
  3. Las destilerías japonesas elaboran varios single malt cada una, mientras que las escocesas suelen elaborar un único single malt cada una.
  4. Las destilerías japonesas se precian de utilizar agua de fuentes más puras, algunas incluso vírgenes.
  5. En Japón la mayor parte de la cebada es de origen escocés, mientras que los escoceses usan cebada del resto de Europa.
  6. Los destilerías japonesas suelen estar a mayor altitud, lo que permite una temperatura de fermentación de la cebada menor, con mayor extracción de aromas.[1]

En los últimos años la industria japonesa de whisky ha diversificado su oferta de whiskys, desencasillándose de una sola variedad. Entre las principales marcas de whisky japonés encontramos la ya mencionada Yamazaki y Nikka, también están Hakushu (también propiedad de Suntory), Yoichi y Sendai / Miyagikyo (ambas propiedad de Nikka), Fuji-Gotemba (propiedad de Kirin, ubicada en el Monte Fuji), Karuizawa, Hanyu, Chichibu, Shinshu y White Oak.

Referencias[editar]

  1. «¿En qué se diferencian el whisky japonés y el whisky escocés?» Blog En Copa de Balón. Consultado el 26 de enero de 2017.