Prays citri

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Symbol question.svg
 
Polilla del limonero
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Suborden: Glossata
Infraorden: Heteroneura
División: Ditrysia
Familia: Yponomeutidae
Género: Prays
Especie: P. citri
Millière 1873
[editar datos en Wikidata]

Prays citri es una especie de lepidóptero ditrisio de la familia Yponomeutidae que puede llegar a ser una plaga en cultivos de cítricos, sobre todo del limonero. Los daños producidos por esta plaga se limitan a los botones florales pudiendo causar importantes pérdidas en el número de frutos de la siguiente cosecha.

Descripción[editar]

Morfología[editar]

Los adultos son de pequeño tamaño, con una envergadura de alas de 8-12 mm. Son de color gris con diversas manchas oscuras de tamaño desigual. Las alas posteriores están terminadas en flecos.

La oruga es inicialmente blanquecina, pasa a verdosa y finalmente adquiere un color pardo. Alcanza un tamaño máximo de 7 mm de largo.

La pupa se encuentra en el interior de un delicado capullo que permite ver en su interior.

Desarrollo[editar]

En zonas del mediterráneo puede llegar a 10-12 generaciones al año.

Localización en la planta[editar]

Los adultos realizan la puesta en los botones florales del árbol; de ellos emergen las larvas que pasan todas las fases de su desarrollo en dicho botones florales, alimentándose de ellos.

Daños en los cultivos[editar]

Las larvas se alimentan de especies de Citrus, preferentemente de Citrus limonum, Citrus decumana y menos de Citrus aurantium, por lo que son considerado un plaga agrícola. Las larvas perforan los pétalos de la flor, penetrando en ella y alimentándose de su interior. Las larvas, una vez en el interior de la flor atacan el ovario o los frutos recién cuajados, provocando su caída y pérdida.[1] . Se puede distinguir que los daños en la floración han sido causados por esta plaga por la cantidad de sedas presentes en las flores secas.[2]

Control químico[editar]

El control de esta plaga debe realizarse sólo en periodos de post-floración. Un umbral de tratamiento puede ser el siguiente: 50% de flores abiertas o más, donde además sobrepase el 5% de flores y frutos atacados, o se observe más del 10% de botones florales y capullos con puesta.[1]

Actualmente (2015), en España, están autorizados los tratamientos como Bacillus thuringiensis, Clorpirifos, Cipermetrina, Deltametrina y Etofenprox.

Control biológico[editar]

El control biológico que realizan los depredadores generales no suele ser suficiente para mantener las poblaciones de este insecto en niveles bajos.

Referencias[editar]

  1. a b Alfonso Lucas Espada (2008). Plagas y enfermedades de limón y pomelo en la Región de Murcia. p. 19. 
  2. García-Marí, F., (2012), PLAGAS DE LOS CÍTRICOS, Gestión Integrada en países de clima mediterráneo. Valencia, España, ed: Phytoma

Enlaces externos[editar]