Tronco pulmonar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tronco pulmonar
Gray490spanish.png
Vista frontal del corazón, pulmones y grandes vasos.
Heart numlabels.svg
Vista anterior (frontal) del corazón abierto. Las flechas blancas indican el flujo sanguíneo normal. 1. Atrio derecho. 2. Atrio izquierdo. 3. Vena cava superior. 4. Aorta. 5. Arteria pulmonar izquierda. 6. Vena pulmonar. 7. Válvula mitral. 8. Válvula aórtica. 9. Ventrículo izquierdo. 10. Ventrículo derecho. 11. Vena cava inferior. 12. Válvula tricúspide. 13. Válvula pulmonar.
Nombre y clasificación
Latín [TA]: truncus pulmonalis;
arteria pulmonalis
TA A12.2.01.001
MeSH A07.231.114.715
Información anatómica
Precursor Tronco arterioso
Rama de Ventrículo derecho
Ramas Arteria pulmonar derecha
Arteria pulmonar izquierda
Vena satélite Vena pulmonar
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

El tronco pulmonar, también conocido como arteria pulmonar o tronco de las pulmonares (TA: truncus pulmonalis, arteria pulmonalis) es la arteria por la cual la sangre pasa del ventrículo derecho a los pulmones, para ser oxigenada a través de la barrera alvéolo capilar en un proceso conocido como hematosis. Las arterias pulmonares son las únicas arterias del cuerpo que conducen sangre poco oxigenada hacia un tejido, en este caso, el parénquima pulmonar. Para ello, atraviesa la válvula pulmonar, a la salida del ventrículo derecho.

A nivel del cayado de la aorta, la arteria pulmonar se divide en una rama derecha y otra izquierda, una para cada pulmón, que discurren junto al bronquio respectivo, penetrando al pulmón a nivel del hilio pulmonar, para dividirse luego en ramas cada vez más finas.

Imágenes adicionales[editar]

hemoglhemoglobina queobina queEl aparato circulatorio o cardiovascular es un sistema de transporte interno que utilizan los seres vivos para mover dentro de su organismo elementos nutritivos, metabolitos, oxígeno, dióxido de carbono, hormonas y otras sustancias. Existe tanto en los vertebrados como en la mayoría de los invertebrados aunque su estructura y función tiene considerables variaciones dependiendo del tipo de animal. En el ser humano el sistema circulatorio está constituido por un fluido que se llama sangre, un conjunto de conductos (arterias, venas, capilares) y una bomba impulsora que es el corazón. El corazón es una estructura muscular que se contrae regularmente y mantiene la sangre en constante movimiento dentro de los vasos sanguíneos. La sangre contiene glóbulos rojos ricos en hemoglobina que transportan el oxígeno hasta todas las células del cuerpo. El sistema linfático formado por los vasos linfáticos que conducen un líquido llamado linfa desde el espacio intersticial hasta el sistema venoso también forma parte del sistema circulatorio. Las personas y todos los mamíferos disponen de un sistema circulatorio doble, la parte derecha del corazón impulsa la sangre pobre en oxígeno a través de la arteria pulmonar hacia los pulmones para que se oxigene (circulación pulmonar), mientras la parte izquierda del corazón distribuye la sangre oxigenada hasta los tejidos a través de la arteria aorta y sus múltiples ramificaciones (circulación sistémica).