Mujer de Las Palmas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Mujer de Las Palmas es el nombre con el que se conoce a los restos fosilizados de un humano cuyo esqueleto arqueológico (probablemente con origen en el pleistoceno) fue hallado en una cueva inundada (cenote) cerca de Tulum, Quintana Roo, México, el año 2006 y que data de hace aproximadamente 10 000 años, esto es, de la denominada "edad del hielo".

Antigüedad de la osamenta[editar]

Es la osamenta más antigua encontrada hasta ahora en la Península de Yucatán, a partir de cuya reconstrucción forense se sostiene la hipótesis de que el continente americano y, particularmente Mesoamérica, fue habitado por diversas corrientes migratorias y...[1]

"...no solamente a partir de una o dos oleadas procedentes del norte de Asia a través del estrecho de Bering, como refiere una de las teorías más divulgadas.."[2]

El nombre usado de Las Palmas deriva del nombre del cenote donde fue encontrado el esqueleto. Debido a la excelente preservación de los restos, se ha podido incluso recrear la apariencia física de esta persona, encontrándose que los rasgos fisonómicos resultan cercanos a los de la población del sureste asiático.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia de México ha revelado recientemente, a partir de los estudios de antropología forense realizados en Francia, lo que sería una escultura de la Mujer de Las Palmas que ha sido expuesta al público. Se muestra en tal reconstrución a una mujer de entre 44 y 50 años, con 1.52 cm de estatura y un peso de 58 kilos.

"La recreación de cómo pudo haber sido esta antigua mujer se hizo en un taller francés siguiendo los patrones establecidos por antropólogos físicos mexicanos, quienes determinaron que el esqueleto encontrado por los espeleobuzos James Coke y Jerónimo Avilés en la cueva Las Palmas, a 4.5 km de Tulum, era de un individuo del sexo femenino, entre 44 y 50 años al momento de morir, con 152 cm de estatura y un peso de 58 kilos".[3]

El esqueleto arqueológico en cuestión que es uno de los tres con mayor antigüedad de América, fue encontrado dentro de un cenote sujeto a investigación espeleológica en la costa oriental de la Península de Yucatán, en el Caribe mexicano, como parte de un proyecto de mayor envergadura desarrollado por el INAH y orientado al propósito de registrar, clasificar, estudiar y proteger los cenotes de la región.[4]

Otras osamentas[editar]

La de la mujer de Las Palmas, es otra osamenta, junto con la del Joven de Chan Hol, la de la Mujer de Naharon, y la del Hombre del Templo, descubiertas entre 2005 y 2006, todas en el interior de cuevas inundadas en la Península de Yucatán. Son piezas clave para entender el poblamiento de América, “ya que fortalecen la hipótesis de que el continente americano se pobló a partir de varias migraciones provenientes de Asia”, según el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), de México.[5]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Nota tomada de Cavernas de Tulum: Estos descubrimientos subacuáticos componen la colección de osamentas más completa y en mejor estado de conservación de la Prehistoria de América, corresponden a la época del Pleistoceno y aportan una información de gran valor para definir la época de la llegada del hombre a América, la cual ha sido discutida mediante la teoría del poblamiento tardío y mediante la más reciente teoría del poblamiento temprano. Las posibles trayectorias de migración del ser humano al continente americano, que actualmente se debaten son: (Todas ellas estimadas en la última glaciación)
  2. MARK STEVENSON The Associated Press. «Osamenta arqueológica sugiere migración diversa en México». El Nuevo Herald. Consultado el 23 de julio de 2010. «El arqueólogo gubernamental Alejandro Terrazas afirmó que el panorama se ha complicado debido a que el rostro reconstruido de la mujer semeja más al de los habitantes de zonas del sureste de Asia como Indonesia. "La historia no es así de sencilla", dijo Terrazas. "Esto indica que el continente americano fue poblado con varios movimientos migratorios, no solamente a partir de una o dos oleadas procedentes del norte de Asia a través del estrecho de Bering, como refiere una de las teorías más divulgadas",». 
  3. «Revelan el rostro de la mujer de la era del hielo». Diario de Yucatán. 23 de julio de 2010. Consultado el 23 de julio de 2010. «Cita del Diario de Yucatán:La probable identidad de la Mujer de Las Palmas se logró gracias a que el esqueleto fue encontrado prácticamente completo (90%) y en muy buen estado de conservación, y pudieron practicársele los más avanzados estudios de antropología forense. La escultura de cuerpo completo, realizada en Francia, ofrece una aproximación de las características físicas que pudo tener la Mujer de Las Palmas, cuya antigüedad oscila entre los 10,000 y 12,000 años, y está visible al público en la exposición 390 ppm. Planeta alterado. Cambios climáticos y México, en Guanajuato 
  4. «‘Resucita’ INAH a Mujer de Las Palmas». Periódico La Vanguardia. 23 de julio de 2010. Consultado el 23 de julio de 2010. «Cita:"Las revelaciones:La figura de cuerpo completo muestra una estructura corporal, piel y ojos, “semejante al de las poblaciones del sureste asiático, lo que refuerza la hipótesis de que al continente americano no sólo llegaron movimientos migratorios del norte de Asia, sino también del centro y del sur”, dice el instituto. “Nuestra posición hoy en día, gracias al estudio de La Mujer de Las Palmas, es que el modelo de las dos migraciones de paleoamericanos y amerindios es muy limitada. Lo que proponemos ahora es que los fenómenos de microevolución local fueron más importantes que las migraciones”, comenta en el documento Alejandro Terrazas, antropólogo físico de la UNAM".» 
  5. Diario de Yucatán (26 de agosto de 2010). «Extraen de una cueva en Yucatán un esqueleto de más de 10,000 años». Consultado el 27 de agosto de 2010. «Junto con los huesos de la Mujer de Naharon, La Mujer de las Palmas y El Hombre del Templo, descubiertos en años anteriores también en el interior de cuevas inundadas, el “Joven de Chan Hol" es pieza clave para entender el poblamiento de América, “ya que fortalece la hipótesis de que el continente americano se pobló a partir de varias migraciones provenientes de Asia”, según el INAH.» 

Enlaces externos[editar]