Santas de Zurbarán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santa Margarita por Francisco de Zurbarán

Las Santas de Zurbarán o santas vírgenes, son un conjunto de lienzos realizados por el pintor Francisco de Zurbarán y su taller, para dar respuesta a diversos encargos recibidos de varias instituciones religiosas. Se trata en general de figuras femeninas jóvenes y muy elegantes, rebosantes de belleza y sosiego, que se muestran al espectador sin signos de dolor ni sufrimiento y presentan muy pocos rasgos místicos, a pesar de estar representadas cada una de ellas con sus atributos característicos, relacionados con el martirio que sufrieron o algún hecho sobrenatural. En su tiempo las obras fueron criticadas por algunos sectores del clero, por considerar indecente vestir a unas santas con trajes tan pomposos y adornados, manifestando que parecían más damas mundanas que vírgenes honestísimas, Zurbarán se defendió de las críticas afirmando que los lujosos vestidos sirven para dar mayor realismo a las figuras y formentar de esta forma la devoción de los creyentes. Aunque reciben el nombre de santas vírgenes, dos de ellas no lo fueron, Santa Isabel de Portugal y Santa Matilde, ambas fueron reinas y tuvieron hijos, por lo que tienen como atributo una corona.[1]

Lienzos[editar]

Los cuadros que componen la serie son los siguientes:[1]

  • Santa Águeda. Se representa con una bandeja en la se encuentran 2 pechos, pues la santa fue torturada por el proconsul Sicilia Quintianus que ordenó le cortarán los senos. El lienzo se encuentra en el Museo Fabre de Montpellier.
  • Santa Apolonia. Se representa con unas tenazas en la mano derecha por haber rcibido la tortura de extracción de dientes, y una palma en la mano izquierda como símbolo del martirio. La obra se encuentra en el Museo del Louvre de París.
  • Santa Bárbara. Se representa con una torre de 3 ventanas, en recuerdo de la que mandó construir la santa como simbolismo del misterio de la Santísima Trinidad, un rayo que recuerda al que fulminó a su padre como castigo y una palma que simboliza el martirio. El lienzo se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.
  • Santa Casilda. La representación de esta santa incluye la presencia de unas rosas que simbolizan el milagro por el cual los alimentos que portaba con la intención de socorrer a cautivos cristianos, se convirtieron súbitamente en rosas para que no fuera descubierta. El original de la obra se expone en el Museo Thyssen-Bornemisza (Madrid).
  • Santa Catalina de Alejandría. Se representa con una rueda que simboliza el milagro por el cual cuando iba a ser torturada con una máquina formada por ruedas guarnecidas con cuchillas afiladas, estas se rompieron, una espada por haber muerto decapitada y un libro. Existen 3 versiones, ubicadas en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, el Museo de Bellas Artes de Sevilla y la Colección Masaveu de Siero (Asturias)
  • Santa Dorotea. Se representa portando rosas y manzanas que simbolizan el milagro según el cual su torturador, Teófilo, le manifestó irónicamente: «Esposa de Cristo, mándame manzanas y rosas del jardín de tu esposo», tras lo cual apareció un niño que le trajo tres rosas y tres manzanas, convirtiéndose Teófilo al cristianismo por el prodigio. El lienzo de expone en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.
  • Santa Eufemia. Está representada con una sierra que recuerda uno de los martirios que sufrió, cuando intentaron cortar su cuerpo y la sierra milagrosamente se rompió. El lienzo puede contemplarse en el Palazzo Bianco de Génova.
  • Santa Eulalia. Según la tradición fue crucificada y después de morir, la gente vio volar hacia el cielo, partiendo de su boca, una paloma blanca, por lo que en el lienzo se incluyen la cruz y la paloma como símbolos. La obra se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.
  • Santa Emerenciana. Se representa con unas piedras, pues fue ejectuada mediante lapidación. Sociedad Hispánica de América (Nueva York).
  • Santa Engracia. Se representa con un clavo, pues una de los martirios que sufrió fue clavárselo en el cuerpo. Museo de Bellas Artes de Sevilla.
  • Santa Inés. Debido a la raíz de su nombre (Agnus, cordero en latín), se representa sosteniendo un cordero. Museo de Bellas Artes de Sevilla.
  • Santa Isabel de Portugal. Se representa con corona por haber sido reina y unas rosas que recuerdan el milagro según el cual el dinero que portaba para socorrer a los pobres se transformó en rosas. Museo del Prado (Madrid)
  • Santa Lucía. Se representa a la santa portando una bandeja en la que aparecen dos ojos, como símbolo del milagro según el cual los paganos le arrancaron los ojos y a pesar de ello continuó viendo, con la otra mano sujeta una palma que simboliza el martirio. Existen dos versiones que se encuentran en la Catedral de Chartres y la National Gallery de Washington.
  • Santa Margarita. Está representada como una elegante pastora que sostiene con una mano un bastón terminado en un gancho, en alusión a una de las torturas que padeció. Aparece también un dragón que recuerda la historia según la cual fue encarcelada y se le apareció un diablo en forma de dragón para tentarla. El lienzo puede comtemplarse en la National Gallery de Londres.
  • Santa Marina. Zurbarán la pintó vestida con sombrero oscuro, camisa blanca, corpiño negro y falda roja con sobrefalda verde. Como atributo porta una vara que termina en garfio en alusión al martirio que sufrió, y un libro de oraciones. Museo Carmen Thyssen Málaga y Museo de Bellas Artes de Sevilla.[2]
  • Santa Matilde. Lleva una corona por su calidad de reina consorte de Francia Orientalis. Es una de las santas que no fue virgen, fue madre de Otón I del Sacro Imperio Romano Germánico. El lienzo puede contemplarse en el Museo de Bellas Artes de Sevilla.
  • Santa Rufina. Porta en la mano unos cacharros de cerámica como atributo, por su relación con la alfarería. Galería Nacional de Irlanda
  • Santa Úrsula. Se muestra la santa portando una flecha como atributo, pues fue muerta por una flecha disparada por Atila, tras mantener su virginidad y negarse a entregarse a él. Palazzo Bianco de Génova.

Referencias[editar]