Virus portados por murciélagos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Corona virus Covid-19 FC.jpg

Los virus portados por murciélagos son diversas variedades de virus cuyo reservorio primario es alguna especie de murciélago. Las especies de virus incluyen coronavirus, hantavirus, lyssavirus, coronavirus del SARS, virus de la rabia, virus nipah, virus lassa, Henipavirus, virus del ébola y Marburg virus. Los virus portados por murciélagos se encuentran entre los virus emergentes más importantes.[1][2][3]

Transmisión[editar]

Los virus portados por los perros son transmitidos mediante la mordedura del murciélago y transferidos a través de la saliva, también se transmiten por aerosolización de su saliva, heces, y/o orina. Al igual que el virus de la rabia, los nuevos virus emergentes portados por murciélagos pueden ser transmitidos por los murciélagos en forma directa a los seres humanos. Ellos comprenden el virus del ébola, el SARS, y el coronavirus del síndrome respiratorio de China.[4][5]

Si no se reconoce ni se trata, el intervalo entre la transmisión de las cepas del virus de la rabia hasta que la enfermedad se manifiesta en las víctimas varía de horas a años. La mayoría de las víctimas no son conscientes de haber sido mordidas por un murciélago o expuestas a las secreciones de un murciélago. Esto puede deberse a la falta de conciencia de la presencia de un murciélago en el mismo espacio, como cuando duerme, no siente la picadura si está al tanto de la presencia del murciélago, y/o se expone a la saliva, orina, y / o heces de murciélagos en recintos cerrados. Estos incluyen cuevas y espacios donde habita o transita el ser humano tales como áticos, sótanos, graneros y cobertizos. [6][7]

Susceptibilidad de los murciélagos a las infecciones virales[editar]

Se cree que los hábitos de descanso de los murciélagos, el ciclo reproductivo, la migración y la hibernación, producen una susceptibilidad natural a los virus. Además, se sabe que los murciélagos tienen infecciones virales persistentes con mayor frecuencia que otros mamíferos. Se cree que esto se debe a que sus anticuerpos tienen una vida media más corta. También se ha demostrado que los murciélagos son más susceptibles a la reinfección con los mismos virus, mientras que otros mamíferos, especialmente los humanos, tienen una mayor propensión a desarrollar diversos grados de inmunidad.[8][9]

Murciélagos y roedores como reservorios de virus[editar]

Los murciélagos albergan más virus que los roedores y son capaces de propagar enfermedades en un área geográfica más amplia debido a su capacidad de volar y sus patrones de migración y descanso. Además, ciertas especies de murciélagos, como el murciélago marrón, favorecen los refugios en los espacios del ático de las viviendas del ser humano desde las cuales a menudo invaden espacios en otras partes de la estructura. Esto los pone en contacto con los humanos. Los roedores, por otro lado, están más confinados a su ubicación geográfica y buscan refugio estacional en madrigueras y en viviendas y edificios en el área más próxima.[10][11][12]

Virus en los murciélagos[editar]

Coronavirus[editar]

El brote del 2002 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el brote del 2012 del síndrome respiratorio del Medio Oriente se han rastreado hasta determinar que se originaron en los murciélagos.[13][14]​ Los Corona virus son virus de ARN monocadena de sentido positivo con cuatro géneros, corona virus Alfa, corona virus Beta, corona virus Gamma, y corona virus Delta. De estos cuatro el corona virus Alfa, y el corona virus Beta son portados por murciélagos.[15][16][17]

En el 2020, un mercado de alimentos que vende animales salvajes (denominado ye wei 野味), en Wuhan, China fue relacionado con un brote del coronavirus 2019-nCoV.[18]​ Inicialmente mediante estudios genéticos, los científicos determinaron que el coronavirus se asemeja a los virus que se encuentran en los murciélagos.[19][20]​ Estudios genéticos posteriores han determinado que el virus se puede haber transmitido a las personas desde víboras y pangolines, las cuales a su vez es posible que hayan recibido el virus de murciélagos en el mercado en el cual se comercializan ambas especies.[21][22]​ Sin embargo, en la comunidad científica existen dudas sobre la validez de la técnica genética utilizada (sesgo en el uso de codones).[23][24][25]

Virus de la rabia (familia Rhabdoviridae, género Lyssavirus)[editar]

Si bien los murciélagos no son los únicos mamíferos asociados a la rabia,[26]​ se sabe que son portadores y transmisores de la enfermedad.[27]​ Por ejemplo, los mismos son una fuente de muertes por rabia en Estados Unidos donde se contabilizan de una a dos infecciones por año.[28]​ Los perros son la principal fuente de muertes de personas por rabia, contribuyendo al 99% de todas las transmisiones de rabia a seres humanos según informa la Organización Mundial de la Salud.[29]

Hantavirus[editar]

