Richard Wrangham

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Richard Wrangham
Richard Wrangham.jpg
Información personal
Nacimiento 1948 Ver y modificar los datos en Wikidata
Reino Unido Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica Ver y modificar los datos en Wikidata
Lengua materna Inglés Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Científico Ver y modificar los datos en Wikidata
Empleador
Distinciones

Richard Walter Wrangham (nacido en 1948) es un primatólogo británico. Sus estudios abarcan el comportamiento de los simios, la evolución humana, la violencia, y la cocina.

Biografía[editar]

Tras su paso por la Universidad de Míchigan, obtuvo plaza de Profesor de Antropología Biológica en Harvard. Su grupo de estudio es ahora parte del Departamento de Biología Evolutiva Humana.

Es co-director del Kibale Chimpanzee Project, encargado del estudio a largo plazo de los chimpancés de Kanyawara en Kibale Parque Nacional, Uganda.[1]​ Su investigación culmina en el estudio de la evolución humana en la qué usa las conclusiones basadas en la ecología conductista de los simios. Como estudiante de posgrado, Wrangham fue alumno de Robert Hinde y Jane Goodall.[2]​ Wrangham Es conocido predominantemente por su trabajo en los sistemas sociales de los primates, la historia evolutiva de la agresión humana (culminando en su libro con Dale Peterson, Demonic Males: Simios y los Orígenes de la Violencia Humana), y más recientemente su estudio de la cocina en su libro, Catching Fire: Cómo la cocina Nos Hizo Humanos. Es defensor de la neotenia y del vegetarianismo. Es un miembro de MacArthur Fellow.[3][4]

Wrangham ha querido identificar comportamientos considerados "humanos" en chimpancés, como la cultura y la auto-medicación.[5][2][6]

Estudios[editar]

Wrangham Empezó su carrera como investigador con Jane Goodall estudiando al chimpancé común en Gombe. Se hizo amigo de Dian Fossey y la ayudó a instalar su organización de conservación del gorila de montaña.[7]

Sus últimos trabajos se enfocan en la función que la cocina ha jugado en la evolución humana. Ha argumentado que cocinar la comida es obligatorio para los humanos a raíz de adaptaciones biológicas y que cocinar, en particular el consumo de tubérculos, podría explicar el aumento de cerebro en los homínidos, mandíbulas y dientes más pequeños, y disminución del dimorfismo sexual que ocurrió aproximadamente 1.8 millones de años.[8][9][10]​ Algunos antropólogos discrepan con Wrangham, señalando que no hay evidencias sólidas de esto.[10][11][12]​ La explicación más aceptada es que antes que cocinar fue el consumo de carne lo que causó el cambio evolutivo a tripas más pequeñas y cerebros más grandes.[13]

Bibliografía[editar]

Libros[editar]

Publicaciones[editar]

  • Wrangham, R (1980). «An ecological model of female-bonded primate groups». Behaviour 75 (3–4): 262-300. doi:10.1163/156853980x00447. 
  • Wrangham, R.; Smuts, B. B (1980). «Sex differences in the behavioural ecology of chimpanzees in the Gombe National Park, Tanzania». Journal of Reproduction and Fertility. 28 Suppl: 13-31. PMID 6934308. 
  • Wrangham, R.; Conklin, N. L.; Chapman, C. A.; Hunt, K. D. (1991). «The significance of fibrous foods for Kibale Forest chimpanzees». Philosophical Transactions of the Royal Society of London. Series B, Biological Sciences 334 (1270): 171-178. PMID 1685575. doi:10.1098/rstb.1991.0106. 
  • Wrangham, R (1993). «The evolution of sexuality in chimpanzees and bonobos». Human Nature 4 (1): 47-79. PMID 24214293. doi:10.1007/bf02734089. 
  • Wrangham, R (1997). «Subtle, secret female chimpanzees». Science 277 (5327): 774-775. doi:10.1126/science.277.5327.774. 
  • Wrangham, R (1999). «Is military incompetence adaptive?». Evolution and Human Behavior 20 (1): 3-17. doi:10.1016/s1090-5138(98)00040-3. 
  • Wrangham, R.; Jones, J. H.; Laden, G.; Pilbeam, D.; Conklin-Brittain, N. L. (1999). «The raw and the stolen: Cooking and the ecology of human origins». Current Anthropology 40 (5): 567-594. PMID 10539941. doi:10.1086/300083. 
  • Eds. Muller, M. & Wrangham, R. (2009). 'Sexual Coercion in Primates and Humans'. Harvard University Press, Cambridge, MA.

Referencias[editar]

  1. «About». Kibale Chimpanzee Project. Archivado desde el original el 15 de febrero de 2012. Consultado el 20 de abril de 2012. 
  2. a b Gerber, Suzanne (November 1998). «Not just monkeying around». Vegetarian Times. 
  3. «Food For Thought: Meat-Based Diet Made Us Smarter». NPR. Consultado el 2 de mayo de 2012. 
  4. http://www.macfound.org/fellows/class/july-1987/
  5. http://www.nature.com/nature/journal/v399/n6737/abs/399682a0.html
  6. «Animal instinct for finding treatment». The Independent. 6 de agosto de 2005. Consultado el 20 de abril de 2012. 
  7. Mowat, Farley (1987). Woman in the Mists. New York: Warner Books. pp. 172-3. ISBN 978-0-356-17106-7. 
  8. Wrangham, Richard; Conklin-Brittain, NancyLou (2003). «Cooking as a biological trait». Comparative Biochemistry and Physiology A 136 (1): 35-46. PMID 14527628. doi:10.1016/S1095-6433(03)00020-5. 
  9. Wrangham, Richard (2006). «The Cooking Enigma». Ungar, Peter S., ed. Evolution of the Human Diet: The Known, the Unknown, and the Unknowable. Oxford: Oxford University Press. pp. 308-23. ISBN 978-0-19-518346-7. 
  10. a b Gorman, Rachael Moeller (16 de diciembre de 2007). «Cooking Up Bigger Brain». Scientific American. 
  11. Pennisi, Elizabeth (26 de marzo de 1999). «Did cooked tubers spur the evolution of big brains?». Science 283 (5410): 2004-2005. PMID 10206901. doi:10.1126/science.283.5410.2004. 
  12. Carmody, Rachel (2009). «The energetic significance of cooking.». Journal of Human Evolution 57 (4): 379-391. PMID 19732938. doi:10.1016/j.jhevol.2009.02.011. 
  13. Aiello, L. C. (1997). «Brains and guts in human evolution: The Expensive Tissue Hypothesis». Brazilian Journal of Genetics 20: 141-148. doi:10.1590/S0100-84551997000100023. 

Enlaces externos[editar]