Narciso de Gerona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Narciso de Gerona
Narcis xilo 1.jpg
Grabado de San Narciso (siglo XVIII)
Apóstol y Mártir
Nacimiento s. III
Gerona
Fallecimiento 29 de octubre de 307
Gerona
Venerado en Iglesia católica
Festividad 29 de octubre
Atributos moscas
Patronazgo Gerona, Augsburgo, campesinos de Alguer (Cerdeña)
[editar datos en Wikidata]

Narciso fue un obispo de Gerunda (hoy Gerona), martirizado junto al diácono Félix en el siglo IV. Su vida aparece narrada en varios martirologios, como el de Usuardo y el de Equilino. Según estás fuentes (llenas de datos fabulosos y de contradicciones), Narciso nació en Gerunda en el seno de una familia noble de la ciudad. Convertido en predicador, él y su diácono Félix visitaron la región de los Alpes y Alemania. Se instaló en Augsburgo, donde convirtió a la prostituta Afra y otras mujeres de su burdel. De vuelta a Gerunda, ciudad de la que se le supone obispo,[1]​ fue martirizado junto a su diácono y a otros muchos fieles en el mismo lugar donde posteriormente se levantó la iglesia de San Félix.

Seguramente el Narciso de Augsburgo sea un santo distinto del de Gerona y su identificación se deba a la confusión de dos personajes homónimos.[2]

Capilla de San Narciso en la iglesia de San Félix (Gerona). En este altar se conserva la urna con los restos del santo.

El milagro de las moscas[editar]

San Narciso es conocido por el llamado milagro de las moscas, insectos que, además, constituyen su atributo iconográfico más reconocible.[2]​ En 1286, durante el asedio a Gerona de las tropas de Felipe II de Borgoña, del sepulcro del santo surgieron una multitud de moscas que atacaron a los soldados franceses que pretendía profanar su tumba y los hicieron huir, salvando a la ciudad del dominio extranjero.

Los teólogos de la Contrarreforma consideraron este episodio una simple leyenda y lo eliminaron de la hagiografía del santo.[2]

Historia crítica[editar]

Un primer análisis histórico crítico del San Narciso de Gerona nace a partir de las actas del martirio de Santa Afra de Augsburgo. Lo hace Manuel Mundó i Marcet (Asncari) (Barcelona 1923 - 2012), historiador y paleógrafo, en el artículo La autenticidad del sermón de Oliba sobre San Narciso de Gerona, publicado en los Anales del Instituto de Estudios Gerundenses, en 1974. Santa Afra ya tenía unas actas de martirio en el siglo VII. En tiempos de Carlomagno (VIII-IX) se añaden textos complementarios en los que aparecía San Narciso, su diácono Félix y la conversión de la santa. Mundó apunta a una posible intención político religiosa, para establecer, por medio del obispo Narciso, un nexo unificador entre las sedes episcopales de las marcas más alejadas del imperio francoː Augsburgo y Gerona. A principios del siglo XI la popularidad de San Narciso irá creciendo y acabará sustituyendo al santo patrón de Gerona antes de la invasión de los francos, San Félix de Gerona, quien vino de África con San Cucufato, y que sufrió el martirio en 304 en la ciudad de Gerona.

Festividad y patronazgo[editar]

Su festividad se celebra el 29 de octubre. San Narciso es el patrono de las ciudades de Augsburgo y de Gerona. En esta última, se celebran en su honor las fiestas mayores de la ciudad y su comarca.

Bibliografía[editar]

  • FUENTE, Vicente de la: Historia eclesiástica de España. Madrid: Compañía de impresores y libreros del reino, 1873.
  • RÉAU, Louis: Iconografía del arte cristiano. Iconografía de los santos. Traducción: Daniel Alcoba. Barcelona: Ediciones del Serbal, 1997.
  • RODRÍGUEZ VILAGRAN, Ángel. San Narciso, el santo de las moscas. Barcelona: CPL, 2014.

Notas[editar]

  1. La Sagrada Congregacion de Ritos lo puso en duda en 1628, según FUENTE (1873) pág. 125.
  2. a b c RÉAU (1997) p. 419.