Videoclip

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Video musical»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Un videoclip es un cortometraje realizado principalmente para su difusión en video, televisión y a través de portales en internet, que ofrece una representación o interpretación visual de una canción. Según diversos autores se trata del formato audiovisual más consumido por la juventud global.[1]

Según el Diccionario de la Real Academia Española, un videoclip es un:

Cortometraje en que se registra, generalmente con fines promocionales, una única canción o pieza musical.[2]

Según A. Sedeño, el videoclip es:

“Un formato audiovisual fundado y alentado por la industria discográfica como estrategia de marketing para favorecer la venta de discos”.[3]

Según Jon E. Illescas, el videoclip es:

“Un cortometraje basado en el desarrollo de una composición musical previa que fundamental el despliegue de un conjunto de imágenes, las cuales, unidas a la música, dan lugar a un nuevo discurso estético.”.[4]

Los videoclips se suelen realizar con multitud de efectos visuales y electrónicos. Son producciones muy dinámicas que tienen por objetivo llamar la atención del telespectador. Es el género audiovisual en el que hay más creatividad y experimentación. Los profesionales que operan en este sector deben tener en cuenta numerosas consideraciones técnicas. El video musical (o videoclip) se compone de campos, planos, movimientos de cámara de diverso grado de complejidad y tratamientos específicos de iluminación.

El videoclip se estructura en función del tema musical que representa, es decir, la propia pertenencia al género se afirma a través de una serie de elementos visuales a los que se tiene que ceñir.

Los musicales de los años 1950 precedieron a los videos musicales de formato corto.
The Beatles en Help!

Características[editar]

Según A. Sedeño, el videoclip tiene las siguientes características:

  • Fin publicitario: Se crea para vender o promocionar una canción y para construir o reforzar la imagen de un artista o grupo. Aunque el género nació íntimamente ligado a la publicidad, los grandes presupuestos que mueve permiten múltiples posibilidades de creación, así como la contratación de los mejores equipos técnicos. Eso ha hecho posible la consecución de otro tipo de logros: a través de él se crea ideología y modos de comportamiento, estereotipos sociales y referencias culturales y vitales.
  • Técnicamente es una combinación o mezcla que incluye música, imagen (fotografía y otras representaciones visuales, fijas y móviles y notaciones gráficas) y lenguaje verbal (y excepcionalmente otras materias audiovisuales: ruido, silencio y diálogos). El videoclip siempre surge de una obra musical previa, a la que pretende sumar riqueza visual para su difusión principalmente televisiva.
  • Crea un lenguaje y estética específicos, con marcas de estilo reconocibles, a partir de la relación entre imagen y sonido, orientada a reforzar los fines publicitarios del género.

Historia[editar]

Los videos musicales modernos se hacen y usan principalmente como técnicas de marketing con la intención de promocionar la venta de grabaciones musicales. Aunque los orígenes de los videos musicales vienen de mucho más lejos, su popularidad creció en los años 1980, cuando el formato del canal MTV (Music Television) se creó alrededor de ellos. En 1979, John Lack y Michael Nesmith, en los Estados Unidos, intentaron crear un canal temático musical por cable, pero no fue hasta el 1 de agosto de 1981 cuando la MTV inició sus trasmisiones, con un repertorio que era totalmente de origen británico. La trasmisión se inició con Video Killed the Radio Stars de The Buggles, después The Who, Rod Stewart o The Rolling Stones.

Institucionalizado gracias a MTV, el video musical ha sido la más radical y al mismo tiempo financieramente rentable de las innovaciones de la historia de la televisión. Su aparición desde la interconexión de cultura pop, historia del arte y economía del marketing es la encarnación del discurso postmoderno tras la muerte de la vanguardia o su versión más populista. Incorporando elementos del video experimental, el videoarte y la animación dentro de un formato comercialmente viable, el videoclip ha hecho fácilmente más por popularizar y promocionar experimentos con visualización y narratividad que todos los esfuerzos previos que combinaron arte y medios de comunicación.[5]

Música y vídeo[editar]

En el ambiente cinematográfico entre los años 1920 y 1925 ya se comparaba la imagen cinematográfica con la música; J. Mitri cita en su libro Estética y psicología del cinema a G. Dulac “Sólo la música puede evocar la impresión que también proponen el cine, y nosotros podemos comprender a la luz de las sensaciones que nos ofrecen esas que el cine del futuro nos ofenderá, (…) la película integral que todos soñamos componer es una sinfonía visual hecha de imágenes rítmicas, y que únicamente la sensación de un artista coordina i lanza sobre la pantalla.”. Con el vídeo este concepto evoluciona y revoluciona el concepto tiempo[6] .

