Hombro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
En esta imagen pueden observarse los tres huesos que forman parte del hombro: Escápula, húmero y clavícula
Vista anterior del hombro izquierdo: Cristopher Ruz Retamal 8º C A. Ligamento acromioclavicular B. Acromion C. Ligamento coracoacromial D. Ligamento coracohumeral E. Tendón del bíceps H. Coracoides I. Ligamento trapezoide J. Clavícula K. Húmero

En anatomía humana, el hombro es la parte del cuerpo donde se une el brazo con el tronco. Está formado por la conjunción de los extremos de tres huesos: la clavícula, la escápula y el húmero; así como por músculos, ligamentos y tendones. La principal articulación del hombro es la que une la cabeza del húmero con la escápula, recibe el nombre de articulación escapulohumeral y presenta dos superficies articulares, una de ellas corresponde a la cabeza del humero que tiene forma semiesférica y la otra es la cavidad glenoidea de la escápula, estas superficies están recubiertos por cartílago que permiten un movimiento suave e indoloro. Exteriormente una envoltura de tejido blando circunda el conjunto, es la llamada cápsula articular que está reforzada por varios ligamentos que le dan estabilidad e impiden que los huesos se desplacen más allá de sus límites fisiológicos. Un conjunto de músculos y sus tendones se unen a las superficies de los huesos y hacen posible la movilidad de la articulación, entre ellos es muy importante el manguito rotador formado por 4 músculos que proporcionan movilidad y estabilidad al hombro. Varias estructuras transparentes en forma de saco llamadas bolsas serosas, permiten el deslizamiento suave de los diferentes componentes móviles. El hombro es la articulación con mayor amplitud de movimientos del cuerpo humano. [1] [2]

Articulaciones[editar]

Shoulder blade.gif
Húmero
Escápula
Clavícula

Las articulaciones propiamente del hombro son 5: 3 articulaciones verdaderas: Art. glenohumeral. Art. acromioclavicular. Art. esternoclavicular. 2 articulaciones falsas: Art. subdeltoidea Art. escapulotoraxica


Articulación acromioclavicular[editar]

Está situada entre el acromion (parte de la escápula que forma el punto más alto del hombro) y la clavícula. Los movimientos de esta articulación son pasivos, pues no existe ningún músculo insertado en sus proximidades que actúe directamente sobre los extremos óseos. Su movilidad es muy escasa, presentando únicamente desplazamientos mínimos en los movimientos de elevación y depresión del hombro, o en los de antepulsión y retropulsión.

Otras articulaciones[editar]

Otras articulaciones que contribuyen a la movilidad del hombro son la esternoclavicular, situada entre el extremo de la clavícula y el esternón (articulación verdadera) y la escapulotorácica y subacromial (articulaciones fisiológicas). La articulación escapulotorácica permite que la escápula pueda deslizarse tanto vertical como lateralmente a lo largo de la caja torácica. [3]

Músculos[editar]

Vista posterior de la musculatura del hombro: 3. Dorsal ancho. 5. Redondo mayor. 6. Redondo menor. 7. Supraespinoso 8. Infraespinoso. 13. Porción larga del tríceps.

Los músculos ayudan a sostener el hombro y permiten la movilidad de la articulación en todas direcciones. Los más importantes para el funcionamiento del hombro son:[2]

Manguito de los rotadores[editar]

Se llama manguito de los rotadores al conjunto formado por los músculos supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular, así como sus correspondientes tendones. Estos cuatro músculos parten de la escápula y se insertan en la cabeza del húmero muy próximos, aunque en realidad cada uno de ellos es independiente. En esta zona se producen frecuentemente lesiones, sobre todo tendinitis que a veces se denominan genéricamente tendinitis del manguito de los rotadores, mientras que en otras ocasiones se especifica el músculo concreto afectado, nombrándose en tal caso como tendinitis del supraespinoso que es la más habitual o de cualquiera de los otros 3 músculos que forman el manguito.

Movilidad[editar]

La articulación del hombro tiene gran capacidad de movimiento en todas direcciones. A continuación se relacionan los principales movimientos con sus límites en condiciones normales: [4]

  • Flexión. Se realiza elevando el brazo hacia delante. Su amplitud es de 0° a 180°. Los músculos principales que ejecutan está acción son el deltoides y pectoral mayor. Los accesorios son el coracobraquial, subescapular y bíceps.
  • Extensión. Movimiento contrario al anterior. Amplitud de 0º a 50°. Los principales músculos que la ejecutan son el pectoral mayor, dorsal ancho y redondo mayor. Los accesorios son deltoides y tríceps.
  • Abducción o separación. Se realiza desplazando el brazo hacia afuera, su amplitud es de 0° a 90°. Los músculos principales son deltoides y supraespinoso. Los accesorios son pectoral mayor, subescapular y bíceps.
  • Aducción o aproximación. Es el movimiento contrario al anterior y tiene igual amplitud. Si el sujeto se encuentra en posición de referencia, es decir con el brazo junto al tronco, la aducción será imposible. Los músculos principales son pectoral mayor, subescapular, dorsal ancho. Los accesorios son el coracobraquial, subescapular, biceps y triceps.
  • Rotación interna. Este movimiento puede ejecutarse llevando la mano hacia dentro con el codo en flexión de 90º. Los músculos principales son el coracobraquial, dorsal ancho, redondo mayor, pectoral mayor. Los accesorios son el deltoides, supraespinoso y bíceps.
  • Rotación externa. Inverso al anterior, se realiza llevando la mano hacia afuera con el codo en flexión de 90º. Los músculos principales son infraespinoso y redondo menor. El accesorio es el deltoides.

