Tomate cherry

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Symbol question.svg
 
Tomate cherry
Tomates cerises Luc Viatour.jpg
Taxonomía
Reino: Plantae
(sin rango): Eudicots
(sin rango): Asterids
Orden: Solanales
Familia: Solanaceae
Género: Solanum
Especie: S. lycopersicum
Subespecie: Solanum lycopersicum var. cerasiforme
(Dunal) D.M.Spooner, G.J.Anderson & R.K.Jansen[1]
Sinonimia

Lycopersicon lycopersicum var. cerasiforme

Tomate cherry
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 4 kcal 18 kJ
Carbohidratos 3.9
 • Azúcares 2.6
 • Fibra alimentaria 1.2
Grasas 0.2
Proteínas 0.9
Agua 94.5
Retinol (vit. A) 42 μg (5%)
Vitamina B6 0.08 mg (6%)
Vitamina C 14 mg (23%)
Vitamina K 7.9 μg (8%)
Calcio 10 mg (1%)
Hierro 0.3 mg (2%)
Magnesio 11 mg (3%)
Potasio 237 mg (5%)
Sodio 5 mg (0%)
Zinc 0.2 mg (2%)
% de la cantidad diaria recomendada para adultos.
Fuente: Tomatoes, red, ripe, raw, year round average en la base de datos de nutrientes de USDA.

Lycopersicon esculentum var. cerasiforme

El tomate cherry también denominado tomate cereza, tomate pasa o tomate uva es un fruto pequeño y redondeado que se cree es una mezcla genética entre Solanum pimpinellifolium y tomates de jardín domesticados.[2]​ El rango de tamaño del tomate cereza en varía de una yema de un dedo y una pelota de golf, y su forma puede ser esférica o ligeramente obolonga. Suele ser de color rojo, aunque existen variedades de color naranja, amarillo, verde, y negro.[3]

Descripción[editar]

Similar a la planta de tomates, pero con un tamaño menor y frutos igualmente menores. Al principio del crecimiento su tallo es recto, pero conforme pasa el tiempo tenderá a caerse hacia los costados y a enredarse con sus ramas. Presenta flores amarillas que aparecen al principio de la primavera, normalmente constan de cuatro/cinco pétalos, las cuales, posteriormente, darán lugar a los frutos que inicialmente serán verdes y con el tiempo se tornarán a el color de la variedad del tomate cherry en cuestión. Las hojas de la planta son pinnadas y compuestas, con entre 7 y 9 foliolos preciolados, lobulados, con borde dentado, alternos y opuestos. Al igual que el tallo, las hojas se encuentran cubiertas de pelos glandulares.

Cuidados[editar]

La planta no exige mucho de por sí, pudiendo crecer en una zona de clima templado, con abundantes riegos y al menos un par de horas de insolación, aunque es preferible que el suelo sea abonado para un crecimiento óptimo y una buena producción de frutos. Es recomendable, además, el uso de fertilizantes, que incrementarán la densidad del follaje y la calidad de los frutos. Un buen ejemplo es la harina de hueso, fertilizante rico en potasio. Para un crecimiento controlado, es preferible el uso de un tutor que guiará adecuadamente el crecimiento de tallos y ramas.

Historia[editar]

Handheld-Cherry-Tomatoes-in-hand 8063.jpg

El origen del tomate cereza se remonta al México azteca, como mínimo al siglo XV dC .

Los primeros tomates cultivados en Europa en el siglo XVI, fueron de color amarillo.[4]​ Estos fueron cultivados en los jardines botánicos del sur de España.

Los tomates cereza se popularizaron en los Estados Unidos y Europa a principio del siglo XX.[5]

Coloración del tomate cherry[editar]

Los licopenos son un componente único presente en los tomates cherry. Estos son los que le dan el color rojo característico del fruto. Los licopenos son un tipo de carotenos con propiedades antioxidantes. Además, su efecto es 10 veces mayor que otros antioxidantes clásicos como la vitamina E. [6][7]

Galería[editar]

Referencias[editar]