Vrikshasana

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Vrikshasana
Vriksasana Yoga-Asana Nina-Mel.jpg
Vrikshasana es una postura de pie practicada en el hatha yoga.
En castellano postura del árbol
En sánscrito vṛkṣāsana
Nivel básico

Vrikshasana (en sánscrito: शीर्षासन, AITS: vṛkṣāsana) o postura del árbol es una asana de pie del hatha yoga. Es una postura de equilibrio de nivel básico o para principiantes.[1]

Etimología y origen[editar]

La palabra en sánscrito Vrikshasana significa 'postura del árbol':

Origen[editar]

El detalle del relieve rocoso el descenso del Ganges en Mahabalipuram parece mostrar a una persona en Vrikshasana en la parte superior izquierda.

Una estela de piedra del siglo VII en Mahabalipuram parece contener una figura de pie sobre una pierna, lo que tal vez indica que una postura similar a vrikshasana estaba en uso en ese momento. Se dice que los sadhus se disciplinaron al elegir meditar en la pose.[4]

La posición es descrita en el verso 2.36 del Gheranda-samjita, uno de los textos clásicos del hatha yoga de finales del siglo XVII, de la siguiente manera:

Parado derecho sobre la pierna izquierda, doble la pierna derecha y coloque el pie derecho en la raíz del muslo izquierdo. Párate así como un árbol en el suelo. Esto se llama Vrikshasana.

Descripción[editar]

Vrikshasana es una asana de posición de pie donde el practicante se para en una pierna y luego levanta la pierna opuesta y la dobla colocándola en el muslo correspondiente.[6]​ El drishti recomendado para esta postura es el oordhva drishti, enfocando la mirada hacia el cielo o hacia arriba.[7]​ Las palmas de la mano están juntas y se llevan sobre la cabeza con las puntas dedos apuntando al cielo. La asana de inicio y de fin para esta postura es Tadasana (postura de montaña).[8]

El cuerpo se balancea en la dirección medio-lateral por la presión del pie ejercido sobre el muslo interno; y la influencia de la cadera y el tobillo para corregir las inestabilidades causadas en el cuerpo al realizar Vrikshasana.[9]

Estudios[editar]

Un estudio publicado el 2011 de ensayo clínico en Karnataka, India, con 123 pacientes con diabetes mellitus tipo 2 a lo largo de 3 meses en donde se incluyó esta asana mostró que los practicantes de yoga lograron en promedio una reducción del estrés oxidativo de 20% (60 pacientes) en comparación al grupo de control (63 pacientes).[10]

Un estudio clínico en Nueva Jersey (Estados Unidos) publicado el 2015 en 25 mujeres con 35 a 37 semanas de embarazo que participaron en una sesión de yoga en donde se ejercitaron en 26 asanas (se incluyó Vrikshasana) concluyó que no hubo efectos negativos en la salud de las mujeres y los fetos.[11][12]

Un grupo contemporáneo de practicantes en Vrikshasana.

Un estudio en Hong Kong publicado el 2015 se realizó para examinar los efectos del hatha yoga durante 12 semanas sobre la resistencia cardiorrespiratoria, la fuerza y resistencia muscular, y la flexibilidad de la espalda baja y los músculos isquiotibiales en adultos chinos. La rutina diaria incluyó 57 posturas dentro de las cuales se consideraron las siguientes: Utkatasana, Tadasana, Malasana, Vrikshasana, Ushtrasana y Virabhadrasana. Los resultados mostraron mejoras significativas en el grupo experimental de hombres y mujeres (87 personas) respecto al grupo de control (86 personas).[13]

Un estudio del 2018 en Chennai, India, en 20 pacientes con depresión a lo largo de 2 meses mostró que la práctica de esta asana puede desarrollar la autoestima y la autoconfianza.[14]

Otro estudio en Pune, India, publicado el 2019, se llevó a cabo para determinar el impacto de la práctica de asanas con el objetivo de comprobar si existe un efecto en la capacidad de equilibrio en personas de 60 a 75 años. Del grupo de muestreo de 40 personas, se eligieron 20 como grupo experimental (10 hombres y 8 mujeres) que llevó durante 4 semanas sesiones de 25 a 30 min en donde se ejercitaron las siguientes asanas paulatinamente: Tadasana, Virabhadrasana, Utkatasana, Vrikshasana, Trikonasana y Adho mukha svanasana; todas con la ayuda de una silla. El estudio concluyó que las yogasanas son efectivas para mejorar el equilibrio en personas de edad avanzada al final de cuatro semanas en comparación con el grupo de control.[15]

