Regla 34

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

La regla 34 «Si existe, hay porno de ello. Sin excepciones», es una "regla de Internet." que afirma que la pornografía en Internet existe con respecto a todos los temas imaginables. El concepto se representa comúnmente como fan art de sujetos normalmente no eróticos que se involucran en un comportamiento sexual.[1]​ También puede incluir escritos, animaciones y cualquier otra forma de medio a la que Internet ofrezca oportunidades de proliferación.

Historia[editar]

Trasfondo[editar]

El arte erótico imaginativo es antiguo. Safo fue celebrada por ello. Se exhibía abiertamente en las casas romanas. Desde la década de 1920 hasta la de 1960, mucho antes de que se acuñara la "Regla 34", las mini historietas eróticas llamadas Biblias de Tijuana representaban personajes de historietas populares como Popeye y Little Orphan Annie.[2]

Origen[editar]

El término "Regla 34" se originó a partir de un webcomic de 2003, titulado "Rule #34 There is porn of it. No exceptions." El cómic fue dibujado por TangoStari (Peter Morley-Souter) para representar su sorpresa al ver la parodia porno de Calvin y Hobbes.[1][3]​ Aunque el cómic se desvaneció en la oscuridad, la leyenda instantáneamente se hizo popular en Internet. Desde entonces, esta frase se ha adaptado a diferentes versiones sintácticas e incluso se ha utilizado como verbo.[4]

Popularización[editar]

En mayo de 2007, se lanzó una base de datos de la Regla 34 en Paheal.net con un archivo de búsqueda de imágenes de la Regla 34,[5]​ y sitios similares comenzaron a aparecer poco después.[6]​  El 20 de agosto de ese año, el webcomic xkcd publicó un cómic titulado "Regla 34", que involucraba escenarios sexuales hipotéticos que incluían concursos de ortografía homoeróticos.[7]

En 2008, los usuarios del tablón de imágenes 4chan publicaron numerosas parodias y dibujos animados sexualmente explícitos que ilustraban la Regla 34. En el argot especial de los foros de 4chan, "pornografía" se llama regla 34, Pr0nz.[8]​ Un diccionario de neologismos afirma que la Regla 34 "comenzó a aparecer en publicaciones de Internet en 2008".[9]

A medida que la Regla 34 continuaba difundiéndose en Internet, los medios tradicionales comenzaron a informar sobre ella. Un artículo del Daily Telegraph de 2009 enumeró la Regla 34 como la tercera de las "10 principales" reglas y leyes de Internet.[10]​ Una historia de CNN de 2013 dijo que la Regla 34 era "probablemente la regla de Internet más famosa" que se ha convertido en parte de la cultura dominante.[11]​ El 14 de noviembre de 2018, un streamer de Twitch celebró su cumpleaños de dieciocho años publicando un video en Twitter en el que buscaba imágenes de la Regla 34. El popular video y sus respuestas fueron cubiertas por The Daily Dot.[12]

Los fanfiction han erotizado a numerosas figuras políticas de las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016[13]​ y el bloqueo del Canal de Suez de 2021 por el buque portacontenedores Ever Given.[14]​ Libros cortos de bajo costo llamados "Tinglers" han representado dinosaurios y aviones antropomorfizados en actos sexuales. El autor probablemente seudónimo, Chuck Tingle, publicó una erótica distópica sobre el Brexit, presentando sexo con una moneda gigante de una libra del futuro, horas después de que pasara el referéndum.[15]

Análisis[editar]

Según los investigadores Ogi Ogas y Sai Gaddam, "Hoy, la Regla 34 prospera como tradición sagrada en blogs, videos de YouTube, fuentes de Twitter y sitios de redes sociales. Se usa con frecuencia como verbo, como en "I Rule 34'ed Paula Abdul and Simon Cowell on the juzging table". Proponen que la razón por la que la regla resonó en tanta gente es porque "ciertamente parece cierta" para "cualquiera que haya pasado tiempo navegando por la Web".[3]​ Ogas dijo que después del estudio de 2009-2010, la consolidación de la industria del porno en agregadores de video de gran participación en el mercado ha reducido la visibilidad de los videos de nicho de mercado. Los sitios favorecen el contenido principal directamente al dirigir a los usuarios hacia él e indirectamente al perjudicar a los pequeños productores que no pueden permitirse medidas estrictas contra la piratería, lo que pone en duda la capacidad de la regla para mantenerse al día con el mercado.[1]

Cory Doctorow concluye: "La regla 34 se puede considerar como una especie de acusación de la Web como un pozo negro de monstruos, geeks y bichos raros, pero visto a través de la lente del cosmopolitismo, revela cierta sofisticación, un enfoque gourmet de la vida".[16]

La erudita feminista Susanna Paasonen resume la Regla 34, junto con las versiones de las Reglas 35 y 36 en el sentido de que no importa cuán improbable o inusual sea el concepto, la pornografía está disponible en línea o lo estará.[17]​ John Paul Stadler concluyó que la Regla 34 refleja la codificación de las parafilias en estructuras de identidad social.[18]

Variaciones[editar]

La regla original fue reformulada y reiterada a medida que se viralizaba en Internet. Algunas permutaciones comunes omiten el original "Sin excepciones".

