Nothing Lasts Forever (The X-Files)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Nothing Lasts Forever
Episodio de The X-Files
Título Nada dura eternamente
Episodio n.º 9
Temporada 11
Guionista Karen Nielsen
Director James Wong
Reparto regular
Cód. de producción 2AYW08
Emisión 14 de marzo de 2018
Episodios de Undécima temporada de The X-Files
Familiar Nothing Lasts Forever My Struggle IV

Nothing Lasts Forever (en España y en Hispanoamérica Nada dura eternamente) es el noveno episodio de la temporada 11 de la serie de televisión creada por Chris Carter, The X-Files (en España: Expediente X y en Hispanoamérica: Los expedientes secretos X).

El episodio fue estrenado en la cadena Fox el 14 de marzo de 2018. Fue escrito por Karen Nielsen y dirigido por James Wong. El lema de este episodio es «I want to be beautiful», «Quiero ser bella».

En este episodio, Mulder y Scully investigan el robo de órganos humanos y descubren un culto misterioso consumido por rituales macabros.[1]

Argumento[editar]

En un quirófano improvisado en el Bronx, dos cirujanos extirpan a un hombre de sus órganos, matándolo en el proceso. La operación es interrumpida por Juliet, una joven mujer que mata a los cirujanos clavandoles en el pecho unas barras de hierro. Ella logra proteger la mayoría de los órganos y los entrega a un hospital cercano con un mensaje: «Voy a hacer que lo paguen».

Fox Mulder y Dana Scully se sienten atraídos por el caso porque la evidencia sugiere que fue un asesinato ritual. La policía descarta las especulaciones de Mulder y cree que los asesinatos están relacionados con el robo de órganos, señalando que a uno de los cirujanos se le revocó su licencia médica y estaba asociado con la mafia rusa. Reunidos en una iglesia, los agentes debaten brevemente sobre la naturaleza de la fe. Scully confirma que se han tenido en cuenta todas las donaciones de órganos legales, mientras que Mulder no ha encontrado rastros de ventas ilegales en la Dark web . Mulder relaciona el mensaje del asesino con un salmo sobre la venganza de Dios y advierte que las barras de hierro que coinciden con la forma distintiva del arma homicida han sido retiradas de la cerca de la iglesia. Debido a esto, Mulder llega a creer que los asesinatos son impulsados ​​por la ira divina en lugar de la adoración demoníaca.

Una conversación con un sacerdote los lleva a Juliet, quien les dice a Mulder y Scully que su hermana Olivia se unió a uns secta. Mientras tanto, los órganos que faltan son llevados a la casa de la solitaria estrella de televisión Barbara Beaumont y su pareja Randolph Luvenis. Beaumont ha formado una secta que consume órganos humanos para compensar el proceso de envejecimiento. A pesar de tener ochenta y cinco años, Beaumont parece tener treinta. Los efectos son solo temporales, lo que lleva a Luvenis a unirse quirúrgicamente a otros, alimentándose parasitariamente para revertir su edad. Juntos, han estado alimentando con órganos a sus seguidores y planean unirlos a Barbara con la esperanza de darle su eterna juventud. Sin embargo, las tensiones surgen cuando los órganos robados no son suficientes para alimentar a todos. Cuando Luvenis se va para robar los órganos que les falta del hospital, un miembro se ofrece a sí mismo como un sacrificio para sostener a los demás. Después de apuñalarse a sí mismo, se lo comen vivo.

Sabiendo que los órganos robados nunca se pueden usar en un trasplante, Mulder y Scully colocan un dispositivo de seguimiento en un corazón para que Luvenis se lo lleve. Siguen la señal a la casa de Beaumont e intentan acceder, sin darse cuenta de la presencia de Julieta. Luvenis, que sufre un envejecimiento acelerado sin un huésped, se somete a una cirugía para unirse a Olivia. Una vez dentro de la casa, los agentes son dominados por los seguidores de Beaumont, que arrojan a Scully por el hueco de un ascensor. Mulder es rescatado por Juliet, que mata a Beaumont con una estaca de metal. La muerte de Beaumont desalienta a sus seguidores, permitiendo que Mulder escape. Mientras trata de localizar a Scully en el sótano, Luvenis se enfrenta a Luder, quien tiene la apariencia y la fuerza de un hombre mucho más joven después de unirse a Olivia. A pesar de sus alardes de ganar la inmortalidad, Juliet lo mata. Pese a estar condenada a morir con Luvenis, Olivia dice que estaba contenta con el culto. Juliet se rinde a Mulder. Encuentran a Scully que está a salvo, después de haber amortiguado la caída con por la basura acumulada.