Contraindicaciones[editar]

Es una postura contraindicada para personas con problemas neurológicos, hipertensión, problemas agudos de rodilla y lesión de cadera.[14]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Mitchell, Carol, 1959- (2005). Yoga con balón : realce su práctica de yoga usando el balón de ejercicios. Inner Traditions en Español. ISBN 1594770395. OCLC 57467369. Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  2. Mandal, Gaurav (16 de abril de 2019). «VRIKSHASANA: The Tree Pose». Indus Scrolls (en inglés). Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  3. «Vriksasana (वृक्षासन)». aboutyoga.in (en inglés estadounidense). 2 de noviembre de 2019. Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  4. Krucoff, Carol. «Find Your Roots in Tree Pose». Yoga Journal (en inglés). Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  5. Gheranda_Samhita. Delhi: Sri Satguru Publications. 1979. p. 18. Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  6. «11 Yoga Practices to help you Score Well in Board Exams». www.indiaeducation.net. Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  7. Yoga, Editor at School Of (26 de noviembre de 2016). «Vrikshasana – Tree Pose». School of Yoga (en inglés británico). Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  8. Lacerda, Daniel (Yoga teacher),. 2,100 asanas : the complete yoga poses (First edition edición). ISBN 9780316270625. OCLC 946615705. Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  9. Yelluru, Suhas Niranjan; Shanbhag, Ranjith Ravindra; Omkar, SN (2016). «Understanding Vrikshasana using body mounted sensors: A statistical approach». International Journal of Yoga 9 (1): 4-11. ISSN 0973-6131. PMC 4728957. PMID 26865765. doi:10.4103/0973-6131.171712. Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  10. Hegde, Shreelaxmi V.; Adhikari, Prabha; Kotian, Shashidhar; Pinto, Veena J.; D’Souza, Sydney; D’Souza, Vivian (1 de octubre de 2011). «Effect of 3-Month Yoga on Oxidative Stress in Type 2 Diabetes With or Without Complications: A controlled clinical trial». Diabetes Care (en inglés) 34 (10): 2208-2210. ISSN 0149-5992. PMID 21836105. doi:10.2337/dc10-2430. Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  11. JD, Marlynn Wei, MD (29 de diciembre de 2015). «Yoga in pregnancy: Many poses are safer than once thought». Harvard Health Blog (en inglés estadounidense). Consultado el 25 de noviembre de 2019. 
  12. Polis, Rachael L.; Gussman, Debra; Kuo, Yen-Hong (2015-12). «Yoga in Pregnancy: An Examination of Maternal and Fetal Responses to 26 Yoga Postures». Obstetrics and Gynecology 126 (6): 1237-1241. ISSN 1873-233X. PMID 26551176. doi:10.1097/AOG.0000000000001137. Consultado el 25 de noviembre de 2019. 
  13. Lau, Caren; Yu, Ruby; Woo, Jean (2015). «Effects of a 12-Week Hatha Yoga Intervention on Cardiorespiratory Endurance, Muscular Strength and Endurance, and Flexibility in Hong Kong Chinese Adults: A Controlled Clinical Trial». Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine (en inglés) 2015: 1-12. ISSN 1741-427X. doi:10.1155/2015/958727. Consultado el 21 de noviembre de 2019. 
  14. a b Varshini, Vindhiya; Preetha, S.; Priya, Jothi (2018). «Effect of Vrikshasana on depression patients». Drug Invention Today 10: 2869-2871. Consultado el 5 de noviembre de 2019. 
  15. Patel, Krishna Ketan; Deshmukh, Mayura; Palekar, Tushar (16 de abril de 2019). «Effect of Yoga on Balance in Geriatric Population». International Journal of Scientific Research in Science and Technology (en inglés): 595-605. ISSN 2395-602X. doi:10.32628/IJSRST11962130. Consultado el 24 de noviembre de 2019. 

Bibliografía[editar]

Investigaciones científicas[editar]