Ramón Eder

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ramón Eder
Ramon Eder.jpg
Información personal
Nombre de nacimiento
Ramón Eder Labayru
Nacimiento 1952
Bandera de EspañaLumbier (Navarra)
Nacionalidad español
Información profesional
Ocupación escritor
Lengua de producción literaria

castellano
Género aforismo, poesía, cuento
Obras notables Lágrimas de cocodrilo (1988)
La mitad es más que el todo (1999)
Ironías (2016)
[editar datos en Wikidata]

Ramón Eder Labayru (Lumbier, 1952) es un escritor español.

Biografía[editar]

Nace en Lumbier (Navarra) en 1952.

Durante varios años reside en Londres, así como en París, donde estudia filosofía en la Universidad de Vincennes, para después instalarse en Pasajes de San Juan (Pasai Donibani), localidad guipuzcoana situada a diez kilómetros de San Sebastián.[1]

Es autor de libros de aforismos, poesía y cuentos o relatos breves, géneros todos ellos que privilegian la concisión y la elipsis. Debido a esta característica, se le ha emparentado con autores españoles contemporáneos como Enrique Baltanás, José Luis García Martín, Carlos Edmundo de Ory o Carlos Pujol e incluso con algún clásico como Ramón Gómez de la Serna,[2] aunque la tradición de la pieza breve y contundente es más antigua y universal. El propio Eder menciona a Heráclito, Séneca, Ramon Llull, Lichtenberg, Wilde, Nietzsche, Pitigrilli o Schonpenhauer,[3] entre otros.

En 1985, la revista literaria Pamiela incluye su primer libro, Axaxaxas mlö, en la colección Diamante de Caín. Consta de veintiún poemas distribuidos en cuatro apartados, cada uno de ellos encabezado por un pareado de tipo sentencioso. Tres años más tarde, en la prestigiosa Ediciones Hiperión, aparece un nuevo poemario titulado Lágrimas de cocodrilo (1988) e integrado por treinta y nueve poemas que muestran el mismo carácter reflexivo e irónico de la entrega anterior.

Este libro tiene una gran acogida por parte de la crítica. Ramón Irigoyen presenta a su autor como un heredero de Cavafis, Cernuda y Gil de Biedma afecto a los giros coloquiales y a un cierto prosaísmo,[4] mientras que José María Parreño subraya su humor lúcido sin concesiones, que relaciona con el de otros poetas del norte como Bernardo Atxaga, Jon Juaristi o Miguel d'Ors.[5]

Sigue una década de silencio editorial al que da fin La mitad es más que el todo en 1999, volumen subtitulado Relatos, poemas, aforismos y dividido en tres partes que corresponden a esos tres modelos formales. De alguna forma es el trabajo que le confirma como poeta, lo que parece indicar la inclusión de un capítulo sobre su obra en la monumental Historia literaria de Navarra. El siglo XX: Poesía y teatro de Ángel-Raimundo Fernández González.[6] Sin embargo, los poemas que integran la última parte de La mitad es más que el todo son los últimos que publica.

Despedida pues de la poesía y de la narrativa, la primera parte de este libro incluye ciento diez aforismos de sólo una o dos líneas y recibe el título Ironías, el mismo que ostenta en 2007 su segundo volumen exclusivamente aforístico, género por el que parece haberse decantado, tras publicar Hablando en plata en 2001,[7] con prólogo de Jesús Ferrero. También es el género con el que empieza a identificarse su nombre y el único que practica en su obra editada durante el siglo XXI.

En 2012 la editorial Renacimientopublica, formando parte de la colección A la mínima, la antología de sus aforismos La vida ondulante, volumen que recoge textos de los anteriores Hablando en plata e Ironías, además de la sección de inéditos llamada Pompas de jabón.

Ese mismo año Huacanamo lanza una nueva entrega bajo el título El cuaderno francés,,[8] en 2013 aparece la siguiente llamada Relámpagos en la colección dedicada al género de Cuadernos del Vigía, y en 2015, Aire de comedia, de nuevo en Renacimiento. Al igual que La vida ondulante, este último título incluye material de los dos libros anteriores junto a gran cantidad de inéditos.

En 2016, reúne sus libros La vida ondulante y Aire de comedia, a los que añade una tercera sección llamada Aforismos del Bidasoa, en un único volumen bajo el título Ironías, que publica Renacimiento en la Serie Mayor de la colección A la mínima.

Colabora habitualmente con las revistas Claves de razón práctica, Turia, Clarín, Renacimiento, Zut, Artyco e Ipar Alea, además de dirigir durante varios números la titulada Ulysses, publicación sobre literatura y viajes.[9]

Sus reflexiones concentradas y chocantes, a menudo tan sugerentes como un poema, son citadas en libros y artículos por autores como Enrique Vila-Matas[10] o Fernando Savater,[11] además de poder ser encontradas en muchos sitios de Internet, donde saltan de un blog a otro no siempre acompañadas por su firma.

Obra[editar]

Poesía

Relatos, poemas, aforismos

  • La mitad es más que el todo. Relatos, poemas, aforismos, El Paisaje, Bilbao, 1999

Aforismos

Referencias[editar]

  1. Ramón Eder, Poetas vascos.
  2. L'aforisma in Spagna, Ramón Eder, Aforistica/mente
  3. Begoña del Teso, Ramón Eder, el escritor de Lumbier, y su nuevo libro de aforismos, entrevista, Diario Vasco, 2007
  4. Ramón Irigoyen, Apuntes, IN, 3 de enero de 1989
  5. José María Parreño, "Lágrimas de cocodrilo" de Ramón Eder, ABC, 18 de marzo de 1989
  6. Ángel-Raimundo Fernández González, Historia literaria de Navarra. El siglo XX: Poesía y teatro, Gobierno de Navarra, 2003
  7. Fernández González], Revistas Literarias III, Pamiela, 2.2. Ramón Eder, págs, 12 y 13]
  8. Diario Vasco, El aforismo, o "las salidas que la inteligencia busca y encuentra"
  9. Ramón Eder, Poetas vascos.
  10. Enrique Vila-Matas, París no se acaba nunca, Anagrama, 2003
  11. Fernando Savater, La vida eterna, Ariel, 2007

Enlaces externos[editar]