A continuación, Mulder y Scully regresan a la iglesia. Mulder reconoce el poder de la fe, sugiriendo que su ateísmo es porque no necesita fe en lugar de por falta de ella.

Producción[editar]

Rodaje[editar]

El rodaje de la temporada comenzó en agosto de 2017 en Vancouver, Canadá, donde se filmó la temporada anterior, junto con las cinco primeras temporadas del programa.[2]

Guion[editar]

El episodio fue escrito por Karen Nielsen en su primer crédito de la serie. Nielsen también trabajó como coordinadora de guionistas para las temporadas 10 y 11. La inspiración de Nielsen para el episodio fue revelada en una entrevista con SyfyWire:

Por lo tanto, he estado fascinada con personas que son muy religiosas. Mi hermana es muy católica y yo no. Siempre me ha fascinado que Scully sea muy católica y Mulder no lo sea. Me incliné a creer que sería interesante hacer que Scully reflexionara un poco sobre su religión, especialmente con lo que estaba sucediendo en su vida con William. Y entonces Glen (Morgan) pensó que una secta sería una forma realmente interesante de yuxtaponer eso. Y dije que si, tienes razón y Jim (Wong) estaba súper emocionado también. Entonces, Glen trajo la idea de la secta y ahí es donde creo que llegó el germen del viaje emocional.

A pesar de que el episodio es el penúltimo episodio de la temporada, Nielsen pensó que quería que la escena final del episodio se relacionara con la próxima conclusión. Quería que todo le guiara a William, tratando de crear un impulso que pensara que era necesario.[3]

Recepción[editar]

Nothing Lasts Forever recibió críticas positivas. En Rotten Tomatoes tiene una aprobación del 100 % con una calificación promedio de 7.57 de 10 basado en 8 revisiones.[4]​ Liz Shannon Miller, de IndieWire, calificó el episodio de bonito, pero vale la pena dejarlo vibrar en el cerebro esta semana, como preparación para el final de temporada.[5]

En su emisión inicial en los Estados Unidos el 14 de febrero de 2018, recibió 3.01 millones de telespectadores, lo que representa una disminución con respecto al episodio anterior, que tuvo 3.46 millones de telespectadores.[6]

Referencias[editar]

  1. «Listings - THE X-FILES SEASON 11 EPISODE 9» (en inglés). TheFutonCritic. Consultado el 9 de marzo de 2018. 
  2. Mooney, Harrison (3 de agosto de 2017). «David Duchovny, X-Files return to Vancouver as shooting for 11th season begins». Vancouver Sun (en inglés). Consultado el 8 de agosto de 2017. 
  3. Bennett, Tara (14 de marzo de 2018). «Exclusive: X-Files writer Karen Nielsen goes into the gore and emotional glory of ‘Nothing Lasts Forever’». Syfy (en inglés). Consultado el 15 de marzo de 2018. 
  4. «Nothing Lasts Forever» (en inglés). Rotten Tomatoes. Consultado el 15 de marzo de 2018. 
  5. Miller, Liz (14 de marzo de 2018). «‘The X-Files’ Review: The Grossest Episode of Season 11 Reminds Us That ‘Nothing Lasts Forever’» (en inglés). IndieWire. Consultado el 15 de marzo de 2018. 
  6. Porter, Rick (15 de marzo de 2018). «‘The X-Files’ adjusts down: Wednesday final ratings». TV by the Numbers (en inglés). Consultado el 15 de marzo de 2018.