Receptor de reconocimiento de patrones

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los receptores de reconocimiento de patrones (PRR, por sus siglas en inglés, de Pattern recognition receptor) son proteínas presentes en las células del sistema inmunitario, como fagocitos, para identificar moléculas asociadas con patógenos microbianos o estrés celular.

Las moléculas microbianas que un PRR dado reconoce se denominan patrones moleculares asociados a patógenos (PAMP por sus siglas en inglés). Incluyen carbohidratos bacterianos, como los lipopolisacáridos o la manosa; ácidos nucleicos, como ADN y ARN bacteriano o viral; peptidoglicano o ácido lipoteicoico que procedan de una bacteria Gram positiva; formilmetionina y lipoproteínas.

Las señales de estrés endógeno se denominan patrones moleculares asociados a peligro (DAMP) e incluyen el ácido úrico.

Clasificación[editar]

PRRs son clasificados de acuerdo a su afinidad al ligando, función o relación evolutiva. En base a la función pueden ser clasificados en PRR endocíticos y PRR de señalamiento.

  • PRR Secretados: muchos de estos receptores se unen a los PAMP del patógeno actuando como opsoninas. Un ejemplo es la lectina de unión a manosas que activa el sistema del complemento.
  • PRR señalizadores: incluyen la gran familia de receptores tipo peaje (unidos a la membrana celular) y receptores tipo NOD del citoplasma. Son receptores que se localizan en la superficie celular y que tras reconocer el PAMP activan vías de señalización en las que intervien NF-κB que culminan con la expresión de citoquinas y moléculas coestimuladoras. Son los TLRs en mamíferos y los receptores Toll en Drosophila.
  • PRR endocíticos: Permiten la unión, absorción y destrucción de los microorganismos por los fagocitos, sin la transmisión de señales intracelulares. Estos PRR reconocen carbohidratos e incluyen los receptores de manosa de los macrófagos, los receptores de glucano presente en todos los fagocitos y los receptores barredores que reconocen ligandos cargados, son encontrados en los fagocitos y están encargados de la eliminación de células apoptóticas.