La música tiene sus propias cadencias i va evolucionando a medida que va transcurriendo; la imagen tiene que ir acompañando su progreso manipulando el tiempo del movimiento visual (retardando o acelerando según convenga) para lograr un pretendido acoplamiento audiovisual.

Nam June Paik cree que comprende el tiempo mejor que los artistas de vídeo que provienen de la pintura y la escultura i dice: “La música es la manipulación del tiempo, todas las formas de música tienen diferentes estructuras i construcciones. Así como los pintores comprenden el espacio abstracto yo comprendo el tiempo abstracto.”

Otro de los vídeo artistas referentes, Bill Viola dice “componer imágenes en vídeo es lo mismo que componer música, en los dos casos se ordenan acontecimientos en un tiempo determinado (…) cuando hago un vídeo, el punto de partida es la imagen, pero lo que estoy haciendo realmente es el movimiento de la imagen en el tiempo.”[7]

Ana Quiroga puntualiza sobre Viola “utiliza la tecnología para hacer un planteo de la cuestión del tiempo. Une la presa a partir de un fundido encadenado, i a partir del uso de congelados, ralentizados i acelerados, divide la imagen i le da a la vez una densidad inquietante.”[8]

Estos avances en la manipulación del tiempo se reflejan en el videoclip y en todos los formatos del videoarte, como con de la videodanza.

En este formato, que Rodrigo Alonso define como “la coreografía de la mirada”,[9] se crea encima de un soporte musical una coreografía perfecta formando una comunión entre los estudiados movimientos de cámara, la música, el baile, la manipulación del tiempo y los efectos de edición, da como resultado una obra de vídeo creación.

La cámara no se limita a ser la mirada, a escoger un punto de vista, a ocupar una posición, al espacio. “La cámara penetra en la atmósfera de los cuerpos, los acompaña, los espera y vibra con ellos, participa de esta misteriosa emoción que los hace moverse. [10]

Tipos[editar]

En un principio, el año 1987, E. Ann Kaplan dedicó su libre Rocking Aroud the Clock: Music Television, Postmodernism and Popular Culture a esta forma característica de imagen contemporánea. En su estudio Kaplan reflexionó sobre los diferentes tipos. Dividió los videoclips en cinco tipos: “románicos”, de “preocupaciones sociales”, “nihilistas”, “clásicos”, y “postmodernos”. Atribuye a cada uno de estos tipos características formales i narrativas específicas.

Los vídeos románticos eran esos que se basaban en la narración de temáticas de perdida y reencuentro, y en la proyección de relaciones sexuales normalizadas.

Los de preocupaciones sociales, como ya dice el nombre, hablaban de temas de carácter social.

Los nihilistas eran antinarrativos i subrayaban estéticas sadomasoquistas, homoeróticas o andróginas.

Los clásicos usaban la estructura de mirada -masculina- característica del Hollywood clásico, o citaban directamente sus géneros.

Los postmodernos, eran todos esos que no encajaban en ninguno de los otros bloques, y estaban marcados, según la autoría, por una negativa de las imágenes a tomar una posición clara, a comunicar un significado evidente.

Años después del estudio de Kaplan, podemos decir que los tipos postmodernos han pasado a ser la forma más comuna de los videoclips, dado que, como dice Dick Hebdige, “se ha convertido en una forma diseñada para explicar una imagen más que para explicar una historia”. Los contenidos narrativos del videoclip han ido dejando paso a espacio no narrativos, a espacios de sugestiones visuales no realistas ni modernas que no llevan a identificar ni reflexionar sobre ninguna crítica y que se refieren esencialmente a la propia imagen, en vez de un mundo exterior a esta.

En la actualidad podemos diferenciar tres tipos:

-         No narrativos o descriptivos: no existe un programa narrativo como a tal. Puede dar la sensación de una cierta cronología o temporalidad en la sucesión de imágenes, que serán los parámetros espacio-temporales que marcarán la representación, pero no hay ningún sitio para la narración.

·        Musical o performance: el objetivo de este tipo es crear cierto sentido de experiencia. Son los videoclips en los que encontramos un cantante o grupo sobre un escenario, ya sea dentro de un estudio o en un concierto. Todo esto puede ir acompañado con imágenes asociadas de alguna manera entre sí. Que intenten mantener la atención del espectador e introducirlo a la situación. También puede consistir en una ilustración estética de la melodía, con el que únicamente adquiere un carácter escenográfico sin hacer referencia a nada más. Los vídeos orientados a la performance indican al espectador que la grabación de la música es el elemento más significativo. Un ejemplo de este tipo seria Rock or Bust, de ACDC.

