Septoplastia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Septoplastia
(intervención quirúrgica)
Septoplasty splints.jpg
Férulas flexibles típicas que se pueden usar en septoplastia. Se mantienen en su lugar en la nariz con una puntada a través del orificio, y generalmente se retiran de siete a 10 días después de la cirugía.
Clasificación y recursos externos
CIE-9-MC 21.5, 21.88
MedlinePlus 003012
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 


Septoplastia, o alternativamente resección septal submucosa y reconstrucción septal,[1]​ es un procedimiento quirúrgico correctivo que se realiza para enderezar un tabique nasal desviado, siendo el tabique nasal la división entre las dos fosas nasales.[2]​ Idealmente, el tabique debe estar por el centro de la nariz. Cuando se desvía hacia una de las fosas, estrecha esa fosa e impide el flujo de aire. El tabique nasal desviado o la nariz interna «torcida» pueden ocurrir en el parto o como resultado de una lesión u otro trauma. Si la pared que funciona como un separador de ambos lados de la nariz está inclinada hacia un lado en un grado superior al 50%, puede causar dificultad para respirar. A menudo, el cornete inferior en el lado opuesto se agranda, lo que se denomina hipertrofia compensatoria. Las desviaciones del tabique pueden provocar obstrucción nasal. La mayoría de las cirugías se completan en 60 minutos o menos, mientras que el tiempo de recuperación podría ser de varias semanas. En pocas palabras, la septoplastia es una cirugía que ayuda a reparar los conductos de la nariz y facilita la respiración. Esta cirugía generalmente se realiza en pacientes con un tabique desviado, rinitis recurrente o problemas de osinus.

Procedimiento[editar]

Piezas extraídas de las fosas nasales durante la septoplastia.

El procedimiento[3]​ generalmente implica una escisión / realineación juiciosa de una porción del hueso y/o cartílago en la cavidad nasal. Bajo anestesia general o local, el cirujano trabaja a través de las fosas nasales, haciendo una incisión en el revestimiento del tabique para llegar al cartílago/hueso objetivo en la operación. Se conservan suficiente cartílago y hueso para soporte estructural. Después de enderezar el tabique, se puede estabilizar temporalmente con pequeños tubos de plástico, férulas o suturas internas.

Indicaciones[editar]

Además de en pacientes con tabique nasal desviado que causa obstrucción de las vías respiratorias y dificulta la respiración, rinitis recurrente o sinusitis, la septoplastia se realiza como un enfoque para la hipofisectomía. A veces también se hace para curar hemorragias nasales recurrentes (epistaxis) debido al espolón septal.

Contraindicaciones[editar]

La septoplastia no debe realizarse en una infección nasal o sinusal aguda. También debe evitarse si la persona tiene diabetes no tratada, hipertensión severa o diátesis hemorrágica.[4]

Post operación[editar]

A menos que haya complicaciones inusuales, no hay hinchazón o decoloración de la nariz o la cara externa con la septoplastia sola. El empaque es raro con las técnicas quirúrgicas modernas, pero es común entablillar el interior de la nariz durante unos días; las férulas no son visibles externamente. El uno por ciento de los pacientes puede experimentar sangrado excesivo después: el período de riesgo dura hasta dos semanas. Esto podría requerir embalaje o cauterización, pero generalmente se maneja de manera segura y sin comprometer el resultado quirúrgico final. La perforación septal y el hematoma septal son posibles, al igual que una disminución en el sentido del olfato. El entumecimiento temporal de los dientes superiores frontales después de la cirugía es común.[5]​ A veces, el entumecimiento se extiende hasta la mandíbula superior y la punta de la nariz. Esto casi siempre se resuelve en varios meses.

Los tejidos nasales deberían estabilizarse en su mayoría dentro de los 3 a 6 meses posteriores a la cirugía, aunque aún es posible realizar cambios hasta un año después.[6]

Complicaciones de la septoplastia[editar]

  • Perforación del tabique nasal debido al trauma bilateral de los colgajos mucopericondriales opuestos entre sí.
  • Hematoma septal y absceso septal.
  • Adherencias y sinaquias entre la mucosa septal y la pared nasal lateral.
  • Nariz en silla de montar debido a la resección excesiva de la pared dorsal del cartílago septal.
  • Punta nasal caída debido a la resección del margen caudal.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «When Do I Need Surgery for My Deviated Septum?». WebMD (en inglés). Consultado el 11 de agosto de 2019. 
  2. «Septoplasty: MedlinePlus Medical Encyclopedia». medlineplus.gov (en inglés). Consultado el 11 de agosto de 2019. 
  3. «Septoplasty: MedlinePlus Medical Encyclopedia». medlineplus.gov (en inglés). Consultado el 11 de agosto de 2019. 
  4. Dhingra, P.L (2010). Diseases of the ear, nose and throat. New Delhi, India: Elsevier Publications. pp. 429-430. 
  5. «Septoplasty - Mayo Clinic». www.mayoclinic.org. Consultado el 11 de agosto de 2019. 
  6. «Septoplasty - Mayo Clinic». www.mayoclinic.org. Consultado el 11 de agosto de 2019.