The pink swastika

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
The pink swastika
de Scott Lively y Kevin Abrams
The Pink Swastika cover (5th ed).jpg
Género Ensayo Ver y modificar los datos en Wikidata
Tema(s) Alemania nazi
homosexualidad
Edición original en inglés
Título original The Pink Swastika: Homosexuality in the Nazi Party
Ciudad Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
País Estados Unidos
Fecha de publicación 1995

The Pink Swastika: Homosexuality in the Nazi Party («La esvástica rosa: Homosexualidad en el partido nazi») es un libro publicado por primera vez en 1995 por Scott Lively y Kevin Abrams,[1]​ y que está actualmente en su quinta edición.[2]​ El libro ha sido fuertemente criticado por los historiadores.[3]

Tesis defendidas[editar]

El título del libro, así como el libro mismo, hacen referencia al libro The Pink Triangle: The Nazi War Against Homosexuals («El triángulo rosa: la guerra nazi contra los homosexuales»), en el que el autor Richard Plant detalla la homofobia en el partido nazi y las víctimas homosexuales del nazismo. Una de las principales fuentes de The pink swastika fue Germany's National Vice («El vicio nacional alemán») de Samuel Igra, al que Lively denomina «la versión de 1945 de The pink swastika».[4]

Según los autores, los homosexuales del partido nazi contribuyeron al militarismo extremo de la Alemania nazi. Para ellos los líderes del régimen nazi, incluyendo al mismo Adolf Hitler, eran homosexuales; también afirman que ocho de los diez principales asesinos en serie de los EE. UU. eran homosexuales.[5][6]​ También defienden que la persecución de los homosexuales estaba dirigida solamente a los afeminados.[7]

Recepción[editar]

Erik N. Jensen considera que la relación trazada por los autores entre la homosexualidad y el nazismo es la vuelta de un «mito pernicioso» recurrente, originado en los ataques a los nazis realizados por la prensa socialista y comunista alemana en la década de 1930 y que ha sido «desbancada hace tiempo» por «estudiosos serios».[8]​ Jensen considera que el libro como una «secuela de la medida 9 [del referéndum de] Oregón para revocar los derechos de los gais».[8]​ Dorthe Seifert lo considera como una respuesta a la creciente conciencia del público de la persecución de los homosexuales.[9]​ Christine L. Mueller afirma que la documentación histórica no apoya las afirmaciones de Abrams.[10]​ Bob Moser, escribiendo para el Southern Poverty Law Center, afirma que el libro ha sido apoyado y promocionado por grupos antigais y que los historiadores están de acuerdo en que sus premisas son «totalmente falsas».[11]

Jonathan Zimmerman, un historiador de la Universidad de Nueva York, escribió que la afirmación de que los gais ayudaron a introducir el nazismo en Alemania es «simplemente mentira».[12]​ Zimmerman señala que «[e]ntre 1933 y 1945, los nazis arrestaron aproximadamente a 100 000 hombres por homosexualidad. La mayoría de los gais condenados eran enviado a prisión; entre 5000 y 15 000 fueron internados en campos de concentración, donde llevaban triángulos rosas para señalar su supuesto crimen».[12]​ Además afirma, «[p]ara conseguir su liberación de los campos, algunos gais tuvieron que someterse a castraciones forzadas. Otros fueron mutilados o asesinados en supuestos experimentos médicos de médicos nazis, que insistían que la homosexualidad era una enfermedad que podía ser "curada".»[12]​ Además de que «Hitler autorizó un edicto de 1941 que ordenaba la pena de muerte [...] a los miembros de las SS y de la policía que fueran culpables de actividades gais.»[12]

Bryan Fischer[editar]

Bryan Fischer, presentador del programa de radio Focal Point de la estación de Radio American Family de la American Family Association y bloguero, fue despedido de su puesto de Director de Análisis de Asuntos del gobierno y políticas públicas de la American Family Association debido a una serie de opiniones tomadas del libro The pink swastika.[13][14][15][16]

En 2008 Fischer publicó un ensayo titulado «The truth about homosexuality and the Nazi Party» («La verdad sobre la homosexualidad y el partido nazi»)[17]​ en el que afirmaba que el «partido nazi comenzó en un bar gay de Múnich», que la Noche de los cuchillos largos fue «en gran parte realizada por homosexuales» y que los homosexuales eran reclutados por las camisas marrones de Hitler porque eran «un grupo arrogante y orgulloso» que podían «matar y masacrar porque sí»,[18]​ además de que «si un oficial de las SA no era homosexual, no tenía posibilidad de avanzar [en su carrera]».

