Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vista parcial de los talleres.

Los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo están ubicados en la ciudad homónima de la provincia argentina de Tucumán.

Inicialmente Talleres Ferroviarios del Estado, su construcción comenzó en 1902 en la ciudad de Tafí Viejo, incipiente pueblo veraniego ubicado 15 km al noroeste de la capital provincial San Miguel de Tucumán, al pie de la sierra de Taficillo. Fueron inaugurados en 1910 con motivo del centenario de la Revolución de Mayo.

Tras la nacionalización de los ferrocarriles, pasaron a pertenecer al Ferrocarril General Belgrano de los Ferrocarriles Argentinos, llegando a emplear en 1950 5.663 trabajadores que producían 24 vagones de carga, 11 coches de pasajeros y 2 locomotoras a vapor por mes, además de 5 toneladas de repuestos varios para el material rodante de ese ferrocarril de trocha métrica, que recorre 14 provincias de la Argentina. Numerosas instituciones deportivas, sociales y culturales nacieron al calor de los Talleres, que se transformaron en el corazón de Tafí Viejo.

Fueron cerrados durante el llamado Proceso de Reorganización Nacional en julio de 1980 y reabiertos en 1984 durante el gobierno de Raúl Alfonsín. En 1993 fueron trasladados a la órbita de la provincia de Tucumán, como parte del proceso de reformas neoliberales encaradas por el entonces presidente Carlos Menem. Este, junto al gobernador tucumano Antonio Domingo Bussi, ordenó nuevamente su cierre en el año 1996. ex dictador Antonio Bussi terminó por destruir las esperanzas de los trabajadores, mediante la instalación de una cooperativa que, entre 1994 y 1996, se encargaría de saquear y desguasar la planta y dejar en la calle a más de 300 familias.

Con una desocupación cercana al 40 por ciento durante esos años, los trabajadores despedidos iniciaron una lucha sostenida para recuperar la fuente de trabajo. Tras la caída del gobierno de Fernando de la Rúa, la asamblea vecinal Fuerzas Vivas se hizo cargo del reclamo y consiguió avanzar en las negociaciones para la reapertura.

Primera Reinauguración por el Presidente Néstor Kirchner[editar]

El 30 de septiembre del año 2003, el presidente Néstor Kirchner anunció la reapertura de los Talleres Ferroviarios y la rehabilitación progresiva de las líneas de producción de los Talleres. La empresa Ferrocarril General Belgrano S.A. –cuyas líneas cruzan el noroeste argentino- quedó a cargo de la creación de una unidad de gestión para volver a poner en funcionamiento la línea productiva, inversión de 14 millones de pesos que ya se concluyó.

Segunda Reinauguración por la Presidenta Cristina Fernández[editar]

El 28 de octubre de 2008, a distancia, desde la Ciudad de Buenos Aires, la presidenta Cristina Fernandez de Kirchner anunció la Segunda reapertura de los talleres, en la que se destinarán 13 millones de pesos. Lo hizo con estas emotivas palabras:

Realmente, hoy, estar en la puesta en marcha a cien años de su primera puesta en marcha de estos talleres, es, sin embargo, todo un símbolo no solamente para los tucumanos, sino para todos los argentinos.[1]

El 24 de enero de 2013, en una reunión entre el Ministro del Interior, Florencio Randazzo y el gobernador de Tucumán, José Alperovich, se anunció el giro de los primeros fondos para la reactivación de los talleres.[2]