Pedro Félix Vicuña

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Pedro Félix Vicuña Aguirre (Santiago, 21 de febrero de 1805-ibídem, 24 de mayo de 1874) fue un periodista chileno y uno de los fundadores en 1827 del diario El Mercurio de Valparaíso, el más antiguo de Chile. También asumió cargos políticos, siendo diputado y senador de Chile.

Primeros años de vida[editar]

Su padre fue Francisco Ramón Vicuña Larraín —exparlamentario, expresidente del Senado, exministro y ex vicepresidente de la República, en diversas oportunidades, en 1829— y su madre, Mariana de Aguirre y Boza. Recibió una excelente educación. Mostró desde joven interés por las letras, en especial por el periodismo.

Se casó en 1826 con Carmen Mackenna Vicuña, hija del general Juan Mackenna O´Reilly, con quien tuvo trece hijos.

Vida pública[editar]

En 1825 se trasladó desde Santiago a Valparaíso, donde compró una imprenta a la que llamó «El Comercio». Su primer proyecto periodístico fue El Telégrafo Mercantil y Político, fundado el 3 de octubre de 1826, del cual se publicaron 89 números. Apenas con veintiún años, luego de haber estudiado humanidades y comercio, fundó en 1827, junto con Thomas Wells e Ignacio Silva, El Mercurio de Valparaíso. El Mercurio empezó a ser publicado diariamente a partir de 1829; hasta entonces solo aparecía los miércoles y sábados. Ese mismo año, Pedro Félix Vicuña vendió su participación en el diario y se trasladó a Santiago.

Ya en la capital chilena, trabajó como redactor del periódico La Ley y La Justicia. También participó en El Censor (1830) y la revista Paz perpetua a los chilenos (1836). En virtud de las ideas expresadas en esta última publicación, se ganó la enemistad del ministro Diego Portales. Vicuña se consideraba un liberal revolucionario; en 1831 fue elegido diputado por La Serena, siendo, sin embargo, anulada su elección por la cámara de diputados, mayoritariamente conservadora. Ese mismo año nació su hijo Benjamín Vicuña Mackenna.

Fue desterrado del país y se estableció en Perú, a propósito de la publicación de El Republicano (1845), en apoyo a la candidatura de Ramón Freire. Durante este período, escribió el libro Ocho meses de destierro o cartas sobre el Perú. Apoyó la Revolución de 1851, siendo nombrado intendente de Concepción durante el levantamiento.[1]​ Escribió El porvenir del hombre (1852).

Obtuvo la diputación por La Serena y Ovalle en 1864 y 1867, respectivamente. En el ejercicio de esta última, presentó el proyecto de ley de abolición de la prisión por deudas, posteriormente aprobado por el congreso. En 1870 resultó elegido senador por dos períodos.

Referencias[editar]

  1. Campos Harriet, Fernando (1980), op. cit. «Intendentes de Concepción», pp. 335-338.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]