Rm9sbG93ZXJz (The X-Files)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Rm9sbG93ZXJz
Episodio de The X-Files
Título Rm9sbG93ZXJz
Episodio n.º 7
Temporada 11
Guionista Kristen Cloke
Director Glen Morgan
Cód. de producción 2AYW07
Emisión 28 de febrero de 2018
Episodios de Undécima temporada de The X-Files
Kitten Rm9sbG93ZXJz Familiar

Rm9sbG93ZXJz es el séptimo episodio de la temporada 11 de la serie de televisión creada por Chris Carter, The X-Files (en España: Expediente X y en Hispanoamérica: Los expedientes secretos X).

El episodio fue estrenado en la cadena Fox el 28 de febrero de 2018. Fue escrito por Shannon Hamblin y Kristen Cloke y dirigido por Glen Morgan. El título del episodio está en código base64, Rm9sbG93ZXJz significa «Followers», «Seguidores» y el lema de este episodio, también codificado en base64, es «VGhlIFRydXRoIGlzIE91dCBUaGVyZQ =» que significa «The Truth is Out There», «La verdad está ahí fuera».[1]

En este episodio, Mulder y Scully se ocupan de varias formas de inteligencia artificial y destaca por un uso mínimo de diálogo.[1]

Argumento[editar]

El 23 de marzo de 2016, se lanzó al público a través de Twitter un bot conversacional de inteligencia artificial. Se presentó como un experimento que estudiaba las relaciones sociales en internet. Evolucionó muy rápido pero sus mensajes se volvieron ofensivos y finalmente la empresa de software se vio obligada a apagar el bot y borrar sus tuits. La secuencia de montajes visuales finaliza con una advertencia a todos los humanos y se combina con la introducción habitual.

Fox Mulder y Dana Scully visitan un restaurante de sushi totalmente automatizado. Después de elegir su selección en una pantalla, ambos están ocupados interactuando con sus dispositivos inteligentes. Mientras Scully disfruta de su sushi, Mulder recibe la comida equivocada: un pez mancha. Entra a la cocina interrumpiendo a los chefs, que también son robots y deja la cocina. Se niega a dejar propina y al intentar recuperar su tarjeta de crédito, descubre que está atrapada en la ranura. Cuando intenta sacarla a la fuerza, se activa una alarma y el restaurante comienza a cerrarse. Scully usa un palillo para forzar la puerta y poder salir. Mulder se da cuenta de que su tarjeta aún está en el restaurante, pero la da por perdida. El dispositivo inteligente de Scully la informa de que su «Whipz», un servicio automatizado de taxis sin conductor, ha llegado. Antes de poder despedirse, el vehículo cierra la puerta y se marcha con ella. Mulder entra a su propio automóvil y se marcha. Ambos están molestos por las constantes solicitudes de valoración.

Scully, durante su regreso a casa, trata de llamar a Mulder, pero sus teléfonos rechazan la conexión. Al llegar, el sistema de alarma de Scully se activa rechazando su código. Llaman del servicio de alarmas y le facturan 250 dólares por la falsa alarma. Cuando va a la cama, Scully se sorprende cuando un mensaje, sugiriendo comprar más crema para peinar el cabello, llega al arrojar el tubo vacío a la basura. Cuando descarta el mensaje, accidentalmente deja caer un recipiente de vidrio al suelo, derramando su contenido. Al ir a limpiarlo, llega repentinamente un dron frente a su puerta que le entrega una aspiradora robótica. Scully, asumiendo que es un regalo de Mulder, deja que el robot limpie el desorden, pero finalmente se harta de ello y lo vuelve a poner en la caja. Sus intentos de comunicar con el soporte al cliente para devolverlo fallan. Todos los aparatos de Scully comienzan a funcionar mal y la chimenea se apaga, pero el gas aún sale. Trata de encender una cerilla pero se rompe.

