Simetría de gauge

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La simetría de gauge es un principio de simetría que subyace a descripción mecánico-cuántica de las tres fuerzas no gravitatorias (fuerza electromagnética, fuerza nuclear débil y fuerza nuclear fuerte). Esta simetría incluye la invariancia de un sistema físico al ser sometido a diversas modificaciones en los valores de las cargas de fuerza, modificaciones que pueden cambiar de un lugar a otro y de un momento a otro. La palabra 'gauge' significa 'medida', y simetría significa que algo 'se mantiene igual' al cambiar alguna condición externa.

La Simetría es el estudio de las propiedades de un objeto que no cambian ante la influencia del movimiento. Un objeto es simétrico si al aplicársele algún tipo de movimiento, sigue mostrándose igual, como por ejemplo, al rotar horizontalmente un triángulo equilátero. Muchas propiedades físicas se mantienen invariables bajo los efectos de la traslación o la rotación. Por ello, los resultados de un experimento no dependen de dónde ha sido colocado el dispositivo experimental, o hacia dónde mira.

La Gravedad es una teoría gauge (teoría de medida) porque las predicciones que se pueden hacer de ella son las mismas si se las toma desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, una pelota en la cima de una escalera tiene una energía gravitacional potencial. Si se la coloca un escalón más abajo, la pérdida de energía depende solamente de la densidad del campo gravitacional y de la altura que ha descendido. Si se mide su energía gravitacional potencial desde cualquier punto (la superficie de la tierra, otro escalón, Alpha Centauri...) las diferencias de energía entre los dos ubicaciones de la pelota 'se mantienen iguales'. Esta invariante global en el procedimiento de medición hace de la gravedad una teoría gauge (teoría de medida).

Referencias[editar]

  • GREENE, Brian, El universo elegante (1999) Editorial Crítica. Barcelona. ISBN 84-8432-781-7