Velomóvil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
el Go-one3 incorpora asistencia eléctrica.

El velomóvil, velomobile o bicicleta coche es un vehículo de tracción humana que incluye una carrocería aerodinámica que favorece su avance y la protección contra las colisiones y los agentes atmosféricos, como la lluvia o la nieve. Es la evolución de las bicicletas con silla y triciclos, con la adición de una carrocería aerodinámica.

La máxima velocidad alcanzada es de 133,78 km/h por un holandés en 2013, a bordo de un Velox3 diseñado y construido por estudiantes e investigadores de la Universidades de Delft y Amsterdam.

Eficiencia energética y ventajas[editar]

Eficiencia energética[editar]

En un velomóvil no eléctrico el pedaleo continuo de una persona normal es alrededor de 100 vatios que, traducido en términos de velocidad, nos daría unos 35 kilómetros por hora gracias a su cubierta aerodinámica. Un deportista o atleta desarrolla hasta 200 vatios de potencia con sus piernas, superando fácilmente los 40 kilómetros por hora.[1]

En el caso del velomóvil eléctrico los 100 vatios del pedaleo se combinan con los 250 vatios de un motor eléctrico, dando una potencia combinada de 350 vatios, logrando unos 50 kilómetros por hora. Ésto es así porque el motor eléctrico solo es utilizado durante la aceleración y subida de pendientes, ahorrándose energía de la batería y su tiempo de autonomía.[1]

Ventajas sobre los coches[editar]

En términos de velocidad y autonomía aquellos velomóviles que incorporan asistencia eléctrica es hasta ochenta veces más eficientes que un coche eléctrico.[1] Así mismo, un coche es unas 46 veces más pesado que un velomóvil eléctrico, esto se traduce en que la mayor parte de la energía utilizada por un coche se utiliza para mover el vehículo en sí y no al conductor.[1]

Ventaja sobre las bicicletas[editar]

Ya que su peso es mayor a una bicicleta normal, hace indispensable una asistencia eléctrica inicial para la aceleración. No obstante, una vez ya superada la aceleración inicial la forma aerodinámica de la carrocería tiene coeficiente aerodinámico 30 veces más bajo que una bicicleta, alcanzándose velocidades más altas con el mismo esfuerzo de pedaleo.[1] Mientras que en una bicicleta se alcanza velocidades de crucero que difícilmente superen los 25 kilómetros por hora, un velomóvil a pedaleo de una persona normal puede superar fácilmente esa barrera.[2] Así pues, para alcanzar los 30 kilómetros por hora una bicicleta regular necesita unos 271 W de potencia mientras que un velomovil estándar unos 115 W y uno de alta eficiencia hasta 79 W.[3] Otra ventaja es que los velomóviles, al tener una cubierta, protegen al conductor del clima de la intemperie.[1]

Legislación en países occidentales[editar]

En cuestión de velocidad tope, la legislación de muchos países de Europa solo permite asistencia de motor eléctrico hasta los 25 km/h para seguir considerándolo como bicicleta. En varios estados de Estados Unidos y Canadá admiten asistencia eléctrica hasta la velocidad de 32 km/h. En cuanto a la capacidad de salida, en muchos países de Europa está limitada a los 250 vatios, en Canadá en 500 vatios y en Estados Unidos a los 750 vatios. Más allá de esos límites se les puede considerar ciclomotores, teniéndose regulaciones aún más rigurosas para los fabricantes.[2] [4]

Muchas de estas legislaciones rigurosas entorpecen el avance en investigación y producción de velomóviles por parte de los fabricantes, que suelen ser pocos y pequeños. Así pues, es más factible que un país desarrollado permita un coche convencional de más de dos toneladas de peso y con una velocidad tope de 270 km/h que un velomóvil de 33 kilos con velocidad tope de 50 km/h y con una eficiencia energética que puede ser hasta 80 veces superior.[2] [4]

Fabricantes[editar]

Hay pocos fabricantes de velomóviles; mayoritariamente se construyen artesanalmente. Algunos modelos tienen la cabeza del operador expuesta, esto es una ventaja para dar una buena visión. Vehículos similares, pero sin tracción humana, son llamados «microcoches».

Velomóvil fabricado por Alleweder.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f «El Velomóvil Eléctrico: Rápido y Cómodo Como un Automóvil, 80 Veces Más Eficiente». www.es.lowtechmagazine.com. Consultado el 18 de abril de 2016. 
  2. a b c «El Velomóvil Eléctrico: Rápido y Cómodo Como un Automóvil, 80 Veces Más Eficiente (parte 2)». www.es.lowtechmagazine.com. Consultado el 18 de abril de 2016. 
  3. Frederik Van De Walle (Junio. 2004). «The Velomobile as a Vehicle for more Sustainable Transportation». Department of Infrastructure, Royal Institute of Technology. ISSN 1651-0194. Consultado el 19 de abril de 2016. 
  4. a b Rosen, Paul; Cox, Peter; Horton, David (1 de enero de 2007). Cycling and Society (en inglés). Ashgate Publishing, Ltd. ISBN 9780754648444. Consultado el 19 de abril de 2016. 

Enlaces externos[editar]