Los hantavirus, generalmente se encuentra en roedores y musarañas, fueron descubiertos en dos especies de murciélagos. El Mouyassué virus (MOUV) fue aislado en murciélagos de banana pipistrelle capturados cerca de la villa de Mouyassué en Costa de Marfil, África Occidental. El Magboi virus fue aislado de murciélagos de cara partida peludos encontrados cerca del río Magboi en Sierra Leona en el 2011. Los mismos son virus de NRA de cadena simple, de sentido negativo, de la familia Bunyaviridae.[30][31][32][33]

Henipavirus[editar]

El henipavirus es un género de virus de ARN en la familia Paramyxoviridae, orden Mononegavirales que incluye cinco especies reconocidas. Los henipavirus son naturalmente portados por murciélagos pteropides de la fruta (zorro volador) y micromurciélagos de varias especies.[34]

Filovirus[editar]

Los filovirus son responsables de infecciones hemorrágicas fatales en los seres humanos y monos. Estas incluyen los virus de Marburg (MARV) y el virus del Ébola (EBOV).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Calisher, Charles H.; Childs, James E.; Field, Hume E.; Holmes, Kathryn V.; Schountz, Tony (July 2006). «Bats: Important hosts of emerging viruses». Clin Microbiol Rev 19 (3): 531-545. PMC 1539106. PMID 16847084. doi:10.1128/CMR.00017-06. 
  2. Sumibcay, L; Kadjo, B; Gu, SH; Kang, HJ; Lim, BK; Cook, JA (2012). «Divergent lineage of a novel hantavirus in the banana pipistrelle (Neoromicia nanus) in Côte d'Ivoire». Virol J 9: 34. PMC 3331809. PMID 22281072. doi:10.1186/1743-422x-9-34. 
  3. Weiss, S; Witkowski, PT; Auste, B; Nowak, K; Weber, N; Fahr, J (2012). «Hantavirus in bat, Sierra Leone». Emerg Infect Dis 18: 159-61. PMC 3310113. PMID 22261176. doi:10.3201/eid1801.111026. 
  4. Leroy, E. M.; Kumulungui, B.; Pourrut, X.; Rouquet, P.; Hassanin, A.; Yaba, P.; Delicat, A.; Paweska, J. T.; Gonzalez, J. P.; Swanepoel, R. (2005). «Fruit bats as reservoirs of Ebola virus». Nature 438: 575-576. PMID 16319873. doi:10.1038/438575a. 
  5. Li, W.; Shi, Z.; Yu, M.; Ren, W.; Smith, C.; Epstein, J. H.; Wang, H.; Crameri, G.; Hu, Z.; Zhang, H.; Zhang, J.; MacEachern, J.; Field, H.; Daszak, P.; Eaton, B. T.; Zhang, S.; Wang, L. F. (2005). «Bats are natural reservoirs of SARS-like coronaviruses». Science 310: 676-679. PMID 16195424. doi:10.1126/science.1118391. 
  6. Altringham, J. D. 1996. Bats: biology and behavior. Oxford University Press, Oxford, England.
  7. Rupprecht, C. E.; Gibbons, R. V. (2004). «Clinical practice. Prophylaxis against rabies». N. Engl. J. Med. 351: 2626-2635. doi:10.1056/nejmcp042140. 
  8. Kuno, G. 2001. Persistence of arboviruses and antiviral antibodies in vertebrate hosts: its occurrence and impacts. Rev. Med. Virol. 11:165-190.
  9. Sarkar, S. K., and A. K. Chakravarty. 1991. Analysis of immunocompetent cells in the bat, Pteropus giganteus: isolation and scanning electron microscopic characterization. Dev. Comp. Immunol. 15:423-430.
  10. Luis, AD; Hayman, DTS; O'Shea, TJ; Cryan, PM; Gilbert, AT (2013). «A comparison of bats and rodents as reservoirs of zoonotic viruses: are bats special?». Proc Biol Sci 280: 20122753. PMC 3574368. PMID 23378666. doi:10.1098/rspb.2012.2753. 
  11. Teeling, EC; Springer, MS; Madsen, O; Bates, P; O'Brien, SJ (2005). «A molecular phylogeny for bats illuminates biogeography and the fossil record». Science 307: 580-584. PMID 15681385. doi:10.1126/science.1105113. 
  12. Wang, LF; Walker, PJ; Poon, LL (2011). «Mass extinctions, biodiversity and mitochondrial function: are bats 'special' as reservoirs for emerging viruses?». Curr Opin Virol 1: 649-657. doi:10.1016/j.coviro.2011.10.013. 
  13. «Middle East respiratory syndrome coronavirus in bats, Saudi Arabia». Emerg. Infect. Dis. 19 (11): 1819-23. Nov 2013. PMC 3837665. PMID 24206838. doi:10.3201/eid1911.131172.  Parámetro desconocido |vauthors= ignorado (ayuda)
  14. «Adaptive evolution of bat dipeptidyl peptidase 4 (dpp4): implications for the origin and emergence of Middle East respiratory syndrome coronavirus». Virol. J. 10 (1): 304. 10 de octubre de 2013. PMC 3852826. PMID 24107353. doi:10.1186/1743-422X-10-304.  Parámetro desconocido |vauthors= ignorado (ayuda)
