Pedro Gálvez Egúsquiza

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Pedro Gálvez»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Pedro Gálvez Egúsquiza
Pedro Galvez Egusquiza.jpg

Gran Sello de la República del Perú.svg
Presidente del Consejo de Ministros del Perú
2 de agosto de 1868-13 de abril de 1869
Presidente José Balta
Predecesor Antonio Arenas
Sucesor Juan Francisco Balta

Ministro de Justicia, Instrucción, Beneficencia y Negocios Eclesiásticos de Perú
5 de enero de 1855-14 de julio de 1855
Presidente Ramón Castilla
Predecesor Blas José Alzamora Seminario
Sucesor Juan Manuel del Mar

Ministro de Hacienda y Comercio de Perú
25 de julio de 1862-8 de octubre de 1862
Presidente Ramón Castilla
Predecesor Manuel de Mendiburu
Sucesor Manuel Toribio Ureta

Ministro de Gobierno, Policía y Obras Públicas de Perú
2 de agosto de 1868-13 de abril de 1869
Presidente José Balta
Predecesor Antonio Arenas Merino
Sucesor Manuel Ferreyros

Información personal
Nacimiento 19 de marzo de 1819
Cajamarca, Flag of Peru.svg Perú
Fallecimiento 23 de agosto de 1872
París, Flag of France.svg Francia
Nacionalidad Peruana Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres José Manuel Gálvez Paz
María Micaela Egúsquiza y Aristizábal
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Abogado y diplomático
[editar datos en Wikidata]

Pedro Gálvez Egúsquiza (Cajamarca, 19 de marzo de 1819 - París, 23 de agosto de 1872) fue abogado, político, educador y diplomático peruano. Líder de los liberales, debatió con los conservadores desde el Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe (del que fue director) y la tribuna parlamentaria, en la década de 1850. Llevó a la acción sus ideas políticas y fue uno de los dirigentes de la Revolución Liberal de 1854 que encabezó el general Ramón Castilla. Se le recuerda por haber sido el redactor del decreto que abolió el tributo de los indígenas. Fue ministro de Justicia e Instrucción en 1855; ministro de Hacienda y Comercio en 1862; ministro de Gobierno y Presidente del Consejo de Ministros (1868-1869); asimismo ejerció diversas representaciones diplomáticas en Estados Unidos y Europa.

Biografía[editar]

Sus padres fueron el coronel limeño José Manuel Gálvez Paz y María Micaela Egúsquiza y Aristizábal. Dos de sus hermanos llegaron también a ser personajes notables: José Gálvez Egúsquiza (1822-1866), líder liberal que murió heroicamente en el combate del Dos de Mayo del Callao; y Manuel María Gálvez Egúsquiza (1838-1917), magistrado y político.

Estudió en el Colegio de Ciencias y Artes de su ciudad natal, dirigido por el presbítero Juan Pío Burga. Por un tiempo ayudó a su padre en las labores agrícolas de su hacienda; luego ingresó al Convictorio de San Carlos (1842), donde se graduó de doctor en Jurisprudencia (1845). Recibido como abogado, pasó a formar parte del cuerpo docente del Colegio Nacional Nuestra Señora de Guadalupe (1846), llegando a ser rector del mismo de 1850 a 1852 en reemplazo de Sebastián Lorente, siendo a la vez sucedido por su hermano José Gálvez. Convirtió a aquel colegio en una tribuna de las ideas liberales, en rivalidad con el convictorio de San Carlos, tribuna de los conservadores, estos liderados por el clérigo Bartolomé Herrera.

Contribuyó también a la organización del Club Progresista, grupo de tendencia liberal, el mismo que lanzó la primera candidatura civil a la presidencia de la República en 1851, encarnada en la figura del caudillo Domingo Elías, la misma que fue derrotada por el general José Rufino Echenique.

Bajo el nuevo gobierno integró la comisión encargada de redactar el proyecto de Código Civil (1851-1852). Se sumó a la revolución de 1854 encabezada por el general Ramón Castilla, de cuyo gobierno formado en Arequipa fue secretario general, y como tal, redactó y firmó el decreto de la abolición del tributo de los indios, el 5 de julio de 1854.

Ya bajo el gobierno provisorio de Castilla fue ministro de Justicia e Instrucción, de 5 de enero a 14 de julio de 1855. Resultó electo diputado por Cajamarca, e integró la Convención Nacional o Congreso Constituyente (1855-1856), que dio la Constitución Liberal de 1856.

Como ministro plenipotenciario pasó a Centroamérica en 1856, para gestionar la adhesión de los países de esa región al Tratado Continental auspiciado por el Perú, con el fin de unirse para una defensa mancomunada ante posibles intervenciones extranjeras. Con la misma investidura pasó a España (donde no fue reconocido) y a Francia (1860).

Retornó al Perú, ya en los días finales del segundo gobierno de Ramón Castilla, y fue nombrado Ministro de Hacienda y Comercio, cargo que desempeñó de 25 de julio al 8 de octubre de 1862. De nuevo fue enviado a Francia como ministro plenipotenciario (1862-1864) y al retornar fue nombrado decano de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad de San Marcos (1866-1868).

