Té matcha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Maccha
Maccha Té
Otros nombres 抹茶, ‘té frotado’
Tipo Verde
Color Verde
Origen Japón
[editar datos en Wikidata]

El Maccha (抹茶? AFI: [matːɕa]) es un té verde molido empleado en la ceremonia japonesa del té.

Historia[editar]

El té molido tiene su origen en la China de tiempos de la dinastía Song.

En el año 1191, el monje budista Eisai trajo el té molido al Japón, con la introducción del budismo (Zen). Con el tiempo, el té molido fue desapareciendo en la China, sin embargo arraigó en el Japón gracias a las costumbres de los monasterios budistas. Más tarde, las clases altas de la sociedad japonesa adoptaron este té, entre los siglos XIV y XVI.

Producción[editar]

La preparación del maccha comienza varias semanas antes de su cosecha. Primero se cubren las plantas del té para ocultarlas del sol. De esta forma se retrasa su crecimiento y se crea un color verde más oscuro en las hojas. Con este proceso el té gana en aminoácidos, creándose así un té más dulce.

Tras la cosecha, las hojas se colocan en una superficie plana para su secado. El resultado se llama "tencha" (碾茶). Se les retira el tallo y las venas antes de molerlas hasta conseguir una textura de polvo fino como el talco, de un verde intenso, conocido como "maccha".

Solo el "tencha" molido produce maccha. Otros tés molidos se conocen como "konacha" (粉茶).

El sabor del maccha depende de sus aminoácidos. Las mejores calidades tienen un sabor más dulce y más intenso. Las variedades más corrientes se obtienen de las últimas cosechas de la temporada.

Las regiones productoras del Maccha son Uji en Kioto (llamándose el té de esta región "Ujicha"), y Nishio en Aichi (llamándose en este caso "Nishiocha").

Preparación[editar]

Brocha de bambú (chasen)

Antes de servirlo, se pasa el maccha por un colador muy fino para eliminar los grumos, ayudándose con una espátula de madera.

En la ceremonia japonesa del té, el maccha colado se deposita primero en un recipiente llamado "chaki".

Con una cucharilla especial de bambú llamada chashaku se pone una medida (una cucharadita) en el cuenco de té (llamado chawan). Se vierte un poco de agua a unos 85ºC de temperatura. A continuación, se agita la mezcla rápidamente con la brocha de bambú llamada chasen hasta lograr una consistencia espumosa en la superficie. Se suele tomar sin ningún añadido, completamente natural, aunque existen variantes. Una de ellas es el famoso 'maccha latte', con leche.[1]​ Tradicionalmente, se sirve acompañado de un dulce llamado wagashi.

Otras preparaciones[editar]

El "Usucha", o té ligero, se prepara con media cucharadita de maccha y unos 75 ml de agua caliente, creándose un té más ligero y algo más amargo.

Para el "Koicha", o té espeso, se emplea más maccha (hasta seis cucharaditas en un cuenco agua) y se remueve la mezcla más lentamente produciendo una mezcla más espesa, sin espuma, y que resulta más dulce. El Koicha se sirve principalmente en las ceremonias japonesas del té.

Otros usos[editar]

Un pastel de maccha.

El maccha es un ingrediente de la repostería japonesa como el ya mencionado wagashi, o el castella, manju, monaka y kakigori. También se emplea para batidos de leche, helados, púdines y otros postres occidentales.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]