  15. Woo, P C Y; Lau, S K P; Lam, C S F. «Discovery of seven novel mammalian and avian coronaviruses in the genus Deltacoronavirus supports bat coronaviruses as the gene source of Alphacoronavirus and Betacoronavirus and avian coronaviruses as the gene source of Gammacoronavirus and Deltacoronavirus». J Virol 2012 (86): 3995-4008. 
  16. de Groot R, Baker S, Baric R, et al. Family Coronaviridae. In: Virus Taxonomy: Ninth Report of the International Committee on Taxonomy of Viruses. San Diego, CA: Academic Press, 2012. 806–828
  17. Rota, P. A.; Oberste, M. S.; Monroe, S. S.; Nix, W. A.; Campagnoli, R.; Icenogle, J. P.; Penaranda, S.; Bankamp, B.; Maher, K.; Chen, M. H.; Tong, S.; Tamin, A.; Lowe, L.; Frace, M.; DeRisi, J. L.; Chen, Q.; Wang, D.; Erdman, D. D.; Peret, T. C.; Burns, C.; Ksiazek, T. G.; Rollin, P. E.; Sanchez, A.; Liffick, S.; Holloway, B.; Limor, J.; McCaustland, K.; Olsen-Rasmussen, M.; Fouchier, R.; Gunther, S.; Osterhaus, A. D.; Drosten, C.; Pallansch, M. A.; Anderson, L. J.; Bellini, W. J. (2003). «Characterization of a novel coronavirus associated with severe acute respiratory syndrome». Science 300: 1394-1399. PMID 12730500. doi:10.1126/science.1085952. 
  18. Nsikan, Akpan (Jan 21, 2020). «New coronavirus can spread between humans—but it started in a wildlife market». National Geographic. Consultado el 23 de enero de 2020.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  19. Normile, Dennis (Jan 10, 2020). «Mystery virus found in Wuhan resembles bat viruses but not SARS, Chinese scientist says». Science. Consultado el 23 de enero de 2020.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  20. Robertson, David. «nCoV’s relationship to bat coronaviruses & recombination signals (no snakes)». Virological.org. Consultado el 28 de enero de 2020. 
  21. Hamzelou, Jessica (Jan 22, 2020). «Wuhan coronavirus may have been transmitted to people from snakes». New Scientist. Consultado el 23 de enero de 2020.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  22. Wei Ji; Wei Wang; Xiaofang Zhao; Junjie Zai; Xingguang Li (2020). «Homologous recombination within the spike glycoprotein of the newly identified coronavirus may boost cross‐species transmission from snake to human». Journal of Medical Virology. doi:10.1002/jmv.25682. 
  23. Wiles, Siouxsie (Jan 28, 2020). «The Wuhan coronavirus is highly likely to arrive in NZ, but please don't freak out». Newshub. Consultado el 28 de enero de 2020.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  24. Andersen, Kristian. «nCoV-2019 codon usage and reservoir (not snakes v2)». Virological.org. Consultado el 28 de enero de 2020. 
  25. Callaway, Ewen; Cyranoski, David (Jan 23, 2020). «Why snakes probably aren’t spreading the new China virus». Nature.com. Consultado el 28 de enero de 2020.  Parámetro desconocido |url-status= ignorado (ayuda)
  26. «Rabies still kills». World Organization for Animal Health. Consultado el 27 de enero de 2015. 
  27. «Rabies Info». Consultado el 27 de enero de 2015. 
  28. «Learning about bats and rabies». CDC. Consultado el 27 de enero de 2015. 
  29. WHO Rabies Fact Sheet http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs099/en/
  30. Weiss S, Witkowski PT, Auste B, Nowak K, Weber N, Fahr J, et al. Hantavirus in bat, Sierra Leone [letter]. Emerg Infect Dis [serial on the Internet]. 2012 Jan
  31. Jung YT, Kim GR. Genomic characterization of M and S RNA segments of hantaviruses isolated from bats. Acta Virol. 1995;39:231–3.
  32. Calisher, CH; Childs, JE; Field, HE; Holmes, KV; Schountz, T (2006). «Bats: important reservoir hosts of emerging viruses». Clin Microbiol Rev 19: 531-45. PMC 1539106. PMID 16847084. doi:10.1128/cmr.00017-06. 
  33. Krüger DH, Schonrich G, Klempa B. Human pathogenic hantaviruses and prevention of infection. Hum Vaccin. 2011;7:685–93.
  34. Li, Y; Wang, J; Hickey, AC; Zhang, Y; Li, Y; Wu, Y; Zhang, Huajun et al. (December 2008). «Antibodies to Nipah or Nipah-like viruses in bats, China [letter]». Emerging Infectious Diseases 14 (12): 1974-6. PMC 2634619. PMID 19046545. doi:10.3201/eid1412.080359. 

Enlaces externos[editar]