Psique reanimada por el beso del amor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Psique reanimada por el beso del amor
Canova Le Baiser.jpg
Psique reanimada por el beso del amor, obra de Antonio Canova, expuesta en el Museo del Louvre, París.
Autor Antonio Canova
Creación 1793
Ubicación Museo del Louvre
Estilo Neoclásico
Material Mármol blanco
Técnica Esculpido
Dimensiones 1,55 m (5 1 ) × 1,68 m (5 6 ) × 1,01 m (3 4 )

Psique reanimada por el beso del amor, también llamada El amor de Psique o El beso, es un grupo escultórico de mármol blanco realizado a finales del siglo XVIII por el artista italiano Antonio Canova.[1]​ Representa la interpretación socrática del impulso de Eros (el Amor) la función dinamizada de unir cuerpo y alma sirviéndose de estímulos sensoriales e intelectuales que ensalzan la pasión amorosa.[1]​ Está conservada en el museo del Louvre en París.

Historia[editar]

Primer plano.

La escultura fue elaborada en 1787, pero no fue terminada hasta 1793 por el considerado mejor escultor neoclásico, Antonio Canova (Possagno, Italia, 1 de noviembre de 1757 - Venecia, 13 de octubre de 1822), por encargo del coronel británico John Campbell (Lord Cawdor) en 1787, aunque acabó siendo adquirida por el marchante y coleccionista holandés Henry Hoppe en 1800, y después acabó en manos del rey de Nápoles y cuñado de Napoleón, Joaquín Murat, que la adquirió para mostrarla en su castillo.

Es una de las seis versiones de la leyenda de Cupido y Psique, inmortalizada por Apuleyo en su Metamorfosis (El Asno de Oro), que creó Antonio Canova.

Actualmente la pieza se exhibe en el Museo del Louvre de París, Francia.

Mitología[editar]

Esta escultura representa la historia amorosa de Psique y Cupido de La Metamorfosis de Apuleyo. Afrodita envidiaba a Psique, una joven bellísima, por lo cual envió a su hijo Cupido para que le lanzara una flecha y se enamorara del hombre más repugnante del reino. Los planes de Afrodita salieron mal, ya que su hijo se enamoró de Psique y desechó la flecha. Cupido, conocedor del carácter de su madre, decide ocultar a su querida en la oscuridad y ésta a pesar de no poder ver su rostro se enamora de él. Un día, la joven no pudo aguantar más las ganas de ver el aspecto de Cupido, por lo que encendió una lámpara, cayendo de esta una gota de aceite que quemó el rostro de su amado. Cupido, guiado por el enfado, decide abandonar a Psique e irse lejos. La joven no estaba dispuesta a perderlo y lo busca desesperadamente hasta acabar en el infierno, donde abre un cofre con ''sueño estigio'' (un vapor que sume en la amnesia a los muertos cuando llegan al Hades) y queda en coma. Cupido, aún enamorado, voló en busca de su amada y al encontrarla, con un beso logró ''limpiar dicho sueño de sus ojos''. Ambos prometieron no alejarse jamás el uno del otro y fueron felices para siempre.

Referencias[editar]

  1. a b Garrido, Manuel (2013). «La filosofía platónica del amor». En Sacristán, Manuel; García Bacca, David, eds. Los diálogos eróticos: Banquete y Fedro (Manuel Sacristán y David García Bacca, trads.). Madrid: Tecnos. p. 17. ISBN 9788430958207. 

Enlaces externos[editar]