Tratado de Zamora

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Tratado de Zamora fue el resultado de la conferencia de paz entre Alfonso I de Portugal y el rey Alfonso VII de León, el 5 de octubre de 1143, marcando generalmente la fecha de la formación de Portugal y el inicio de la dinastía alfonsina. Victorioso en la batalla de Ourique, en 1139, Alfonso I se benefició del apoyo de João Peculiar —el arzobispo de Braga— en favor de la constitución del nuevo reino de Portugal. Este último buscó conciliar a los dos Alfonsos y propició que se encontraran en Zamora los días 4 y 5 de octubre de 1143, con la presencia del cardenal Guido de Vico.[1]

Historia[editar]

La soberanía portuguesa, reconocida por Alfonso VII en Zamora,[1]​ vino a ser confirmada por el papa Alejandro III en 1179 mediante la bula Manifestus Probatum.[2]​ El título de rey de Portugal, que Alfonso I usaba desde 1140, fue confirmado en Zamora, comprometiéndose entonces el monarca portugués ante el cardenal Guido de Vico a considerarse vasallo de la Santa Sede, obligándose, por él y por sus descendientes, al pago de un censo anual de cuatro onzas de oro.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Mattoso, 2014, p. 212.
  2. Mattoso, 2014, p. 359.
  3. Mattoso, 2014, p. 213.

Bibliografía[editar]