Vendaje

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vendaje de muñeca

Un vendaje consiste en piezas de gasa o lienzo unidas entre sí y colocadas en un orden racional.[1]

Concepto[editar]

Como procedimiento o técnica, consiste en envolver una parte del cuerpo que está lesionada por diversos motivos. Actualmente su uso más frecuente es para cubrir las lesiones cutáneas e inmovilizar las lesiones osteo articulares. Pero es utilizado en general en el tratamiento de heridas, hemorragias, contusiones, esguinces, luxaciones y fracturas. Es una técnica específica que permite mantener cierta funcionalidad de la zona lesionada sin perjuicio de la misma. Aplicado como una técnica terapéutica, pretende limitar selectiva y mecánicamente la movilidad de una articulación en el sentido del movimiento que afecta a las estructuras lesionadas de los tejidos peri articulares.[2] [3] [4] [5] [6] [7]

Tipos de vendajes[editar]

Blando o contentivo[editar]

Este vendaje es utilizado generalmente para contener y mantener alguna masa medicinal en el sitio afectado, este vendaje permite una movilidad relativa.

Compresivo[editar]

Utilizado para ejercer una compresión progresiva a nivel de una extremidad, de la parte distal a la proximal, con el fin de favorecer el retorno venoso.También se usa para limitar el movimiento de alguna articulación en el caso de contusiones y esguinces de 1° grado El objetivo del vendaje compresivo es que, situándolo sobre la herida y aplicándole cierta presión, se consigue detener la hemorragia. Al mismo tiempo elevar el miembro afectado por encima del corazón, si no se sospecha fractura, con esto se consigue que se reduzca la llegada de sangre. La presión directa ha de mantenerse durante al menos diez minutos. Después puede relajarse pero en ningún caso se retirara dicho vendaje.

Rígido[editar]

  • De sostén: Protege las estructuras capsulo-ligamentosas.
  • Descarga: Aplicación en las estructuras músculo-tendinosas
  • Estabilidad: Evitar que se mueva una articulación lesionada o una epifisiolisis no desplazada.
  • Compresión: Ejercer una presión que se opone a la formación de hematomas musculares y eventuales derrames articulares.

Circular[editar]

Utilizado para fijar el extremo inicial y final de una inmovilización, para fijar un apósito y para iniciar y/o finalizar un vendaje. Se utiliza en lugares de anchura no muy grande como puede ser muñeca, brazo, pierna, pie y dedos de la mano.

El tipo de vendaje circular es el más fácil de aplicar a una víctima ya que esta es la más factible en aplicación.

Espiral[editar]

Utilizado generalmente en las extremidades; cada vuelta de la venda cubre parcialmente (2/3) de la vuelta anterior y se sitúa algo oblicua al eje de la extremidad. Se suele emplear venda elástica porque se adapta mejor a la zona a vendar.

En 8[editar]

Se utiliza en las articulaciones (tobillo, rodilla, muñeca y codo), ya que permite a estas tener cierta movilidad. Se coloca la articulación en posición funcional y se efectúa una vuelta circular en medio de la articulación, luego alternando vueltas ascendentes y descendentes hasta formar figuras en ocho, también sirve para inmovilizar clavícula y para formar postura, es recomendado por un doctor para una buena formación de la columna.

Espiga[editar]

Se realiza sosteniendo el rollo de venda con la mano dominante y se sube. Comenzaremos siempre por la parte más distal. La primera vuelta se realiza con una inclinación de 45º en dirección a la raíz del miembro, la 2ª sobre ésta con una inclinación invertida (45º en dirección contraria a la anterior), la tercera como la primera pero avanzando unos centímetros hacia la raíz del miembro… así, en un movimiento de vaivén, se completa el vendaje, que al terminar queda con un aspecto de «espiga».

Velpeau[editar]

Se utiliza para las lesiones de la cintura escapular. El brazo se coloca a lo largo del tórax con el codo en flexión y la mano más alta que el codo. Se dan vueltas de venda alrededor del tórax y brazo para mantener la posición. En nuestro medio se emplea más el sistema práctico para realizar un vendaje.

Vendaje de vuelta recurrente[editar]

Se usa en las puntas de los dedos, la cabeza y muñones. Después de fijar el vendaje con una vuelta circular se lleva el rollo hacia el extremo del dedo o muñón y se vuelve hacia atrás: Se hace doblez y se vuelve a la parte distal. Al final, se fija con una vuelta circular.

Recomendaciones para un vendaje[editar]

  • NO dejarlo muy apretado porque puede lastimar al paciente y tapar la circulación de sangre.
  • Realizarlo en articulaciones principales.
  • Utilizar vendas adecuadas.
  • Asegurarse que las vendas estén bien desinfectadas.Ya que podemos infectar la zona herida.

Normas generales para la realización de vendajes[editar]

La ejecución de un vendaje adecuado, exige un entrenamiento previo y continuado. Antes de explicar algunos tipos de vendajes, expondremos algunos principios generales en la realización de vendajes:

  • Lavado de manos antes y después de cada vendaje.
  • Impedir el contacto entre zonas dérmicas aislándolas con gasas.
  • Proteger las prominencias óseas antes de vendarlas.
  • Utilizar la venda más adecuada para los fines del vendaje.
  • Iniciar el vendaje sosteniendo el rollo de la venda en una mano y el extremo inicial con la otra.
  • No iniciar ni finalizar el vendaje directamente sobre una herida o un área sobre la que sea posible que el paciente ejerza algún tipo de presión.
  • Vendar de la parte distal a la proximal (de dedos a corazón).
  • Vendar de manera uniforme y firme, cubriendo 2/3 del ancho de la vuelta anterior. La tensión y la presión deberán mantenerse iguales durante todo el proceso.
  • En caso de colocar un apósito, cubrirlo prolongando el vendaje unos centímetros más en cada extremo.
  • Dejar el extremo distal de la zona vendada libre para comprobar la vascularización, movilidad y sensibilidad.
  • Fijar el vendaje con esparadrapo.
  • Registrar en la hoja de enfermería fecha, hora, tipo de vendaje y de venda utilizada y demás observaciones pertinentes.

Referencias[editar]

  1. Soriano Compañ, Antonio (2010). «I: Vendajes clásicos». Vendajes (2° edición). San Vicente (Alicante): Editorial Club Universitario. p. 5. ISBN 8499480039. 
  2. Jiménez Murillo, L. y Montero Pérez, F.J. Medicina de Urgencias: Guía Terapéutica. Ediciones Harcourt. Madrid. 2006.
  3. McRae, Ronald Tratamiento práctico de fracturas. Editorial McGraw-Hill-Interamericana de España, S.A.U. Madrid. 2003.
  4. “El arte de hacer un yeso”. Editorial Smith-Nephew. 2002. Barcelona.
  5. Roces Camino, J.R. Y Fernández Martín, C. Manual de vendajes funcionales en consulta de Enfermería de Atención Primaria. Editorial BDF. Gijón. 2002.
  6. Burgos J. Fracturas. Cirugía ortopédica y traumatología. Ed. Panamericana. Madrid. 1999.
  7. Beare, P.G.; Myers, J.L. Enfermería Medicoquirúrgica. 3ª edición. Ed. Harcourt, S.A. Madrid, 2000.

Enlaces externos[editar]