Rurik (1892)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rurik
Rurik.jpg
El Rurik a comienzos del siglo XX.
Banderas
Bandera de Rusia
Historial
Astillero Fábrica 189, San Petersburgo, Imperio Ruso Bandera de Rusia
Tipo Crucero acorazado
Autorizado 19 de mayo de 1890
Botado 22 de octubre de 1892
Asignado mayo de 1895
Destino Hundido por su mando durante la batalla de Ulsan para prevenir su captura.
Características generales
Desplazamiento Diseño: 10.993 toneladas
Real: 11.960 toneladas
Eslora 125,6 m
Manga 20,4 m
Blindaje • Placas laterales 8 y 12 pulgadas.
• Placas en la cubierta de 2-3 pulgadas
• Refuerzo adicional de 6 pulgadas en la torre de mando.
Armamento • 4 cañones de 8 pulgadas
• 16 torretas de 6 pulgadas
• 6 torretas de 120 mm de calibre
• 6 ametralladoras de 47 mm
• 10 torretas de 37 mm • 6 cañones de torpedo de 15 pulgadas.
Propulsión 2 Ejes de propulsión.
2 propulsores de vapor verticales de triple expansión.
Potencia 9.880 CV
Velocidad 18 nudos
Autonomía 6.700 millas náuticas (a 10 nudos)
Tripulación 719 (oficiales y marineros)

El Rurik (en ruso: Рюрик) fue un crucero construido para la armada imperial rusa en la década de 1890 y fue dado de baja en 1904, en la batalla de Ulsan, en el teatro de operaciones navales de la guerra ruso-japonesa.

Diseño y construcción[editar]

La Armada Imperial Rusa se encontraba a finales del siglo XIX con la necesidad de poseer un crucero capaz de emprender largas travesías en aguas extranjeras con el fin de destruir los buques comerciales, sobre todo si la guerra se daba contra el Reino Unido. El almirante ruso Ivan Shestakov presentó el diseño del Rurik a la Fábrica 189 en San Petersburgo para su construcción, sin pasar por el procedimiento normal de presentar el diseño al Comité Técnico Naval (MTK).

Las especificaciones originales para el buque, ilustraban como Shestakov quiso construir un buque que pudiera viajar del Báltico hasta Vladivostok sin hacer escalas en el camino. Parece Shestakov quería un diseño similar al Pamiat Azova y tal diseño se presentó a través de un constructor de las obras del Báltico al MTK, confirmando el procedimiento formal, aunque durante estas formalidades se perdieron los diseños originales en un envío de Shestakov.

Ese diseño, de 9.000 toneladas, con 8 pulgadas con armadura principal, fue rechazada por el MTK. Existe una probabilidad de que el diseño fue rechazado debido a la tensión existente entre Shestakov, el MTK y el Almirante General de la Armada, el Gran Duque Alexei Alexandrovich, en lugar de por problemas técnicos reales en el diseño. El diseño presentado de un gran buque de guerra (más de 120 m de eslora) y tenía una autonomía de 20.000 millas náuticas (37.000 kilómetros) según el diseño. Shestakov no pudo, sin embargo, luchar por el diseño que presentó, ya que murió en diciembre de 1888.

El sucesor de Shestakov, Chikhachev, tenía excelentes relaciones con la junta MTK, y el contra-diseño presentado por la Fábrica 189 fue rechazada rápidamente. El diseño del MTK que siguió fue un buque de 10.000 toneladas con un cinturón de 10 pulgadas y con una velocidad de funcionamiento y autonomía de 18 nudos (33 km/h) y 10.000 millas náuticas (20.000 km), respectivamente. El Rurik también lucirá una bricbarca completa (algo todavía común en algunos buques de la época). La construcción comenzó en 1890 después de que los problemas con el motopropulsor fuesen resueltos por los diseñadores técnicos de la Fábrica 189.

Como los planes y diseños del Rurik se estaban ultimando, los rumores comenzaron a aparecer sobre la naturaleza exacta de la embarcación. En particular, el Reino Unido se puso muy nervioso por el nuevo crucero, temiendo mucho por su gran flota comercial de la que dependía el país. La prensa británica alimentó la ansiedad hasta el punto de acercar a la población a la paranoia sobre las nuevas embarcaciones rusas.

