Tratamiento sintomático

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El tratamiento sintomático, atención de apoyo o terapia de apoyo es cualquier terapia médica de una enfermedad que solo afecta sus síntomas y no la causa subyacente. Suele tener como objetivo reducir los signos y síntomas para la comodidad y bienestar del paciente, pero también puede ser útil para reducir las consecuencias orgánicas y las secuelas de estos signos y síntomas de una enfermedad. En muchas enfermedades, incluso en aquellas cuyas etiologías se conocen (p. ej., la mayoría de las enfermedades virales, como la influenza y la fiebre del Valle del Rift), el tratamiento sintomático es el único tratamiento disponible hasta ahora.

Ejemplos[editar]

Ejemplos de tratamientos sintomáticos:

Usos[editar]

Cuando se conoce la etiología (la causa, el conjunto de causas o la forma de causalidad de una enfermedad o afección) de la enfermedad, se puede instituir un tratamiento específico, pero generalmente también se asocia con el tratamiento sintomático.

El tratamiento sintomático no siempre se recomienda y, de hecho, puede ser peligroso, porque puede enmascarar la presencia de una etiología subyacente que luego será olvidada o tratada con gran retraso. Ejemplos:

Finalmente, el tratamiento sintomático no está exento de efectos adversos, pudiendo ser causa de consecuencias iatrogénicas (es decir, efectos nocivos provocados por el propio tratamiento), como reacciones alérgicas, sangrado de estómago, efectos sobre el sistema nervioso central (náuseas, mareos, etc.).

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «NCI Dictionary of Cancer Terms». National Cancer Institute (en inglés). 2011-02-02. Consultado el 2020-03-24.