Paul Mantz

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Paul Mantz (de camisa óscura a la izquierda) junto a Amelia Earhart, Harry Manning y Fred Noonan (1937)

Albert Paul Mantz (Alameda, California-Estados Unidos; 2 de agosto de 1903 - Yuma, Arizona; 7 de agosto de 1965) fue un piloto norteamericano de acrobacias aéreas, coleccionista de aeronaves, reconocido empresario de la aeronaútica y proveedor de material de aeronaútica para el cine clásico de Hollywood.

Biografía[editar]

Paul Mantz quien era hijo de pedagogos nació en Alameda, California en 1903, desde pequeño utilizó solo su segundo nombre, Paul. Desde temprana edad, Mantz se sintió atraído por la aviación y consiguió su licencia de piloto a la edad de 16 años. En 1924, en Crissy Field fue persuadido en una exposición aérea de convertirse en aviador militar. Ese mismo año se las arregló para ser admitido en el Campo Marsh, en la rama aérea del Ejército a pesar de no contar con la escolaridad suficiente para ingresar. En 1927, estando ad-portas de obtener su graduación como piloto de combate, Mantz realizó una peligrosa maniobra de acrobacia frente a un tren de pasajeros en marcha provocando el pánico en el conductor del tren al acercarse en rumbo de colisión con el rodoviario para luego hacer una maniobra impresionante de evasión; empero en el tren viajaban oficiales del ejército de alto rango y cuando furiosos dieron cuenta al oficial al mando del campo aéreo, Mantz fue expulsado sin más perdiéndose de este modo un piloto de caza con excepcionales aptitudes.

Mantz accedió a trabajar como piloto de aerolíneas comerciales e incluso llegó a formar su propia aerolínea, Paul Mantz Airlines services, pero sus ansias de superación lo llevaron a contactarse con altos ejecutivos del mundo Hollywoodense para ofrecerse como piloto de acrobacias o doble de riesgo, logrando introducirse como piloto acrobático. Uno de los primeros contratos fue con Howard Hughes en 1932 apareciendo en un film llamado Hell´s angels en una acrobacia aéra de precisión . De este modo, Mantz se transformó en una celebridad tras bambalinas, haciéndose de amistades tales como Errol Flynn, Clark Gable y James Cagney.[1]

El Mustang P-51C con que Mantz ganó el premio Bendix.

Mantz además se transformó el consultor y coleccionista de aeroplanos; uno de ellos, un P-51 Mustang denominado Excalibur III se lo vendió al piloto Charles F. Blair, Jr. quien modificó su motor y realizó el tramo New York-Londres volando sobre el Polo Norte en 1951. Mantz también fue entusiasta de las carreras aéreas y él mismo ganó el trofeo Bendix en 1946 y 1947 con este avión. Mantz fue asesor de vuelos de larga distancia fundando una escuela de vuelo y asesoró a la mítica Amelia Earhart pocos meses antes de su misteriosa desaparición.

En la Segunda Guerra Mundial, Mantz fue admitido en una unidad cinematográfica de corresponsales militares de guerra y dio baja honorable con el grado de coronel de la reserva en 1944.

Mantz ganó suficiente dinero como para comprar excedentes de la Fuerza Aérea al por mayor, logrando tener una flota privada de 475 aviones operativos, principalmente Bombarderos B-25 Mitchell y P-51 Mustang. Mantz no sólo arrendó sus aviones para la industria cinematográfica como material para puestas en escena para el cine bélico; sino que además fue piloto de riesgo de sus propios aparatos realizando en vivo escenas peligrosas. El mismo explicaba que no era un piloto acróbata sino un piloto de precisión.[2]

Mantz asesoró a Robert Aldrich y Frank Tallman en la puesta en escena del film El vuelo del Fénix (1965), logrando convencer al director que el avión hechizo que surgiría de los restos de un Fairchild C-82 Packet, matrícula N6887C usado en el film y bautizado como Phoenix debería volar realmente para dar más realismo a la producción. Efectivamente el avión hechizo (cuyas algunas partes eran de diferente procedencia) podía volar; pero el 8 de julio de 1965, estando en Buttercup Valley, en pleno desierto de Yuma, en la realización de una segunda toma de aterrizaje a pedido de Tallman, Mantz calculó mal, el Phoenix pasó por encima de un montículo al tocar tierra y se partió en dos volcándose, Mantz falleció instantáneamente con un TEC abierto, mientras que un doble de uno de los actores resultó gravemente herido. Este aparato aparece en el film original y para las tomas finales se tuvo que recurrir a un avión reconvertido. Su cuerpo fue incinerado, pero la película que ayudó a impulsar se convirtió en un exito de taquilla. Mantz al momento de su muerte tenía 25.000 horas de vuelo.

Referencias[editar]