Palacio de Campos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Palacio de Campos
Palacio de Campos 001.jpg
Información general
Catalogación Bien de Interés Cultural
Localización Tapia de Casariego
Coordenadas 43°33′24″N 6°53′06″O / 43.55663889, -6.88491667Coordenadas: 43°33′24″N 6°53′06″O / 43.55663889, -6.88491667

El palacio de Campos, o del Marqués de Santa María del Villar, o de los Magdalena, se encuentra en el paraje de Outeiro y barrio de San Pedro de la Caleya, perteneciente a la parroquia de Santa María de Campos y Salave del concejo asturiano de Tapia de Casariego. Es un ejemplo de las construcciones señoriales de la zona occidental de Asturias.

A juzgar por sus elementos más antiguos, su construcción datará del siglo XV, sin descartar un posible origen anterior. Y mediante sucesivas ampliaciones en los siglos siguientes, llegó a formar un conjunto integrado por el propio palacio, la capilla, las tapias y las huertas que lo circundan, constituyendo una excelente muestra de adecuación de la arquitectura al entorno. Fue solar de los Miranda, que desde el siglo XVIII (por haber entroncado con los Omaña) fueron marqueses de Santa María del Villar. Siguió vinculado a este título hasta el siglo XIX, sucediéndose en los linajes gallegos de Losada y Quiroga. Y durante gran parte del XX perteneció a la familia Magdalena, por cuyo apellido es también conocido.

Es un edificio de estructura dispersa y acusada horizontalidad, con marcada influencia de las construcciones palaciegas gallegas. Presenta planta baja y un piso. Está construido en mampostería de pizarra y sillares trabajados para las esquinas, cornisa, jambas, dinteles y antepechos de los vanos. Su planta tiene 1700 m2 construidos como vivienda y otros tantos dispuestos en la planta baja como zonas de almacén y servicio. La cubierta es a cuatro aguas y se realiza con lajas de pizarra, sobre las que se colocan piedras de sección piramidal en la línea de fachada. Estas piedras, sirven como elemento de refuerzo para evitar que caigan las lajas de pizarra, siguiendo un modelo muy difundido en las construcciones gallegas. Los vanos son de reducidas dimensiones en sus fachadas y se cierran por medio de carpintería enrasada. El edificio presenta un aspecto sólido, compuesto por varios volúmenes cúbicos desornamentados. En la planta baja, existen puertas con dintel en forma de arco y están distribuidas en varios de sus muros. La fachada principal es de escasa altura, en especial el piso bajo, poco peraltado y de aspecto más próximo a los presupuestos de la arquitectura tradicional que a soluciones arquitectónicas formales. Desde el punto de vista constructivo el palacio de Campos es un destacado ejemplo de la tendencia constructiva tradicional. Ésta se caracteriza por el empleo de los materiales existentes en la zona trabajados con rusticidad y por el empleo de soluciones poco evolucionadas, de acusada sobriedad, sin concesiones a lo ornamental.

Se trata de un edificio de gran valor histórico y es uno de los ejemplos más representativos de las construcciones señoriales de la zona occidental de Asturias. Se encuentran en buen estado, con pocas alteraciones y en su interior posee una interesante colección de muebles.

De la importancia que tuvo la casa, no sólo como centro económico, sino también como vivienda señorial, dan fe: las grandes dimensiones del edificio, que es uno de los mayores de la zona; la gran cantidad de bodegas, despensas y cuadras, así como la capilla; la extensa relación de tierras de labor, huertos, viñedos y cercanas áreas de cultivos frutales, no sólo como centro económico. El cobro de rentas, foros, censos y otros impuestos de tipo nobiliario; la extensa relación de bienes muebles y objetos de valor que decoraban su interior (efectuada en 1779), así lo confirman.

Capilla-ermita de San Pedro[editar]

Tiene capilla aneja pero exenta, con acceso desde el camino público y tipología de ermita. Advocada a San Pedro, en el pasado fue ayuda de parroquia, y ha dado nombre al barrio de San Pedro de la Caleya. Su construcción parece datar de mediados del siglo XVI. De sencilla planta rectangular, la nave única se prolonga en el presbiterio sin otra separación que la grada, con techo interior de madera a dos aguas y testero recto. Está fabricada de mampostería irregular de pizarra, reforzada con cantería de granito en vanos, espadaña y frontis de los muros laterales. El enlucido exterior se ha perdido en el muro testero y fachadas laterales, pero se conserva en la principal. La cubierta a tres aguas es de pizarra, con teja árabe en la cumbrera. La puerta, en los pies, es un arco de medio punto con marco de cantería, y está protegida por una antojana que descansa en la prolongación de los muros laterales. Sobre ella se alza la espadaña, rematada por un frontón triangular y una cruz de piedra.

Enlaces externos[editar]