En 1868 fue elegido senador por Cajamarca. Al inaugurarse el gobierno del coronel José Balta integró el gabinete ministerial ocupando el portafolio de Gobierno y la presidencia del Consejo de Ministros. Pero renunció el 13 de abril del año siguiente, sin mencionar causal alguna en el oficio respectivo; se dijo entonces que fue por una discrepancia que tuvo con el presidente. Sucesivamente pasó a ejercer la representación diplomática ante los Estados Unidos y diversos gobiernos de Europa, hasta su fallecimiento en Francia, en 1872.

Debate entre liberales y conservadores[editar]

Luis Antonio Eguiguren comenta así la polémica entre Bartolomé Herrera (desde San Carlos, trinchera de los conservadores) y Pedro Gálvez Egúsquiza (hermano y compañero de José, desde Guadalupe, tribuna de los liberales):

"La acción batalladora de Herrera estimula a los liberales para defender sus principios. En la prensa reflejan sus ideas; pero el centro organizado que debía tomar su puesto en la polémica es el Colegio de Guadalupe. Se le imputó a Herrera la responsabilidad de educar a los jóvenes del Convictorio mediante ideas retrógradas. Su discípulo predilecto, el carolino Pedro Gálvez, como profesor de Guadalupe surge en la polémica y en la acción ideológica para captar a la juventud y orientarla por el camino del liberalismo. De este modo el Colegio de Guadalupe se enfrenta a San Carlos. La lucha se entabla sobre los principios: en esa época San Carlos representa la tradición, el orden severo, la disciplina rígida; Guadalupe en cambio ostenta el espíritu de la libertad, de la democracia sin apellidos sonoros, del laicismo, de la sangre popular que proviene de apellidos anónimos. El entredicho toma la forma de incidentes personales pues los muchachos guadalupanos y carolinos contienden en las calles a puño limpio [eran vecinos el Colegio de San Carlos en lo que es hoy la “Casona” de San Marcos y el de Guadalupe en la calle de la Chacarilla, Jr. Apurímac cuadras 4 y 5, detrás del edificio que durante toda la segunda mitad del siglo xx alojó al Ministerio de Educación]. Debió ser tan enconada la controversia que hasta el Congreso llegaron las diferencias de quienes representaban un espíritu y una orientación. En efecto, en 1849 Bartolomé Herrera y Pedro Gálvez llegaron a ser diputados. Ambos convirtieron la tribuna parlamentaria en tribuna de propaganda. Los dos líderes de corrientes ideológicas diversas intervinieron en dos debates notables: sobre la elección de obispos y sobre el sufragio de los indígenas. Herrera aprobó el punto de vista de que el sufragio debía ser suprimido para los indígenas; [Pedro] Gálvez pronunció un apasionado alegato en contra de los puntos de vista del rector de San Carlos, sosteniendo que la capacidad [es decir, el nivel de educación] no era el origen de los derechos políticos, afirmando que ciertos requisitos no eran sino producto de exigencias artificiales de la sociedad. La votación fue favorable a Gálvez".[1]


Predecesor:
Blas José Alzamora Seminario
Ministro de Justicia, Instrucción, Beneficencia y Negocios Eclesiásticos de Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

5 de enero de 1855 - 14 de julio de 1855
Sucesor:
Juan Manuel del Mar
Predecesor:
Manuel de Mendiburu
Ministro de Hacienda y Comercio de Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

25 de julio de 1862 - 8 de octubre de 1862
Sucesor:
Manuel Toribio Ureta
Predecesor:
Antonio Arenas
Presidente del Consejo de Ministros del Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

2 de agosto de 1868 - 13 de abril de 1869
Sucesor:
Juan Francisco Balta
Predecesor:
Antonio Arenas Merino
Ministro de Gobierno, Policía y Obras Públicas de Perú
Gran Sello de la República del Perú.svg

2 de agosto de 1868 - 13 de abril de 1869
Sucesor:
Manuel Ferreyros

Referencias[editar]

  1. Luis Antonio Eguiguren, La Universidad Nacional Mayor de San Marcos, IV Centenario de la fundación de la Universidad Real y Pontificia y de su vigorosa continuidad histórica, Lima: 1951; p. 199 s.

Bibliografía[editar]

  • Basadre, Jorge: Historia de la República del Perú. 1822 - 1933, Octava Edición, corregida y aumentada. Tomo 4, pp. 811, 827. Editada por el Diario "La República" de Lima y la Universidad "Ricardo Palma". Impreso en Santiago de Chile, 1998.
  • Tauro del Pino, Alberto: Enciclopedia Ilustrada del Perú. Tercera Edición. Tomo 7. Lima, PEISA, 2001. ISBN 9972-40-156-1
  • Vargas Ugarte, Rubén: Historia General del Perú. Tomo IX. La República (1844-1879). Segunda Edición. Lima - Perú, Editorial Milla Batres, 1984.
  • Varios autores: Historia del Perú. Lima, Lexus Editores, 2000. ISBN 9972-625-35-4

Véase también[editar]