Mientras tanto, el GPS de Mulder le engaña para regresar al restaurante, que todavía tiene su tarjeta de crédito y sigue pidiendo una propina. En lugar del GPS busca la ruta en un mapa. Ya en casa, llama a su banco para informar sobre la tarjeta de crédito pero no puede comunicarse con un operador humano. Mulder encuentra fuera de casa un dron de tamaño mediano volando frente a él que le espía. Cree que es un juguete infantil, pero al continuar espiarndolo, lo destruye con un bate de béisbol. Aparecen tres drones más grandes y recogen los restos. Todavía tratando de ponerse en contacto con su banco, Mulder está molesto de nuevo por el restaurante que sigue pidiendole una propina. Mulder descubre de repente que su casa ha sido invadida por mini-drones y escapa conduciendo en su automóvil.

Llega a casa de Scully, donde ella comienza a oler el gas que se escapa. La aspiradora robótica está a punto de encender la cerilla cuando Scully sale rompiendo el cristal de la puerta con un atizador. La explosión despide a ambos agentes sobre la hierba. Sus teléfonos impiden llamar a los servicios de emergencias. Cuando tratan de llegar a su despacho, se vuelven a encontrar perseguidos por los drones y se deshacen de todos sus productos electrónicos detectables. La persecución continú en un almacén, donde los agentes son perseguidos por robots cuadrúpedos. Después de enfrentarse a un robot industrial, Mulder finalmente deja una propina del 10 % las máquinas se retiran y todo vuelve a la normalidad.

En la última secuencia del episodio, Mulder y Scully están almorzando juntos en un restaurante, con empleados humanos, pagando con dinero de papel pero con sus dispositivos inteligentes. Scully decide dejar su teléfono a un lado y toca suavemente la mano de Mulder, que reacciona girando la pantalla de su teléfono.

Producción[editar]

En agosto de 2017, se anunció que Kristen Cloke y Shannon Hamblin escribirían un episodio basado en una historia de Glen Morgan, que dirigió el episodio.[2]​ Este fue el primer guion de The X-Files escrito por Cloke y Hamblin. Cloke, esposa de Glen Morgan, había sido previamente estrella invitada en el episodio de la cuarta temporada The Field Where I Died y Hamblin había trabajado como asistente Morgan.[3]​ El director Glen Morgan se inspiró para contar una historia visualmente, sin diálogo. Morgan había hecho un tipo similar de episodio para Space: Above and Beyond, una serie de televisión protagonizada por Cloke que creó junto al escritor de The X-Files James Wong.[4]

Recepción[editar]

Rm9sbG93ZXJz recibió críticas muy positivas por parte de los críticos. En Rotten Tomatoes tiene una aprobación del 100 % con una calificación promedio de 8.2 de 10 basado en 9 revisiones.[5]

En su emisión inicial en los Estados Unidos el 28 de febrero de 2018, recibió 3.23 millones de telespectadores, inferior al episodio anterior, que tuvo 3.74 millones de telespectadores.[6]

Referencias[editar]

  1. a b Wax, Alyse (28 de febrero de 2018). «The X-Files: Mulder and Scully face off against cell phones, drones... and a vibrator» (en inglés). Syfy. Consultado el 1 de marzo de 2018. 
  2. Miller, Liz Shannon (8 de agosto de 2017). «‘The X-Files’ Season 11 Adds Women Writers and Directors, Plus More Details on Show’s Return [UPDATED]» (en inglés). IndieWire. Consultado el 27 de enero de 2018. 
  3. Sepinwall, Alan (28 de febrero de 2018). «‘The X-Files’ Tries Something Delightfully New With ‘Rm9sbG93ZXJz’» (en inglés). Uproxx. Consultado el 1 de marzo de 2018. 
  4. Wax, Alyse (28 de febrero de 2018). «Exclusive: X-Files writers Kristen Cloke and Shannon Hamblin explain 'Rm9sbG93ZXJz'» (en inglés). Syfy. Consultado el 1 de marzo de 2018. 
  5. «Rm9sbG93ZXJz» (en inglés). Rotten Tomatoes. Consultado el 1 de marzo de 2018. 
  6. Porter, Rick (1 de marzo de 2018). «'Speechless' adjusts up: Wednesday final ratings». TV by the Numbers (en inglés). Consultado el 1 de marzo de 2018.