Régimen de excepción

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Un régimen de excepción es un mecanismo contemplado en la legislación de un país para afrontar situaciones extraordinarias y graves tales como catástrofes naturales, crisis económicas, desórdenes públicos, conflictos bélicos, entre otras, que incluye mayores poderes para el Gobierno o las fuerzas armadas y la suspensión o restricción de algunos derechos fundamentales.

En general, se reconocen en derecho comparado como regímenes de excepción los siguientes:

Véase también[editar]