  • "Regla 34: Hay pornografía".[19]
  • "Regla 34: Si existe, hay pornografía de ello".[20]
  • "Regla 34: si existe, hay pornografía en Internet".[20]
  • "Regla 34: si puedes imaginarlo, existe como pornografía en Internet".[3]
  • "Regla 34(r): si existe, hay un subreddit dedicado a él".[3]

Corolarios[editar]

  • "Regla 35: La excepción a la Regla 34 es la cita de la Regla 34"[21]
  • "Regla 35: Si no hay porno, se hará".[17]
  • "Regla 36: Siempre habrá más mierda jodida que la que acabas de ver"[17]
  • "Regla 63: Por cada personaje masculino dado, hay una versión femenina de ese personaje y viceversa"[22]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Dewey, Caitlin (April 6, 2016). «Is Rule 34 actually true?: An investigation into the Internet's most risqué law». The Washington Post (Washington, D.C.: Nash Holdings). 
  2. Patrick Edwards; Daniel P. Chadborn; Courtney N. Plante (August 28, 2019). Meet the Bronies: The Psychology of the Adult My Little Pony Fandom. McFarland. ISBN 978-1-4766-6371-5. OCLC 1106175950. :132
  3. a b c d Ogas, Ogi; Gaddam, Sai (2011). A Billion Wicked Thoughts: What the Internet Tells Us About Sexual Relationships. New York City: Penguin Books. ISBN 9781101514986 
  4. Ogas, Ogi (2013). A billion wicked thoughts: What the internet reveals about sexual desire. p. PsycEXTRA Dataset. doi:10.1037/e638152013-018. Consultado el 26 de diciembre de 2020. 
  5. «Rule 34». rule34.paheal.net. Consultado el November 18, 2019. 
  6. «Rule 34 - If it exists, there is porn of it. Serving 16,651,901 posts. We have comics, overwatch, pokemon, league of legends, and more!». rule-34.net. Consultado el November 18, 2019. 
  7. «Rule 34». xkcd. Consultado el November 18, 2019. 
  8. Olson, Parmy (5 de junio de 2012). We Are Anonymous: Inside the Hacker World of LulzSec, Anonymous, and the Global Cyber Insurgency (en inglés). Little, Brown. ISBN 978-0-316-21353-0. Consultado el 10 de mayo de 2022. 
  9. Charles Clay Doyle, Wolfgang Mieder, and Fred R. Shapiro, eds. (2012) The Dictionary of Modern Proverbs, Yale University Press, p. 204.
  10. Internet rules and laws: the top 10, from Godwin to Poe. Consultado el 10 de mayo de 2022. 
  11. Todd Leopold, Meet the Rules of the Internet, CNN, February 15, 2013.
  12. «18-Year-Old Twitch Streamer Celebrates Finally Looking At Internet Porn». The Daily Dot. November 9, 2019. Archivado desde el original el November 9, 2019. Consultado el November 18, 2019. 
  13. Lavin, Talia (July 21, 2016), «The Political Erotica of 2016», The New Yorker, consultado el 18 de enero de 2021 .
  14. Ball, Siobhan (March 29, 2021), «Yes, there’s already erotic fanfic about the ship that got stuck in the Suez Canal: Rule 34 is alive and well», The Daily Dot, consultado el 18 de enero de 2021 .
  15. Hay, Mark (June 27, 2016), «Oh, Good, Now There Is Brexit Erotica», Vice, consultado el 18 de enero de 2021 .
  16. Cory Doctorow (October 1, 2011). Context. Tachyon Publications. pp. 70–. ISBN 978-1-61696-078-0. 
  17. a b c Paasonen, Susanna (2011). Carnal Resonance: Affect and Online Pornography. MIT Press. p. 1. ISBN 978-0-262-01631-5. 
  18. Stadler, John Paul (12 de octubre de 2018). «The Queer Heart of Porn Studies». Journal of Cinema and Media Studies (en inglés) 58 (1): 174. ISSN 2578-4919. doi:10.1353/cj.2018.0079. 
  19. Doyle et al., 2012.
  20. a b Leopold, 2013.
  21. The rules of the internet (enlace roto disponible en este archivo)., 4chan archive, February 15, 2007.
  22. «Rule 63 Meaning & Origin | Slang by Dictionary.com». Dictionary.com (en inglés estadounidense). Consultado el 6 de mayo de 2022. 

Enlaces externos[editar]