Ligamentos[editar]

  • Ligamento glenohumeral superior. Une el rodete glenoideo de la escápula con el cuello anatómico del húmero.
  • Ligamento glenohumeral medio. Desde el rodete glenoideo de la escápula hasta la tuberosidad menor del húmero o troquín.
  • Ligamento glenohumeral inferior. Se extiende desde el rodete glenoideo de la escápula hasta el húmero por debajo del troquín.
  • Ligamento acromioclavicular. Une la clavícula con el acromion
  • Ligamento coracohumeral. Es un ligamento muy potente que se extiende desde la apófisis coracoides de la escápula hasta las tuberosidades mayor y menor del húmero.[5]
  • Ligamento coracoacromial. Desde la apófisis coracoides al acromion.
  • Ligamento trapezoide. Se extiende desde el borde inferior de la clavícula hasta la apófisis coracoides de la escápula.

Bolsas serosas[editar]

Las bolsas serosas son pequeñas estructuras con forma de bolsa, rellenas de liquido sinovial, que sirven para amortiguar las fricciones entre distintas estructuras. Las principales de la articulación del hombro son:[6]

  • Bolsa subacromial. Está situada en el espacio que existe entre la escápula y el manguito de los rotadores . Tiene la función de evitar que los tendones de los músculos que componen el manguito rocen contra el acromion.
  • Bolsa subdeltoidea. Situada bajo el deltoides muy próxima a la bolsa subacromial con la que se comunica, por lo que en ocasiones se denominan indistintamente a ambas.
  • Bolsa subescapular. Se posiciona esta bolsa bajo el músculo subsecapular, comunicándose con la cavidad articular del hombro a través del foramen de Weitbrecht.

Lesiones frecuentes[editar]

Radiografía en la que puede observarse una luxación anterior del hombro

Luxación de hombro[editar]

Luxación es la lesión en la cual los segmentos óseos que forman una articulación se separan. La luxación de hombro, o luxación escapulohumeral ocurre con frecuencia debido a la gran amplitud de movimientos que presenta esta articulación. Generalmente es una luxación anterior, es decir la cabeza del húmero se sale de su posición normal en el hueco glenohumeral de la escápula y se coloca delante, haciendo muy difícil y doloroso cualquier tipo de movimiento en el que deban desplazarse estos elementos óseos. Suele ocurrir por un traumatismo, siendo muy frecuente en la práctica deportiva. El tratamiento requiere la colocación mediante maniobras especiales del humero en su lugar correcto, no debe nunca intentar realizarse esta acción por personas que no sean profesionales sanitarios.[2]

Luxación acromioclavicular[editar]

La luxación acromioclavicular o separación acromioclavicular no debe confundirse con la autentica luxación de hombro o luxación escapulohumeral. Se produce por separación de los extremos óseos del acromion y la clavícula. Generalmente ocurre por traumas directos, por ejemplo caídas accidentales en las que el hombro impacta contra el suelo, muy frecuentes en la práctica de ciertas actividades deportivas. En condiciones normales la articulación acromioclavicular está sustentada por dos ligamentos que le dan estabilidad, el ligamento acromioclavicular y el coracoclavicular. La gravedad del cuadro es muy variable, pues puede ir desde una simple distensión de los ligamentos a una rotura completa de los mismos con lesión de algunos de los músculos próximos, a veces el extremo de la clavícula llega a perforar el músculo trapecio.

Tendinitis del supraespinoso[editar]

Se debe a la inflamación del tendón del músculo supraespinoso, y es una de las causas más frecuentes de dolor en el hombro. Cuando el brazo se eleva por encima de la cabeza, este tendón tiene gran tendencia a rozar con el borde inferior de una zona de la escápula que se llama acromion que está situado justo por encima. La fricción reitera da provoca la inflamación del tendón e incluso en ocasiones desgarros y roturas del mismo. [2]

Tendinitis bicipital[editar]

Se debe a la inflamación del tendón de la porción larga del músculo bíceps braquial en la región del hombro. Provoca dolor en la zona anterior de la articulación. En ocasiones después de una larga evolución puede llegar a producirse la rotura del tendón. [7]

Bursitis[editar]

La bursitis es la inflamación de una bolsa serosa, estructuras que se encuentran generalmente cerca de las articulaciones y sirven para facilitar los deslizamientos de las partes móviles, en particular huesos, músculos y tendones. En la región del hombro es habitual la bursitis subacromial, provocada por la inflamación de la bolsa serosa del mismo nombre que protege el musculo supraespinoso del roce con el acromion. La inflamación de la bolsa se debe generalmente a microtraumatismos repetitivos y causa dolor en la región anterior y lateral externa del hombro, provocando además déficit de movilidad. Se produce con frecuencia en deportistas que realizan lanzamientos de forma repetitiva.