·        Conceptuales: se basan en una forma poética, sobre todo la metáfora. No explican una historia de manera lineal, lo que hacen es crear cierto ambiente o estética de un tipo abstracto o surrealista. Puede ser una secuencia de imágenes con un concepto en común en el sentir de la música, no precisamente el de la letra de la canción. Como a ejemplo encontramos Stubborn Love, de The Lumineers.

-         Narrativos: son esos en los que se presenta una secuencia de hechos donde se explica al espectador una historia bajo una estructura dramática clásica. Se desarrolla un programa narrativo que puede ser protagonizado por el cantante o por actores. La relación entre la música i la imagen puede ser de tres tipos: lineal, es decir, repetir lo que narra la canción; de adaptación, una trama paralela a partir de la canción; o por último, de superposición, una historia independiente de la canción pero que funciona. Estos mini-relatos acostumbran a tener características comunes con los filmes: elipsis, flujo continuo, ritmo, pero siempre intentará negar la convencionalidad de la historia, es por eso que se saltará momentos espacio-temporales, al contrario del cine. Un ejemplo es Emocional, de Dani Martín.

-         Descriptivo + narrativo: es una mezcla de los dos anteriores. Acostumbran a estar divididos en dos niveles: el de la historia i otro en el que vemos a los artistas actuando sobre el escenario. Este tipo se utiliza en el caso de que se quiera narrar una historia y, al mismo tiempo, crear una imagen de grupo.

-         Videoclips Líricos: los videoclips líricos son esos donde la letra de la canción es el elemento más importante del vídeo y aparece en todo el vídeo sin que haya personajes ni historia. Uno de los primeros ejemplos de este género fue el de “Sing o´the Time” de Prince del año 1987. El efecto de las letras al ritmo de la música conjuntamente con figuras geométricas abstractas lo creó Bill Konersman.[11] Actualmente, hay bastantes artistas que deciden sacar sus canciones en formato lírico y en formato de videoclip con narración como es el caso de CeeLo Green o Ed Sheeran

El videoclip como reproductor de valores e ideologías[editar]

Según diversos autores el videoclip también es un importante transmisor de cosmovisiones e ideologías entre los jóvenes. El estudio más detallado producido hasta la fecha en lengua castellana fue la tesis doctoral de Jon E. Illescas, elaborado entre la Universidad de Alicante y la Universidad Complutense de Madrid.[12] Este trabajo académico tuvo una gran resonancia en los principales medios. [13] Posteriormente, la investigación tuvo su traducción divulgativa en un libro que también adquirió gran impacto.[14] [15] Illescas analiza cómo los videoclips dominantes o mainstream influencian a los y las jóvenes a la hora de marcar sus valores e ideología, sus prioridades vitales y cómo además es un medio mediante el cual tanto el poder político (Estados, partidos políticos, etc.) como económico (grandes empresas) transmiten su propaganda.

Cronología[editar]

