Terremoto de Cúcuta de 1875

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Terremoto de Cúcuta de 1875
7.5-8.5 en potencia de Magnitud de Momento (MW)
7.5-8.5 en la Escala de Richter (ML)
Localización en Colombia
Terremoto de Cúcuta 18 mayo 1875.PNG
Imagen de la catástrofe
Fecha 18 de mayo de 1875 (142 años) 11:15:11 -5GMT
Tipo Tectónico
Profundidad ? km
Coordenadas del epicentro 7°54′N 72°30′O / 7.9, -72.5Coordenadas: 7°54′N 72°30′O / 7.9, -72.5
Consecuencias
Zonas afectadas Bandera de Colombia Colombia
Bandera de Venezuela Venezuela
Réplicas 5
Víctimas 14 000 muertos
5000 de manera directa[1]
[editar datos en Wikidata]

El Terremoto de Cúcuta de 1875 o ( Terremoto de los Andes) ocurrió el 18 de mayo de 1875 a las 11:15:11 a. m. de magnitud Mb 7,3. Su epicentro fue la ciudad colombiana de Cúcuta, sin embargo también afectó a su área metropolitana así como al vecino estado venezolano de Táchira.[2]

En este día la ciudad de Cúcuta (así como los municipios metropolitanos de Villa del Rosario, Los Patios, San Cayetano y El Zulia) y los vecinos pueblos venezolanos de San Antonio del Táchira y Capacho fueron destruidas totalmente por este terremoto. Además causó graves daños en algunas poblaciones colombianas como Ocaña y Pamplona e igualmente poblaciones venezolanas como San Cristóbal, La Mulera, Rubio, Michelena, La Grita, Colón, entre otras, y fue sentido en Bogotá y Caracas.

Aún se observa los restos del Templo Histórico de Cúcuta que se colapsó durante el gran movimiento sísmico, las casas de esa época en la zona eran de estilo colonial español, con teja de barro, muros de tapia y patios interiores.

Desarrollo[editar]

Tres o cuatro sacudidas precedieron al terremoto durante los días anteriores, y tal fue la magnitud de éstos que según los testigos de la época las sacudidas llegaron a agrietar los muros y arrojar al suelo objetos de las mesas.

La segunda sacudida sorprendió a los habitantes el lunes 17 de mayo, a las 5.00: pero menos intensa que la primera. Hubo otra sacudida en la tarde de ese mismo día, y quizás otras dos más la víspera de la catástrofe. Por eso el pueblo de la Villa de Cúcuta estaba aterrado por los temblores.

El gran terremoto, ocurrió el día martes 18 de mayo de 1875 a las 11.15 a. m. ya que ésa fue la hora que quedó marcada en el reloj de la iglesia de Cúcuta se encontró marcado aún la hora fatídica.

Testigos refieren que duró entre 40 y 50 s y que hubo tiempo para varios viajes desde el interior de la casa a la calle, con el fin de rescatar a los niños y enfermos. Los testigos concuerdan todos con una de las características de una espesa nube de polvo, que envolvió las poblaciones producto de la caída de las paredes de tierra pisada, adobes y tapias como los techos de caña brava y tejas, que duro muchas horas en el ambiente ya que no soplaba viento alguno además de un calor sofocante que se sintió después del terremoto.

Consecuencias[editar]

Víctimas[editar]

Acerca en el número de víctimas hay algunas exageraciones, algunos dicen que hubo unos 3.000, otros dicen que la lista de muertos en solo Cúcuta era de 900 a 1.000. Sin embargo el número de cadáveres sacados de las ruinas y contados fueron: 253, hombres: 208, mujeres total: 461, más no se contabilizaron los muertos de las poblaciones vecinas en un radio de 80 km, que quedaron sepultados bajo los escombros de las casas, poblaciones como la Villa del Rosario, San Luis, Arboledas, Salazar de Las Palmas, Gramalote, Bochalema; y San Faustino en Colombia y de San Antonio, Capacho, San Cristóbal, La Mulera, Rubio, Michelena, La Grita, Colón en Venezuela cayeron las casas y hasta a más de 100 km de distancia como en Chinácota y más allá de Mérida hubo grandes daños además fue sentido a gran distancia como en Bogotá y Caracas, donde fue sentido como un sismo de mediana intensidad que alarmó a sus pobladores, además el terremoto del Táchira derrumbo numerosas casas e ingenios (molinos) de haciendas y de fincas que quedaron totalmente destruidas como también los patios de secado del café todos agrietados y partidos al igual de los sistemas rudimentarios de regadío de las numerosas plantaciones de la época. El general Domingo Dias Guevara, Cónsul de Venezuela en Cúcuta

Geología[editar]

Fue tan la magnitud del evento sísmico que afloraron aguas termales en los sitios hoy conocidos como "Agua Hedionda", bautizada así por sus olores sulfurosos y se encuentra ubicada en "El Recreo" en la antigua carretera de "Capote" a "Las Dantas" cerca de "La Mulera" vía carretera de San Antonio a Rubio existe otro afloramiento llamado "El Tampaco", ubicado en el "km 17" de esa misma carretera en el sitio conocido como "Las Adjuntas", otra fue la de "Aguas Calientes" lugar cercano a Ureña, a 370 msnm, en el sitio se construyó un balneario terapéutico y un reconocido hotel que lleva el nombre de Hotel Aguas Calientes.

Como consecuencia del terremoto que fracturó la roca se generan emanaciones de petróleo,[3]​ luego de tres años en el Distrito de Rubio del Estado Los Andes se establece la compañía minera Petrolia del Táchira para explotar esos yacimientos cedidos en concesión,[4]​ en un área de 100 hectáreas, esa empresa en 1883 logra completar su primer pozo productor y pone en funcionamiento una refinería que estuvo produciendo kerosene y gasolina para abastecer la región hasta 1909, convirtiéndose en la primera empresa petrolera netamente venezolana.[5]

Economía[editar]

Después del terremoto, la economía local cayó bruscamente y lo poco que tenía eran de donaciones. Las primeras acciones de ayuda oficial hacia los sobrevivientes de Cúcuta, datan en una carta fechada el 12 de junio de 1875 dirigida al General Antonio Guzmán Blanco presidente de Venezuela por parte del General José Antonio Baldó. Debido a la colaboración prestada por el general venezolano Juan Bautista Araujo para rescatar victimas y controlar los saqueos el gobierno colombiano lo designa general activo del Ejército de dicho país.

El chocolate que tomaba la reina Victoria del Reino Unido, última monarca de la Casa de Hanóver, provenía del cacao que se sembraba en esta región, al enterarse de la catástrofe la reina contribuyó con 1000 libras esterlinas, dinero que fue usado para la reconstrucción del hospital San Juan de Dios, hoy biblioteca Julio Pérez Ferrero.[6]

Este terremoto ocasionó para los habitantes de la villa la destrucción total y una pérdida de diez millones de pesos colombianos de entonces.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Este artículo incorpora material de la Gobernación de Norte de Santander, que mediante una autorización permitió agregar contenido e imágenes bajo la licencia GFDL.

Enlaces externos[editar]