Capsulitis adhesiva[editar]

La capsulitis adhesiva, también llamada hombro congelado o capsulitis retractil, consiste en una retracción de la cápsula articular acompañada por dolor, inflamación y disminución severa de la movilidad de la articulación escapulohumeral, tanto activa como pasiva. Puede ser primaria, cuando no existe causa aparente, y secundaria, en cuyo caso está originada por inmovilización prolongada tras un traumatismo u otros trastornos inflamatorios que afecten a la articulación. La capsulitis adhesiva es un proceso de larga evolución que se produce con más frecuencia en pacientes de entre 40 y 70 años. Se trata con medidas de rehabilitación y fisioterapia. Tiene tendencia a mejorar tras un periodo de alrededor de 15 meses, aunque suelen persistir deficiencias de movilidad. [8]

Fracturas del cuello del húmero[editar]

EL cuello del húmero está situado próximo a la articulación escápulohumeral. Este tipo de fracturas son frecuentes en niños y pacientes mayores de 50 años y pueden afectar según su localización al cuello anatómico del húmero o al cuello quirúrgico. En la mayor parte de los casos se producen como consecuencia de un mecanismo indirecto, por ejemplo una caída en la que el sujeto apoya la mano en el suelo con el miembro superior extendido. Menos frecuentemente el mecanismo es directo por un golpe directo sobre la zona, pues la región del hombro esta bien protegida por diferentes músculos, como el deltoides. que actúan amortiguando los impactos.

Artrosis[editar]

La artrosis es una enfermedad degenerativa y dolorosa que se caracteriza por destrucción progresiva del cartílago que recubre las articulaciones, presencia de protuberancias óseas que se llaman osteofitos y deformidades de la articulación. El hombro es menos propenso a la artrosis que otras articulaciones como rodilla y cadera. Cuando existe suele deberse a diversos factores que han favorecido su aparición: traumatismos repetidos, fracturas antiguas, rigidez del hombro, luxaciones repetidas o tendinitis del manguito rotador de larga evolución.

Artritis[editar]

La artritis es un proceso inflamatorio que afecta a una articulación, debe distinguirse de la artrosis que es un proceso degenerativo. A veces se denomina a la artrosis osteoartritis, terminología que tiende a causar confusión, por no tratarse de una autentica artritis.

La artritis del hombro puede estar ocasionada por diversas enfermedades, algunas de las más frecuentes son la artritis reumatoide, polimialgia reumática, artritis sépticas por un agentes infecciosos y artritis microcristalina por depósito de ácido úrico (gota). La artritis reumatoide cuando afecta al hombro provoca derrame en el interior de la articulación e intenso dolor con limitación de la movilidad, puede involucrar tanto a la articulación escapulohumeral como a la acromioclavicular.[9]

Dolor referido[editar]

Se llama dolor referido al que se experimenta en un área lejana de donde se encuentra la lesión o problema que lo provoca. En el hombro es relativamente frecuente y puede estar originado por causas cardiacas como el infarto agudo de miocardio, pulmonares como el neumotórax o el tumor de Pancoast y abdominales como los cálculos de la vesícula biliar y conductos biliares.[10]

Referencias[editar]

  1. Arturo Mahiques: Hombro. CTO-AM. Consultado el 25 de octubre de 2012
  2. a b c d Tortora - Derrickson. Principios de Anatomía y Fisiología, 11ª edición (2006). ISBN 968-7988-77-0
  3. Síndrome hombro doloroso. Protocolos de referencia y contrareferencia SS O'Higgins, 2011. Consultado el 31 de octubre de 2012
  4. Exploración del hombro. Jano, consultado el 25 de octubre de 2012.
  5. Universidad de Cantabría: Las articulaciones de la cintura escapular. Consultado el 25 de octubre de 2012.
  6. Fisioterapia del complejo articular del hombro. Consultado el 25 de octubre de 2012.
  7. Juan José Rodríguez Alonso, Lis Valverde : Manual de traumatología en atención primaria, 1996. Consultado el 25 de octubre de 2012.
  8. Capsulitis adhesiva del hombro: Una revisión sistemática. Rev. Fisioterapia, 2010
  9. Sociedad Española de Reumatología: Hombro. Consultado el 30 de octubre de 2012
  10. F. del Campo Matías, J. L. González Peláez, J. Mª. Martín Santos: Hombro doloroso y tumor de Pancoast. Medifam, v.11, n.6, Madrid, junio 2001.


Enlaces externos[editar]