Museo Oro del Perú y Armas del Mundo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Museo Oro del Perú y Armas del Mundo
Lima Peru, Museo Oro del Peru.jpg
Localización
País Flag of Peru.svg Perú
Ciudad Lima
Dirección Alonso de Molina 1100, Monterrico, Santiago de Surco
Información general
Tipo Museo arquelógico
Museo de armas
Información visitantes
Sitio web www.museoroperu.com.pe
Coordenadas 12°06′28″S 76°57′59″O / -12.1078, -76.9664Coordenadas: 12°06′28″S 76°57′59″O / -12.1078, -76.9664
[editar datos en Wikidata]
Gruesa plancha de oro para revestimiento de muro. Cultura inca.
Máscara de oro de la Cultura Lambayeque, Perú.
Comadreja de oro de la Cultura Frías, Perú.
Nariguera de la Cultura Mochica.
Guante de oro de la Cultura Lambayeque.

El Museo Oro del Perú y Armas del Mundo es un museo arqueológico y militar ubicado en el Distrito de Santiago de Surco, en Lima (Perú), creado en la década de 1960 a partir de la colección privada del empresario y diplomático peruano Miguel Mujica Gallo.

Estructura[editar]

El edificio de dos pisos que contiene esta colección está hecho en concreto armado y su ingreso se realiza a través de una bóveda de seguridad al estilo de una gran caja fuerte de un banco.

La colección[editar]

Donación al Estado[editar]

El museo, donado al Estado peruano por Miguel Mujica Gallo es administrado por la Fundación Miguel Mujica Gallo, creada ex profeso para conservar la colección reunida a lo largo de varios años.

Actualmente la Fundación es dirigida por Victoria Mujica Diez Canseco.

Oro del Perú[editar]

La adquisición de su contenido peruano, de más de ocho mil piezas, la mayor parte producto del huaqueo indiscriminado de los sitios arqueológicos de la costa norte del Perú, fue inspirada por la admiración a la historia del Perú que tuvo este coleccionista y con la finalidad de mantener el legado orfebre de tiempos milenarios, como homenaje a las culturas peruanas precolombinas en sus diversas manifestaciones conteniendo materiales tales como metales preciosos como el oro, plata y algunas de platino, múltiples textiles, ceramios, momias, fardos funerarios y otros valiosos objetos de la época.

De esta manera evitó que estas joyas valiosas fueran exportadas y el patrimonio cultural perdido definitivamente, o que terminaran en manos de reducidores inescrupulosos o se dispersaran luego de su fallecimiento.

Sus piezas dan una idea, en general, de lo que encontraron los españoles cuando llegaron al Perú, produciéndose el encuentro entre dos culturas, aquella que le daba el máximo valor a los metales preciosos y la local que valorizaba el tiempo del trabajo en realizar o confeccionar un objeto, no obstante haber utilizado los metales preciosos por razones religiosas, de estatus de poder, como utensilios o como parte de sus vestimentas o atuendos.

A través de ellas, se ha podido conocer no solamente los avances de la metalurgia, las costumbres, creencias y la vida que se llevaba en dichas culturas.

El oro y la plata revistieron un complejo simbolismo mágico religioso en todas las culturas peruanas. En las preincas, estos metales representaron una constante dualidad sol-luna, día-noche, femenino-masculino. En el Imperio inca, el dios sol o Inti representó la soberanía en el plano divino y la diosa luna o Mama luna, llamada también Mama Quilla, fue esposa de Inti, madre del firmamento. En el Templo del Sol una orden de sacerdotisas le rendía culto.

Las formas que adquirieron estos metales indicaron el rango jerárquico y el poder de quienes lo usaron en su vida así como la importancia que se les adjudicó en sus entierros.

Los antiguos peruanos desarrollaron técnicas no conocidas por los europeos, tales como darle color a superficies metálicas dorándolas o plateándolas.

Todas las culturas preincaicas fueron orfebres de estos metales, aunque solo cuatro de ellas destacaron al máximo nivel.

En esta clasificación cabe mencionar a las culturas Vicus, Mochica, Lambayeque y la Chimú que se desarrollaron en la costa norte del Perú.

Posteriormente a estas culturas, surge el Imperio inca que es el más rico en posesión de objetos metálicos en oro y plata y en la calidad y finura de sus terminados.

Victoria Mujica, al referirse a los documentos históricos que se encuentran en el Archivo de Indias, cita uno que dice:

“ En el fastuoso templo del Koricancha (Cusco) había un disco de oro macizo del tamaño de una rueda de carro que representaba al dios sol, ídolos de oro de tamaño natural con la figura humana y llamas de oro y plata también de tamaño natural, y numerosas planchas del mismo metal que cubrían las paredes del templo”.

Armas del Mundo[editar]

Sable de Alejandro I, Zar de Rusia y espada de Fernando VII, Rey de España.

Producto de sus incontables viajes al exterior, Miguel Mujica Gallo fue coleccionando también diferentes armas del mundo, datando las más antiguas del siglo XIII a. C. Era un asiduo comprador en todos los remates importantes en donde los hubiera.

Veinte mil armas de todos los tiempos y países son expuestas en el museo, que por la cantidad, la calidad, el estado de conservación y los poseedores originales de estas piezas, puede considerarse uno de los más destacados del mundo en esta especialidad.

En sus ambientes, además de armas, se pueden apreciar uniformes de guerra, monturas de caballos, armaduras, espuelas y otros objetos que marcaron época a través del tiempo y los personajes de la historia desde hace más de tres mil tres cientos años.

Fuentes[editar]

  1. Oro del Perú. Obras procedentes del Museo oro del Perú y Armas del Mundo. Fundación Miguel Mujica Gallo, Lima, Perú. Victoria Mujica, Gabriela Schörbel, Luis Enrique Tord, Luis Hurtado. ISBN 84-95653-52-4
  2. Oro del Perú. Aurelio Miró Quesada Sosa. ISBN 2-85518-073-2
  3. Oro de Perú. Fundación C.V. Marq., Diputación de Alicante. Depósito legal: V-2549-2004.
  4. Página oficial del Museo.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]