Voluntarismo (política)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El símbolo V de Voluntario gráfica un apretón de manos utilizando la combinación aurinegra del anarcocapitalismo y significa acuerdos pacíficos.[1]

Voluntarismo es la idea política de que todas las formas de gobierno deben ser tan voluntarias como sea posible. Fundamentado actualmente en la teoría anarcocapitalista, el voluntarismo argumenta que al ser la asociación y el acuerdo voluntario la única forma legítima de organizar una sociedad, entonces debe existir un libre mercado de sistemas legales, políticos y económicos, y debe aceptarse toda forma voluntaria de Gobierno.[2]​ El argumento voluntarista indica que, siempre que sea respetado el derecho individual de la propiedad de uno mismo, la no agresión y la propiedad privada, puede usarse cualquier medio encaminado a alcanzar una sociedad libre. Caso contrario el individuo estaría legitimado a la autodefensa. Los voluntaristas piensan que al día de hoy los Estados están directamente en contradicción con la posición voluntarista, y defienden la eliminación del poder coactivo del aparato estatal, el monopolio de la violencia.

La filosofía voluntarista es rastreada como parte o relacionada al anarquismo individualista anglosajón. Históricamente el nombre "voluntarista" fue promovido en la política por Auberon Herbert, un discípulo del liberal manchesteriano Herbert Spencer y colaborador a la distancia del periódico anarquista Liberty, de Benjamin Tucker.[3]​ Auberon Herbert (1838-1906) era un político inglés, y si bien nunca se consideró a sí mismo anarquista, fueron los anarcoindividualistas con quienes más intercambió criterios; Tucker diría de él "un anarquista en todo, menos en el nombre". Herbert consideraba que entender anarquía como "no gobierno" era un desacierto puesto que incluso un régimen voluntario, no estatal, descentralista, y no obligatorio, es de alguna forma un gobierno que mantiene el orden y la libertad alejados del crimen.[4]

En la década de 1950 un grupo de anarcocapitalistas estadounidenses comenzó a denominarse de esta forma, inspirados por Herbert, bajo la idea de la libertad de mercado para elegir entre sistemas de gobierno y modelos económicos distintos, o gobierno voluntario. Según Brian Doherty, esto se debía a que el término "anarquismo" causaba miedo y se lo asociaba a la violencia, incluso Murray Rothbard utilizó un tiempo ese concepto. A partir de la década de 1980 Carl Watner, Wendy McElroy y Robert LeFevre retoman el término con el mismo sentido clásico de gobiernos voluntarios, aunque le adicionaron una interpretación para la práctica política: la facción no-reformista o no-electoral libertaria que aboga por la desobediencia civil pacífica y la educación como únicos métodos[5]​ - punto de vista no necesariamente compartido por todos quienes se autodenominan voluntaristas, puesto que otros sí favorecen participar de reformas políticas y elecciones como una forma de autodefensa no-violenta contra el Estado.[6]

Referencias[editar]

  1. Symbol, V for Voluntary
  2. Watner, Carl. On the History of the Word "Voluntaryism". The Voluntaryist.
  3. Voluntaryismo: el pensamiento político de Auberon Herbert (en inglés). Mises Institute.
  4. Estos son Los principios del voluntarismo y la vida libre, por Auberon Herbert (en inglés). Liberty Fund.:
    1. El autopropietario es dueño de su propia mente, cuerpo y propiedad
    2. Ningún ciudadano pacífico y no agresivo puede ser sometido al de control de los otros, aparte de su propio consentimiento
    3. Los derechos morales de un consejo de administración delegada, tal como gobierno, nunca pueden ser mayores que los derechos morales de los individuos que delegan su poder. La fuerza sólo se ha de utilizar (ya sea por un individuo o por un gobierno no hace diferencia) para fines de defensa, nunca para fines agresivos
    4. Los voluntaristas creen en un gobierno, estrictamente limitado en lo que se refiere a su autoridad, y ver en que, así limitado, es un órgano verdadero de la sociedad
  5. Voluntaryist.com. "Voluntaryists are advocates of non-political, non-violent strategies to achieve a free society. We reject electoral politics, in theory and in practice, as incompatible with libertarian principles. Governments must cloak their actions in an aura of moral legitimacy in order to sustain their power, and political methods invariably strengthen that legitimacy. Voluntaryists seek instead to delegitimize the State through education, and we advocate withdrawal of the cooperation and tacit consent on which State power ultimately depends."
  6. Ron Paul is a Voluntaryist. Vídeo de un simpatizante del congresista americano Ron Paul, en que se indica con bibliografía que el político adhiere a la filosofía voluntarista.

Enlaces externos[editar]