Nórico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Noricum
Provincia del Imperio romano
Roman Empire - Noricum (125 AD).svg
Noricum en el año 125
Datos generales
Capital Virunum y Magdalensberg
Entidad Provincia
Idioma nórico, rético, latín
[editar datos en Wikidata]

Nórico (en latín NORICVM) fue un reino o federación de tribus célticas ubicado en territorios de la actual Austria, la Baviera alemana y parte de Eslovenia. Fue convertido en una provincia romana, dividida más tarde en Noricum Ripense al norte y Noricum Mediterranum al sur y considerada dentro del territorio diocesal del Illyricum Pannoniæ junto con Panonia y Dalmatia.

Su extensión incluye los hoy día estados austríacos de Carintia, Salzburgo, Alta Austria, Baja Austria, Estiria, parte del estado alemán de Baviera y también regiones del Litoral esloveno.

Las provincias romanas vecinas eran Recia al oeste, Panonia al este y Dalmacia al sureste. Por el sur lindaba con la misma Italia, y por el norte con el río Danubio que era la frontera del Imperio Romano con las tribus germánicas.

El emperador Augusto decidió que esta zona podía continuar libre como un estado vasallo del Imperio, pero en la época de los emperadores de la dinastía Julio-Claudia se determinó que el Nórico debía incorporarse al Imperio para mejorar las defensas frente a los germanos. Así, Noricum se transformó en provincia procuratoria, dirigida por un procurador ecuestre, y sin más tropas de guarnición que unidades auxiliares.

Bajo Marco Aurelio, la presión de los cuados y marcomanos hizo que durante las guerras marcomanas, la provincia fuera ascendida de estatus, recibiendo un gobernador senatorial y una legión como guarnición permanente, la legio II Italica, con base en la capital de la provincia Lauriacum (Lorch, barrio actual de Enns, Austria).

En los siglos III y IV sufrió continuos ataques germanos, particularmente de los alamanes.

La provincia fue una de las últimas dependencias del Imperio en el siglo V, todavía controlada desde Italia en el momento de la caída de Rómulo Augústulo en 476. En estos años, la provincia romana fue evangelizada por San Severino, quien a raíz de la muerte de Atila dejó su retiro eremítico para estar junto a los que habían quedado abatidos por los ataques de los bárbaros hunos.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]