Tratado de Zamora

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El Tratado de Zamora fue el resultado de la conferencia de paz entre Alfonso I de Portugal y el rey Alfonso VII de León, el 5 de octubre de 1143, marcando generalmente la fecha de la formación de Portugal y el inicio de la dinastía alfonsina. Victorioso en la batalla de Ourique contra los musulmanes, en 1139, Alfonso I se benefició del apoyo de João Peculiar —el arzobispo de Braga— en favor de la constitución del nuevo reino de Portugal. Tras el Torneo de Arcos de Vadevez entre los dos Alfonsos y sus huestes, aquel buscó conciliarlos y propició que se encontraran en Zamora los días 4 y 5 de octubre de 1143, con la presencia del cardenal Guido de Vico.[1]

Historia[editar]

La soberanía portuguesa, reconocida por Alfonso VII en Zamora,[1]​ vino a ser confirmada por el papa Alejandro III en 1179 mediante la bula Manifestus Probatum.[2]​ El título de rey de Portugal, que Alfonso I usaba desde 1140, fue confirmado en Zamora, comprometiéndose entonces el monarca portugués ante el cardenal Guido de Vico a considerarse vasallo de la Santa Sede, obligándose, por él y por sus descendientes, al pago de un censo anual de cuatro onzas de oro.[3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Mattoso, 2014, p. 212.
  2. Mattoso, 2014, p. 359.
  3. Mattoso, 2014, p. 213.

Bibliografía[editar]