Puente de los Peligros

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Coordenadas: 37°58′58″N 1°07′54″O / 37.9828, -1.13162

Puente de los Peligros
(Puente Viejo)
Elpuenteviejo.JPG
El Puente de los Peligros visto desde aguas abajo
País Flag of Spain.svg España
Localidad Murcia
Construcción 1718 - 1742
Cruza Río Segura
Ingenieros Toríbio Martínez de la Vega y Jaime Bort
Tipo Puente en dos arcos
Material Piedra y aceras con estructura de acero
Uso Tráfico rodado y peatonal
[editar datos en Wikidata]

El puente de los Peligros o puente Viejo es un puente de piedra en arco sobre el río Segura, finalizado en 1742 y situado en la ciudad de Murcia (Región de Murcia, España).

Es el más antiguo de los que hoy se conservan en la ciudad, de lo que se deriva el nombre de puente Viejo, en contraposición al puente Nuevo o de Hierro construido en 1903.

La denominación popular de puente de los Peligros se debe a la presencia en el lado sur del puente de una hornacina que guarda la imagen de una virgen denominada de los Peligros, de profunda veneración en la ciudad.

Historia[editar]

La destrucción del puente anterior. El nuevo proyecto[editar]

El 26 de septiembre de 1701, una riada del Segura destruyó el puente anterior (medieval con reformas del siglo XVI) que unía la ciudad con la margen derecha del río y que servía de comienzo al camino real de Cartagena.

Tras muchos retrasos debido al contexto de guerra reinante (la Guerra de Sucesión), en 1717 se dio la orden de iniciar las obras de un puente nuevo tras ser nombrado regidor de la ciudad D. Luis Salas y Sandoval. En ese mismo año Toribio Martínez de la Vega presentó el memorial sobre los materiales a utilizar, constituyéndose también una Junta de Obras para hacer frente a la construcción.

A finales de abril de 1717 se echó desde la cuenca alta del Segura la madera que había de servir para hacer las ataguías y el andamio de las obras, tardando 6 meses en llegar a la ciudad.

Durante los 17 años que transcurrieron entre la destrucción del puente anterior y el inicio de las obras del nuevo, se utilizó como método para cruzar el Segura un puente de barcas, que siguió haciendo su función durante el largo proceso constructivo.

El largo proceso constructivo (1718-1742)[editar]

Puente Viejo o de los Peligros visto desde aguas arriba.

El 10 de septiembre de 1718 se puso la primera piedra del puente Viejo, pero al poco tiempo las obras tuvieron que ser detenidas ante la petición de Felipe V al concejo de Murcia de 14.000 doblones para la construcción del Palacio de la Granja.

Toribio Martínez de la Vega estuvo al frente de la obra hasta 1733, consiguiendo en ese tiempo (tras múltiples inconvenientes) sacar del río el pilar central y los estribos. Tras los pequeños avances que se realizaron durante la dirección de Jerónimo Gómez de la Haya, se hizo cargo de la misma Jaime Bort en 1739, que se encontró con gran parte de los obstáculos salvados por lo que siguió trabajando según los planos de Martínez de la Vega. Sin embargo Bort ensanchó aún más las entradas al puente, sobre todo en la margen derecha; Martínez de la Vega había hecho lo propio en la margen izquierda al derribar una parte de la puerta del Puente de la muralla de la ciudad. Bort también añadió dos bóvedas cónicas en el extremo norte del puente y diseñó un remate más artístico y decorativo para los tajamares.[1]

La construcción de los arcos se concluyó el 15 de agosto de 1740, terminándose las obras en la parte superior en 1742. Sobre los tajamares se instalaron estatuas de San Miguel y San Rafael, obra de Joaquín Laguna

El 12 de septiembre de 1742 se colocó sobre el puente la imagen de Nuestra Señora de los Peligros, edificándose posteriormente el templete neoclásico en la margen derecha que da el nombre al monumento.

Reformas posteriores[editar]

En 1850, el puente vivió una ampliación para ensanchar sus aceras a través de una estructura metálica unida a la sillería. Esto supuso la desaparición de los elementos decorativos de los tajamares anteriormente citados. Siendo insuficiente esta primera ampliación, en 1867 se agrandó todavía más la estructura metálica superior, quedando la imagen del puente tal y como se puede contemplar en la actualidad.

Templete neoclásico de la Virgen de los Peligros que da nombre al puente.

El proyecto del Puente Viejo resultó todo un éxito ya que se convirtió en el primer puente de la historia de Murcia que aguantó sin problemas las periódicas inundaciones del río Segura, incluyendo la gran riada de Santa Teresa de 1879.

El Templete de la Virgen de los Peligros[editar]

El autor de esta popular construcción de gusto neoclásico, situada en el lado sur del Puente, en la orilla del Barrio del Carmen, que guarda la imagen de la Virgen de los Peligros por la que los murcianos conservan gran devoción (persignándose cada vez que lo cruzan), es Carlos Cayetano Ballester (1769-1839), que sucedió como profesor de arquitectura de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Murcia al también arquitecto Lorenzo Alonso.[2]

Galería[editar]

Referencias[editar]

  1. [1], en Murcia al Azar
  2. Guía Artística, pags. 30

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]