  • 1920: Oskar Fischinger y una corriente de creadores europeos de los años 20 sientan las bases de la música visual, creando piezas de imagen para temas musicales preexistentes. Son pioneros del formato de videoclip.
  • 1930: Carlos Gardel graba diez canciones en Argentina capturando a la vez imagen y sonido.
  • 1940: Walt Disney crea la película Fantasía, mezclando la animación y la música.
  • 1941: Un nuevo invento llega a los bares y clubes de Estados Unidos: el Paroram Soundie, una rockola que reproduce filmes musicales junto con música.
  • 1956: Hollywood descubre el género de filmes centrados en la música. Una ola de filmes de rock and roll empieza (Rock Around the Clock, Don't Knock the Rock, Shake, Rattle and Rock, Rock Pretty Baby, The Girl Can't Help It), y los filmes famosos de Elvis Presley. Algunos fueron presentaciones musicales dentro de una historia, otras fueron shows de revista.
  • 1957: El considerado primer video musical de la historia es creado en Estados Unidos, protagonizado por Elvis Presley con el tema Jailhouse Rock, el famoso tema del rock carcelario, difundido en imágenes en blanco y negro de la época (aunque el original está a color).
  • 1960: En Francia se fabrica la reinvención del Soundie. Se rebautiza como Scopitone, y da la posibilidad de seleccionar entre varias piezas en soporte cinematográfico. Tiene gran éxito en Francia.
  • 1962: La televisión británica inventa una nueva forma de programas musicales. Espectáculos como Top Of The Pops, Ready! Steady! Go! y Oh, Boy les dieron el camino a varios artistas y se convirtieron en grandes éxitos.
  • 1964: La televisión estadounidense adapta este formato. Hullabaloo fue uno de los primeros en este tipo, seguido por Shindig! (NBC) y American Bandstand. Además, en Bremen, Alemania se transmite Beat-Club, un programa musical donde se transmitían videos en vivo de artistas reconocidos de la época.
  • 1965: El realizador cubano Santiago Álvarez Román realiza el revolucionario cortometraje "Now" [16] considerado por diversos autores como el origen directo del videoclip actual. [17] [18]
  • 1966: Los primeros videos conceptuales son transmitidos, como Paperback Writer y Rain de The Beatles.
  • 1967: Salen al aire vídeos más ambiciosos, de parte de The Beatles, como Penny Lane y Strawberry Fields Forever.
  • 1968: Elvis Presley en junio de aquella temporada, graba nuevamente videos musicales, con el tema If I Can Dream y Trouble/Guitar Man.
  • 1974: ABBA graba sus dos primeros vídeos conceptuales: Ring Ring y Waterloo; Sin embargo, los videos se convierten en algo rentable para la promoción de sencillos tan solo un año después, 1975.
  • 1975: Queen lanza el sencillo Bohemian Rhapsody con el primer video musical de la historia en contener efectos especiales. Aquí comienza un periodo de transición de los antiguos videos musicales hacia una nueva generación que aprovecha los adelantos tecnológicos de la época. A partir del éxito del mismo, la producción de videoclips por parte de las discográficas se vuelve habitual.
  • 1981: MTV, el primer canal de videos musicales las 24 horas, sale al aire. Inicialmente, pocos operadores de cable lo tenían, después se volvió un mayor éxito e icono cultural. El primer video que emiten es Video Killed the Radio Star del grupo The Buggles.
  • 1982: Mecano graba el primer videoclip en español, Hoy no me puedo levantar.
  • 1983: aparece el video Thriller de Michael Jackson, que marca un antes y un después en la industria del videoclip, brindándoles una temática y revolucionando la forma de hacerlos.
  • 1989: La cantante Madonna lanza Like a Prayer (canción), uno de los videoclip más polémicos de la historia musical, criticado principalmente por la iglesia.
  • 1995: MTV empieza a nombrar a los directores de los videos musicales.
  • 2005: nace el sitio web YouTube, que supone un acceso más fácil y rápido a videos musicales y de otra índole por medio de internet.
  • 2009: nace el canal de streaming Vevo, en principio alojado dentro de YouTube, propiedad de las dos mayores discográficas del mercado (Universal y Sony Music) junto a Abu Dhabi Media en internet.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Illescas, Jon E. (2015). «La Dictadura del Videoclip. Industria musical y sueños prefabricados». El Viejo Topo. 
  2. http://lema.rae.es/drae/?val=videoclip
  3. Sedeño, Ana María (2007). «El videoclip como mercanarrativa». Signa: revista de la Asociación Española de Semiótica 16. 
  4. Illescas, Jon E. (2015). «La Dictadura del Videoclip. Industria musical y sueños prefabricados». El Viejo Topo. 
  5. Sedeño, Ana María. «Narración y Descripción en el Videoclip Musical». Razón y palabra (56). 
  6. Rekalde, Josu. «1,3 Las vanguardias artísticas del siglo XX y el cine». De la ilusión del cinematógrafo a la inmersión cibernética. 
  7. Zaya, Octavio (1989). «entrevista a Bil Viola». El Paseante. Madrid. 
  8. Quiroga, Ana (octubre 2009). «Videoarte: entre innovaciones, búsquedas y creatividad». Creació i Producció en Disseny i Comunicació nª 24 (ISSN 1668-5229). 
  9. Toro, Alejandra. La Videodanza, o la coreografía de la mirada. Contrapeso. 
  10. Pérez Ornia, Jose Ramón (1991). El arte del vídeo, introducción a la historia del vídeo experimental. 
  11. Keazor, Henry (2010). Rewind, Play, Fast Forward: The Past, Present and Future of the Music Video. Wübbena, Thorsten. 
  12. Illescas, Jon E. (2014). «Industrias culturales y juventud en el sistema-mundo. El videoclip mainstream como mercancía y como reproductor de ideología». Universidad de Alicante. 
  13. https://www.youtube.com/watch?v=IuQYtjQuk9w
  14. Illescas, Jon E. (2015). «La Dictadura del Videoclip. Industria musical y sueños prefabricados». El Viejo Topo. 
  15. http://www.elconfidencial.com/cultura/2015-12-29/la-dictadura-del-videoclip-cultura-consumo_1125867/
  16. http://www.filmaffinity.com/es/film606464.html
  17. http://www.tercerainformacion.es/spip.php?article49241
  18. http://planetavideoclip.blogspot.com.es/search/label/Santiago%20%C3%81lvarez

Enlaces externos[editar]