En 2010, Bryan Fischer repitió sus afirmaciones de que Hitler era homosexual en la radio American Family y dijo que «Hitler descubrió que no podía conseguir que los soldados heterosexuales se comportasen de forma tan salvaje y brutal y viciosa para cumplir sus órdenes, pero que los soldados homosexuales básicamente no tenían límites y el salvajismo y la brutalidad que estaban dispuestos a cometer contra quienes les enviase Hitler. Así que se rodeó, prácticamente todos los SA, los camisas marrones, eran homosexuales masculinos.»[19]​ En 2013 repitió para el programa American Family Talk que Hitler fundó el partido nazi «en un bar gay de Múnich» y que «[Adolf Hitler] no consiguió que los heterosexuales fuesen lo bastante sanguinarios para ser sus sicarios».[20][21]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Lively, Scott; Abrams, Kevin (1995). The Pink Swastika: Homosexuality in the Nazi Party. Founders Publishing. Corporation. ISBN 978-0-9647609-0-5. 
  2. «The Pink Swastika». Archivado desde el original el 11 de noviembre de 2014. Consultado el 8 de noviembre de 2014. 
  3. Moser, Bob. «Anti-Gay Religious Crusaders Claim Homosexuals Helped Mastermind the Holocaust». Southern Poverty Law Center (en inglés). Consultado el 8 de febrero de 2015. 
  4. {{cita vídeo people = Lively, Scott | year = | title = Scott Lively speaks about his book, The Pink Swastika | url = http://www.youtube.com/watch?v=tBG7bUBqbj8&feature=player_detailpage#t=2664s | format = | medium = | language = | trans_title = | publisher = | location = | archiveurl = | archivedate = | accessdate = | time = 26'15 | id = | isbn = | oclc = | quote = | ref =}}
  5. «People & Events». Mennonite Brethren Herald. 5 de noviembre de 1999. Archivado desde el original el 25 de mayo de 2007. Consultado el 14 de junio de 2007. «In their controversial book, The Pink Swastika, Scott Lively and Kevin Abrams assert that many leading members of the Nazi Party in Germany were homosexuals. They also state that eight of the top ten serial killers in the US were homosexuals, including Donald Garvey, John Wayne Gacy, Patrick Wayne Kearney, Bruce Davis and Jeffrey Dahmer. The Apr. 22 Globe and Mail reported that the Columbine high school killers 'professed to be bisexuals'. – RTV Bulletin, Western Report ». 
  6. «Religious Right Groups Involved in Antigay Incidents». People For the American Way. Archivado desde el original el 15 de diciembre de 2006. Consultado el 14 de junio de 2007. 
  7. Lively, Scott; Abrams, Kevin. «The Pink Swastika». p. 23. Archivado desde el original el 6 de mayo de 2014. Consultado el 7 de agosto de 2014. «As war became more important to the Germans, the male warriors and their culture became dominant, and the status of women declined. Effeminacy and receptive homosexuality were increasingly scorned and repressed....The effeminate homosexual...was depicted as a foul monster....this stigmatization did not extend to active male homosexuality. [Later, acceptability of masculine oriented homosexuality declined under Christianity, which] was officially opposed to all forms of homosexuality (Greenberg:249f) ». 
  8. a b Erik N. Jensen (enero–abril de 2002). «The Pink Triangle and Political Consciousness: Gays, Lesbians, and the Memory of Nazi Persecution». Journal of the History of Sexuality 11 (1/2): 319-349, pp. 322-323 y n. 19. doi:10.1353/sex.2002.0008. 
  9. Dorthe Seifert (otoño de 2003). «Between Silence and License: The Representation of the National Socialist Persecution of Homosexuality in Anglo-American Fiction and Film». History and Memory 15 (2): 94-129, p. 94. doi:10.2979/HIS.2003.15.2.94. 
  10. «The Other Side of the Pink Triangle: Still a Pink Triangle». 24 de octubre de 1994. Consultado el 8 de noviembre de 2008. 
  11. Bob Moser (Spring 2005). «Making Myths». Intelligence Report (Southern Poverty Law Center) (117). 
  12. a b c d Zimmerman, Jonathan (27 de agosto de 2011). «Did Nazis persecute gays, or were they gay themselves?». The Bakersfield Californian/History News Service. 
  13. «AFA Fires Bryan Fischer After Hitler, Homosexuality Remarks». MSNBC. 28 de enero de 2015. 
  14. http://www.msnbc.com/rachel-maddow/watch/bryan-fischer-fired-ahead-of-rnc-israel-trip-390575171843
  15. http://www.mediaite.com/tv/evangelist-bryan-fischer-has-been-fired-maddow-reports/
  16. «Rachel Maddow follows up on Haaretz report of RNC 'hate group' trip to Israel». Haaretz. 29 de enero de 2015. 
  17. Bryan Fischer (15 de mayo de 2008). «The truth about homosexuality and the Nazi Party». Renew America. Archivado desde el original el 4 de enero de 2015. 
  18. Citado en «The truth about homosexuality and the Nazi Party». SodaHead (Self Published). 18 de julio de 2011. Archivado desde el original el 30 de enero de 2015. Consultado el 8 de febrero de 2015. 
  19. Kyle Mantyla (25 de mayo de 2010). «AFA's Fischer Outdoes Himself». Right Wing Watch. People for the American Way. 
  20. «Gay Rights Advocates Are 'Nazi Stormtroopers' Who Want To 'Eliminate' Opponents: Bryan Fischer». Huffington Post. 9 de abril de 2013. 
  21. James Withers (4 de septiembre de 2013). «Anti-gay US activist tells his radio listeners the Nazi Party began in a gay bar in Munich». Gay Star News. Archivado desde el original el 30 de enero de 2015. 

Enlaces externos[editar]