Asesinato de Miquel Grau

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Miquel Grau»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Miquel Grau.

Miquel Grau (Alicante, 1957 - 16 de octubre de 1977) fue militante del Moviment Comunista del País Valencià que murió asesinado por el impacto de un ladrillo lanzado por el extremista de Fuerza Nueva Miguel Panadero. El delito de odio se produjo mientras Miquel colgaba carteles reivindicativos del Día Nacional del País Valenciano de aquel año.

Asesinato[editar]

En 1977 se celebraba el 9 de octubre, Día Nacional del País Valenciano de forma legal. En los días previos, varios partidos convocantes se repartían la ciudad por zonas para pegar carteles.[1]

La noche del 6 de octubre de 1977, cuatro militantes del Moviment Comunista del País Valencià se encontraban en la Plaza de los Luceros de Alicante pegando carteles de la convocatoria de la pre-Diada (víspera del 9 de octubre). Eran Llum Quiñonero (24 años), Miquel Grau (22), Juan Ángel Torregrosa (19) y Javier Álvarez (14). Un militante de Fuerza Nueva, Miguel Ángel Panadero Sandoval, lanzó un ladrillo desde su balcón que impactó en la cabeza de Miquel Grau, dejándole en coma. Sus compañeros le llevaron al Hospital 20 de Noviembre donde fue atendido. Diez días más tarde, el 16 de octubre, Miquel Grau falleció.[1][2]

Entierro y funeral[editar]

El entierro de Miquel Grau se realizó en Alicante, una comitiva llevaba el féretro al Cementerio Nuestra Señora del Remedio acompañados de 18.000 de personas. Por orden del Gobernador civil, las fuerzas antidisturbios de la Policía Armada cortaron el paso y forcejearon con la comitiva para quitarles el féretro, que se llevaron en coche al cementerio para acortar el acto. La Policía cargó contra los que pretendían ir hacia el cementerio y los dispersaron.[3][4]

En Valencia se celebró el funeral en la Iglesia de San Martín, promovido por dieciocho partidos y centrales sindicales. Según El País, acudieron entre 7.000 y 10.000 personas que ocupaban la iglesia y varias calles aledañas. Un militante del MCPV leyó un texto en memoria de Grau:[4]

Miquel fue muerto porque se oponía al fascismo, porque quería libertad para nuestro pueblo, porque quería la autonomía para el País Valenciá. No es un atentado aislado del fascismo. Militantes dé partidos democráticos también han sido agredidos en Valencia y Alicante. En librerías y revistas han puesto bombas. Las amenazas a demócratas no han parado.

Fragmento de texto leído en el funeral de Miquel Grau[4]

Juicio, condena e indulto[editar]

Miguel Ángel Panadero se entregó a la policía en octubre.[3]​ El juicio contra Miguel Ángel Panadero se celebró el 2 de junio de 1978 en la Audiencia Provincial de Alicante. Además de la fiscalía, hubo dos acusaciones: una por parte de la familia y una acusación popular representada por Juan María Bandrés e integrada por el Moviment Comunista del País Valencià, Partido Socialista Popular, Unión Sindical Obrera, Liga Comunista Revolucionaria, Partido Comunista de los Trabajadores y otras organizaciones.[3][5]​ Al juicio acudieron multitud de simpatizantes de extrema derecha y fascistas, así como los familiares, amigos y militantes de izquierda.[3][2]​ La principal disputa en el juicio fue acerca de si se trataba de un asesinato con motivación política o no. Panadero mantenía que no tenía relación con ningún grupo fascista y actuó por las molestias que le causaban los carteles, mientras que dos testigos le relacionaban con movimientos fascistas. El fiscal solicitó catorce años de cárcel y la acusación popular veinte. Finalmente Miguel Ángel Panadero fue condenado a doce años y un día de reclusión menor.[3]​ La defensa presentó un recurso que fue desestimado por la Sala Segunda del Tribunal Supremo en enero de 1979.[6]

En mayo de 1979, el Ministro de Justicia del gobierno de Adolfo Suárez, Iñigo Cavero, concedió un indulto parcial a Miguel Ángel Panadero, conmutando la pena de doce años por una de seis en prisión mayor. Debido a este indulto, quedó en libertad en 1982.[7][1]

Memoria[editar]

El 2015, el Ayuntamiento de Alicante instaló una placa conmemorativa en la Plaza de los Luceros, en el lugar exacto del asesinato. También se le concedió la Medalla de Oro de la Ciudad a título póstumo y se aprobó dedicarle una calle. Se trató de una iniciativa de Compromís per Alacant respaldada por todos los grupos municipales.[8][9]​ Desde noviembre de 2016 Miquel Grau da nombre a la hasta entonces denominada calle de García Morato de Alicante.

En la cultura popular[editar]

  • El grupo de música Al Tall sacó en 1978 la canción A Miquel assasinaren en recuerdo de Miquel Grau.

Referencias[editar]

  1. a b c Bolland, Enrique (8 de octubre de 2015). «Honor a un mártir de la libertad». El País (Alicante). Consultado el 13 de octubre de 2017. 
  2. a b Siles, Jose M. (1978). «Lo mató un ladrillo fascista». Interviú (109). ISSN 2340-7379. 
  3. a b c d e «En Alacant el mataren». El Temps (en catalán): 52-57. 25 de septiembre de 2007. ISSN 1130-8060. 
  4. a b c Millas, Jaime (20 de octubre de 1977). «Funeral y manifestación por el joven muerto en Alicante». El País (Alicante). Consultado el 13 de octubre de 2017. 
  5. Raneda, Mari Carmen (2 de junio de 1978). «Juicio contra el presunto homicida de un joven valenciano». El País (Alicante). Consultado el 14 de octubre de 2017. 
  6. «Doce años de prisión al homicida de un militante de izquierda». El País. 3 de enero de 1979. Consultado el 14 de octubre de 2017. 
  7. «El condenado por la muerte de Miquel Grau es procurador en Valencia». Las Provincias. 7 de marzo de 2013. Consultado el 14 de octubre de 2017. 
  8. Peñalba, Rubén (7 de octubre de 2015). «Alicante paga su deuda con Miquel Grau». eldiario.es. Consultado el 14 de octubre de 2017. 
  9. «Alicante concede la Medalla de Oro a Miquel Grau, 38 años después de su asesinato». La Vanguardia. 31 de julio de 2015. Consultado el 14 de octubre de 2017. 

Enlaces externos[editar]