Torre del Infantado

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Torre del Infantado
Potes
Conjunto Histórico Artístico la Villa de Potes.jpg
Torre del Infantado, actual ayuntamiento de la villa.
Localización Potes,
Flag of Cantabria (Official).svg Cantabria,
Flag of Spain.svg España
Tipo Torre fortificada
Coordenadas 43°09′15″N 4°37′25″O / 43.15411111, -4.62358056Coordenadas: 43°09′15″N 4°37′25″O / 43.15411111, -4.62358056
Época de construcción Siglo XIV, estilo gótico
Materiales de construcción Muros de carga
Catalogación
Bien de Interés Cultural
Patrimonio histórico de España
Declaración 25-06-1985
Figura de protección Monumento[1]
Código RI-51-0011422
[editar datos en Wikidata]

La Torre del Infantado es una fortificación ubicada en localidad cántabra de Potes (España), a los pies de los Picos de Europa.

Historia[editar]

De fundación atribuida a la familia de la Lama, fue construida en el siglo XIV. Perteneció a Tello, Señor de Liébana, hermano del rey Enrique II, e hijo de Alfonso XI. A partir del siglo XVI, y tras una serie de enfrentamientos por la posesión del señorío, fue casa solar de Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana, y de sus descendientes, la casa ducal del Infantado. Finalmente quedaría en manos de los Duques de Osuna, quienes la vendieron en 1868.

En la actualidad, la Torre del Infantado es la sede de la casa consistorial de la villa.

Este edificio es Monumento Histórico Artístico.[1]

Descripción[editar]

Está construida principalmente por sillarejo, se encuentra reforzada con sillería en las esquinas y los vanos. Está compuesta por cuatro cuerpos y una azotea con cornisa, que soporta una barbacana corrida rematada por almenas. En las esquinas hay cuatro pequeñas torres almenadas.

En la fachada principal asoma un gran balcón, bajo el cual se encuentra la entrada a la torre a la que se llega ascendiendo una escalinata. En las cuatro fachadas hay pequeñas ventanas adinteladas.

En el interior hay un patio interior que ilumina las estancias interiores, lo cual es un detalle inusual en las fortalezas cántabras. Su presencia se asocia a una reforma llevada a cabo por los Duques del Infantado, en el siglo XVI, aplicando al castillo un estilo italianizante, propio de los palacios castellanos de la época.

Actualmente se están llevando a cabo una serie de reformas en el interior de la torre, con el fin de dotarla del archivo comarcal, además de un mirador y una biblioteca.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (ed.). «Consulta a la base de datos de bienes inmuebles». 

Enlaces externos[editar]