Al final resultó que, la Royal Navy sobreestimaba la amenaza real que planteada el Rurik. Con solamente una velocidad máxima de 18,7 nudos (34,6 km/h) en buenas condiciones, la bricbarca completa le daba un aspecto obsoleto en comparación con los nuevos buques de guerra británicos que estaban siendo desarrollados y construidos, los cuales no contaban con bricbarcas completas. Si bien tenía un fuerte armamento de cuatro cañones de 203 mm y 16 de 152 mm, junto con un cuarteto de cañones de torpedo de 15 pulgadas. La armadura de Rurik dejaba que desear, con tan solo una media de 2,5 pulgadas de acero de níquel en las cubiertas y 10 pulgadas en las placas laterales.

Servicio[editar]

Después de su puesta en marcha, el Rurik se dirigió a las posiciones de la flota rusa del Pacífico, con sede en Vladivostok. El almirante Fyodor Dubásov, que mandaba la escuadra del Pacífico, recomendó varias modificaciones a la nave después de un corto período de servicio, incluyendo una nueva caldera de propulsión y la eliminación de los aparejos de la nave. El proyecto de la nueva caldera nunca se llevará a cabo, pero la cantidad de aparejos se reducirá significativamente.

Cuando la guerra ruso-japonesa estalló en 1904, el Rurik y el resto de los cruceros de la escuadra del Pacífico, el Rossia, el Gromoboi y el Bogatyr, todos fueron asignados a la búsqueda y destrucción de los buques mercantes japoneses en el Mar de Japón y a lo largo de las costas del islas japonesas. Para agosto de 1904, sólo un barco había sido hundido y el Ejército Imperial Japonés había recolocado su artillería en puntos estratégicos para amenazar el principal puerto comercial ruso en el Pacífico, Port Arthur. El asedio de Port Arthur mantuvo la mayor parte de los buques de guerra rusos asignados al Escuadrón del Pacífico dentro del puerto, a pesar de las varias intentonas fallidas de romper el cerco.

El 14 de agosto, tres de los cuatro cruceros que se encontraban en Vladivostok fueron enviados a socorrer Port Arthur (el  Bogatyr no fue enviado puesto que había recibido daño de artillería de tierra) en un intento de ayudar al levantamiento del bloqueo japonés. Fueron recibidos por un escuadrón de buques de guerra japoneses al mando del vicealmirante Kamimura Hikonojō en el Estrecho de Tsushima entre Corea y Japón, lo que dio lugar a la batalla de Ulsan. La fuerza japonesa tenía cuatro cruceros acorazados modernos, el Iwate, el Izumo, el Tokiwa y el Azuma. Al poco del comienzo del enfrentamiento, el Rurik (la nave en retaguardia de la formación de Rusia) fue alcanzado por el fuego japonés tres veces en la popa, inundando su compartimento de dirección por lo que tuvo que ser dirigido con sus motores. Su velocidad se redujo, la división del resto de las naves rusas, además de la exposición al fuego japonés, y su dirección se había atascado en dirección al puerto. El almirante ruso Karl Jessen intentó dar cobertura a la nave, pero se retrasó por el hostigamiento de los cruceros japoneses. A medida que los barcos rusos se retiraron, el Rurik fue atacado por los cruceros japoneses. En lugar de entregar la nave a los japoneses, el oficial mayor superviviente, el teniente Ivanov, ordenó que el barco fuese hundido. Los japoneses recogieron cerca de 625 sobrevivientes, el resto perecieron en acto de servicio junto al buque.

Los dos cruceros rusos restantes (el Rossia y el Gromoboi) escaparon de vuelta a Vladivostok.

Legado[editar]

A pesar de su apariencia física obsoleta, cpor su bribarcka y su poca armadura, el armamento del Rurik le permitió realizar un trabajo sorprendente en Ulsan. La actuación del buque permitió la retirada de los otros dos cruceros rusos, sin embargo, esto también se le puede atribuir a la indecisión japonesa en la batalla, que no sabían si perseguir a los buques permitiría la rotura del cerco sobre Port Arthur. Mientras que la presencia del Rurik fue decisiva en Ulsan, los rusos posteriormente desperdiciaron la segunda oportunidad que tenían con los cruceros Rossia y Gromoboi. El Rossia se unió al Bogatyr en su estado de demasiado dañado para entrar en acción y el Gromoboi no fue vuelto a ser asignado a ninguna misión el resto de la guerra.

Fuera del contexto de la guerra ruso-japonesa, el Rurik fue un gran símbolo de la armada rusa frente a la Royal Navy. La Royal Navy construyó los grandes y costosos cruceros tipo protegidos específicamente para hacer frente a lo que se rumoreaba que el Rurik era: un crucero rápido, fuertemente armados que se deshacía con facilidad de los buques mercantes.

Referencias[editar]